Niños

Cambio de la cuna a la cama

Hace unos dias os enseñe la habitación que le pusimos a Leo, con cuna, al llegar Gonzalo hemos decido que de momento compartan habitación, en casa hay otra pero… ES MIAAAAAA!!!! jaja.

Vamos a intentar que duerman juntos un par de años, luego ya veremos, o si la cosa no funciona pues no me quedará otra que asumir que me quedo sin Habitación Rosa…

Bueno, a lo que iba, siempre hemos pensado que todos los cambios que hiciésemos con el peque tendrían que ser despacito, con mucho mimo, sin traumas para nadie.

Asique cumplidos los 23 meses pensamos que sería bueno que Leo pasase de la cuna a la cama para irse adaptando y que cuándo llegue Gonzalo no sean todo cambios. Aunque Gonzalo dormirá con nosotros unos meses, igual que hicimos con Leo.

¿Cómo ha ido?, pues los pasos han sido, mientras mis padres se llevaron al niño toda la mañana del domingo, cambiamos la habitación, pusimos la cama y dejamos la cuna, aunque cambiada de posición. Cuándo llego a casa le dijimos que había una sorpresa y cuándo le preguntamos si le gustaba dijo que SI.

A la hora de dormir…COMO SI NADA!!!

Es verdad que busca las paredes de la cama, que le hemos pillado mas de una vez en horizontal pero oye… él tan feliz. Que le ha dado igual, el la llama la cuna grande y nos repite que es de Leo.

Asique genial, y todo esto me lleva a pensar, cuántas veces nosotros mismos les crearemos el miedo a los cambios a nuestros peques. Yo que andaba agobiada por la cama y se ha quedado en nada.

El primero de mis temidos cambios superado y con nota, este chico es un campeón!!!