Cómo establecer un presupuesto familiar

Cada vez que os pregunto de qué temas queréis que hable en el blog siempre surge el tema de la economía familiar y además que sois varias (o varios) los que me lo pedís. Así que hoy os voy a contar cómo hacer un presupuesto familiar.

Evidentemente no voy a dar cantidades exactas, ni porcentajes, es simplemente contaros cómo nos organizamos en casa por si os sirve. Cómo siempre, desde mi experiencia personal, aunque aquí también puedo hablar un poco por experiencia profesional…

Lo primero de todo es sentarnos tranquilamente que a esto hay que dedicarle su tiempo, coger calculadora, extractos de la cuenta, tarjetas, domiciliaciones … es decir, tener todo a mano, no me vale lo de “luego lo miro” porque vamos a intentar ajustarnos lo máximo posible a nuestra realidad.

También estaría muy bien si el presupuesto lo podemos elaborar con la pareja, para que no se escape ningún gasto y además sea más fácil la elaboración.

Por supuesto cada familia se organiza cómo quiere, unos unirán los ingresos y todo sale de una cuenta común, otros aportarán una cantidad al presupuesto familiar dejando el resto para sus gastos personales… no hay nada mejor ni peor, cada uno sabe lo que tiene que hacer, yo hablaré en general.

Empezamos, que sino será eterno el post!

Presupuesto familiar:

presupuesto familiar

Necesitaremos, papel, lápicero, goma de borrar, calculadora y tiempo!

Anotar los ingresos que tenemos.  El sueldo, si tenemos ingresos por un alquiler, por una paga… lo que sea. Si por ejemplo nuestros ingresos no son fijos, haremos una media de lo que hemos cobrado en el último año, siempre y cuándo sigamos trabajando en lo mismo y los ingresos sean iguales.

Anotar los gastos, todos! y aquí vamos a echar un rato…

A mi me gusta anotar todos los gastos y hacer media anual. Por ejemplo, voy apuntando lo que pago todos los meses de recibo de luz, sumo y luego divido entre doce  meses. Así con todo

Por otro lado reviso los gastos de las tarjetas y voy sumando gastos, por un lado gastos de gasolina, ropa, …. Sumo lo que me he gastado en el año y divido otra vez entre doce meses. Ya os he dicho que era una tarea larga…

Y luego también tengo en cuenta esos “pequeños gastos” que al final se notan. Por ejemplo, cumpleaños de amigos de los niños, aquí ponemos 10€ cada vez que vamos a un cumple y los padres se encargan del regalo, me parece lo más práctico. Pues si yo sé que Leo asiste quince cumpleaños (por ejemplo) al año multiplico 15×10/12=12,50€ de mi presupuesto mensual irán destinados a cumpleaños de Leo. Si tengo dos hijos esa cantidad la multiplico por dos.

Estaréis pensando, que rollo tener que controlar 25€, pero os aseguro que no lo es una vez que hagamos todo el proceso y se agradece.

¿Véis la idea, no? Todos los gastos, por pequeños que sean me gusta sumarlos y dividirlos entre 12. La razón es muy sencilla, hay meses que son más complicados y así nos evitamos las temidas “cuestas de Septiembre” por ejemplo.

Si todos los meses vamos apartando una cantidad para la vuelta al cole, llegará Septiembre y tendremos el dinero preparado, no será ningún problema ya que no vivimos con el sueldo del mes.

Una vez cuantificados todos los conceptos vamos a dividirlos en categorías, para que no sea tan rollo en nuestro día a día.

Vamos a preparar una plantilla y vamos apuntando todos los gastos, hipoteca, recibo luz, teléfono, gas, comunidad, colegio… todos los conceptos que tenemos.

Para no tener que hacer tantos apartados yo sumo los gastos de Contribución, agua y alcantarillado, seguros de hogar…. en un único concepto y lo llamo “gastos casa” por ejemplo.

(Por favor, recordar que todo esto es orientativo, cada uno tendrá unos gastos y lo distribuirá a su manera)

Y cuándo tengamos todos, sumamos.

Y esta suma tiene que ser inferior a los ingresos que hemos anotado antes o… tendremos un problema.

Anotando todos los gastos seguramente nos hayamos sorprendido de la cantidad de dinero que se nos va en cosas que no imaginábamos.

Si nuestra intención es ahorrar o ahorrar más de lo que lo estábamos haciendo ahora es cuándo tenemos que ir concepto por concepto estudiando la posibilidad de reducir gastos.

Yo reconozco que a mi estas cosas me encanta hacerlas y tengo cuantificados los gastos de vacaciones, los posibles gastos en decoración… soy bastante pesada en este tema y lo tengo casi todo cuantificado ( o todo 😉 ).

Pero así es muy fácil saber en todo momento en que gastamos más, en qué podemos ahorrar…

Si se puede yo añadiría una partida de Ahorro, aunque sea para meter 30€ al mes para imprevistos.

A partir de aquí tendríamos que ir apuntando absolutamente todos los gastos y una vez a la semana por ejemplo,  ir pasándolos a nuestra tabla para ir viendo en qué nos estamos pasando y si tenemos que reducir.

Si no nos hemos gastado lo presupuestado genial, lo dejaremos “de bote” en ese mismo concepto. Esto nos puede pasar por ejemplo en el recibo de gas en el mes de Agosto, seguro que tendremos previsto más gasto del que vamos a tener, pero lo vamos a gastar de más en el mes de Febrero por ejemplo.

