Maternidad

Caída de los dientes de leche

Yo no estaba preparada para la caída de los dientes de leche, principalmente porque eso significa que mis peques se hacen mayores y no quiero pensarlo.

Pero, obviamente los niños crecen y llegó el momento.

Leo amaneció el día de Año Nuevo con un diente en la mano y una sonrisa de oreja a oreja.

caja para guardar los dientes de leche
caja para guardar los dientes de leche

Hasta hace pocas semanas él no quería que se le cayesen los dientes, me imagino que por esa parte de desconocimiento, no sabía si le iba a doler, si habría sangre… pero a un compañero del cole se le cayó un diente durante la hora del almuerzo y Leo vino contándolo entusiasmado.

Pudo comprobar que su amigo no se había quejado y que la pérdida de sangre había sido mínima, así que vino deseoso de que llegase su turno.

Casualmente durante esos días tuvimos visita al dentista y le dijo “uy estos dientes que poco te van a durar”, podéis imaginaros su cara de satisfacción. Es más, incluso le preguntó en varias ocasiones cuándo llegaría ese momento jaja.

Él ha ido ayudando con la lengua a que ese diente se cayese, hasta que por fin el día de Año Nuevo se presentó en nuestra cama tan feliz con el diente en la mano y luciendo su sonrisa desdentada y hablando del Ratoncito Pérez 🙂

Durante todo el día estuvo pensándose si dejar el diente debajo de la almohada para que se lo llevase el Ratón o quedárselo para coleccionarlo.

Y yo, que no quería tener los dientes por ahí rondando al final he cedido y le dije que podíamos escribirle una nota pidiéndole si podía dejarnos un regalito y el diente para coleccionar, ósea que a Leo le ha salido redonda la jugada y esta encantado.

caida de los dientes de leche

He comprado una Caja para guardar los dientes igual que esta, debería haberla comprado antes porque ha tardado un par de semanas en llegar, pero ya he dicho antes que no estaba prepararda para la caída de los dientes 🙁

El que no para de repetir que a él no se le van a caer los dientes es a Gonzalo, y cuándo le explicamos que los dientes de leche tienen que caerse me dice que a él ya se le cayeron de bebé y los que tiene ahora ya son “los fuertes” 🙂

¿A qué edad se caen los dientes de leche?

Siempre teniendo en cuenta que cada niño es distinto y lleva un ritmo diferente, lo habitual es que la edad en la que comienzan a caerse los dientes de leche sea a los 5 años.

Los dientes de leche empiecen a ser sustituidos por los definitivos y el cambio completo se suele producir alrededor de los 12 años. Pero siempre puede variar en función del niño. El niño de unos amigos es unos meses más pequeño que Leo y ya hace meses que tiene varias piezas definitivas, en cambio hay muy pocos niños de su clase a los que se le haya caído algún diente.

¿Por qué y cómo se caen los dientes de leche?

Los dientes que van a ser los definitivos van empujando a los de leche que primero hacen que estos se aflojen y se muevan para terminar cayéndose.

La recomendación es no forzar que los dientes se caigan. Pero también entiendo que es complicado para un niño no tocarse con la lengua el diente.

Leo cada vez que se acordaba se andaba con la lengua, ahora una vez caído el primer diente parece que al resto los ha dejado tranquilos, de lo que me alegro un montón, la verdad.

¿Qué tal fue vuestra experiencia con la primera caída de los dientes de leche?

¿Estáis esperando una próxima visita del Ratoncito Pérez?