Si conseguimos hacer bien el presupuesto familiar en unos meses lo tendremos todo controlado, sabremos en qué se nos va el dinero y en que partidas podemos gastar menos y así ahorrar para futuros imprevistos.

Este presupuesto familiar deberemos reorganizarlo cada vez que entren conceptos nuevos, o una subida de sueldo…

¿Qué pasa cuándo nos llega un ingreso extra con el que no contábamos? Si se puede, a mi me gusta dividirlo, una parte para algún capricho que se agradece un montón y otra parte directamente a ahorrarlo.

¿Soléis hacer un presupuesto familiar?

¿Os parecen útiles?

Si tenéis dudas, o alguna pregunta por favor decírmelo!! estaré encantada de contestar, si queréis por privado ya sabéis dónde encontrarme, hola@mamapuede.com

Y si queréis algún tema en concreto os dejo el enlace a este post que tiene activo todavía el cuestionario.

 

 

14 comentarios en “Cómo establecer un presupuesto familiar

  1. ¡¡¡¡¡Hola!!!!
    Qué buen método.
    Hace unos años lo hacía así y la verdad es que podía permitirme caprichos, viajes, escapadas…mi madre siempre fue de hacer presupuestos, botes huchas…y es genial.Mi problema vino con la crisis que de un día para otro nos vimos bajo mínimos, al principio tiramos con lo que había(lo bueno de los botes y huchas) pero luego tocó discurrir. A día de hoy hago algo parecido a ti aunque menos meticuloso que antes, me centro en los gastos fijos y luego improviso un poco.
    Muy feliz semana.

  2. Para nosotros, a parte de controlar como tu dices el gasto, es super importante ahorrar.
    Todos los meses una parte va a ahorro nuestro y otra parte a una cuenta para los niños en previsión de futuros estudios, etc.
    El tener siempre algo de dinero ahorrado nos da la tranquilidad de que si ocurre un imprevisto no te hace mucha faena.
    Estoy muy de acuerdo contigo en que hay que ser muy conscientes de lo que se gasta, porque sino se nos puede ir de las manos.

  3. Yo no hice un presupesto exactamente, pero algo del estilo. Durante unos seis meses estuvimos haciendo un control de entradas y salidas, en una hoja de excel compartida entre mi marido y yo. Cada gasto que íbamos teniendo lo íbamos anotando en el excel a tiempo real (aunque fuese sólo un café o una cocacola) y así nos fuimos haciendo una idea de los gastos mensuales que teníamos. Hace tiempo que ya no lo hacemos, porque los gastos eran prácticamente iguales todos los meses… nos sirvió para tener una idea exacta de cuanto gastábamos al mes y en qué, y comprobar que se ajustaba a nuestro presupuesto y a nuestras expectativas de ahorro.

    • De eso se trata, no hace falta hacerlo siempre, pero si unos meses para saber en qué se nos va el dinero, yo lo hago siempre porque ya he dicho que me gusta jaja.
      Muchas veces nos sorprendemos de todo lo que nos gastamos en cosas que pensabamos que no, pero una vez que lo tenemos claro ya es sólo ajustar si es necesario y punto.

  4. Aquí otra que tiene su libreta y su excel. La gente flipa, porque lo controlamos todo… Pero la verdad es que nos sirve. Se nos fue un poco de las manos con la compra del piso y con mi cambio de trabajo, pero tengo ya todo mas o menos controlado, eso si, en casa 2018 será el año del ahorro. Imtenteremod controlar al máximo el gasto… Ya qud 2017 fue el del descontrol! Eso si… Siempre ahorrando fundamental!

    • A mi me costó mucho acostumbrar a mi pareja a que me entregase los tickets de la compra jaja, pero ahora ya no se le escapa uno!

      Al dejar el trabajo imaginate, hemos tenido que ajustar todas las partidas, pero bueno, al final si tienes la costumbre cogida no es complicado.

  5. Yo también soy igual, jajaja, deformación profesional??, me gusta apuntarlo todo y ahorrar es también una parte fundamental en nuestras vidas. Tuve una época, pequeña, en la que fui más de gastar y de vivir más al día que fue cuando compré el piso, vivía de alquiler en otro sitio y además compraba bastante ropa y viajaba un montón, pero vamos, te hablo de una época concreta, el resto he sido más de previsión y ahora más todavía (con niños no quiero dejar nada a la improvisación)

    • Yo creo que la profesión influye mucho! jaja
      Yo reconoco que me gusta mucho sentarme a calcular, ver de dónde ahorrar… de hecho lo hago yo sola porque Óscar pasa, lo que yo haga le parece bien.

      Yo así de vivir al día no recuerdo ninguna época, pero de comprar ropa, de salir de cenas, viajar.. sin mucho control si jaja, pero también creo que es una etapa para vivir y disfrutarla, si podíamos pues ya está, el problema es cuándo no puedes y lo haces.

  6. Yo cuento cada 2 meses lo que hemos gastado entre domiciliaciones, tarjetas y efectivo (en esta partida alguna que otra cosa se nos escapa, pero bueno). Luego comparo con lo que hemos ingresado y como nunca nos excedemos con los gastos, por ahora no me estreso más con los números.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: