Cómo llegaron unos periquitos a mi casa

Os voy a contar la historia de cómo llegaron unos periquitos a mi casa, para entrar a formar parte de la familia Mamá Puede.

El tema de las mascotas ha sido un tema muy recurrente en casa, si me seguís desde hace tiempo lo sabéis porque ya os lo he comentado en varias ocasiones.

Hasta ahora lo íbamos sorteando cómo podíamos, bueno, en realidad lo iba sorteando yo sola porque el papá era casi peor que los niños…

El caso es que a mi no me gustan nada los animales y además tenemos un piso pequeño y poco tiempo y no me parece que mi casa sea un lugar adecuado para tener un perro, un gato… o lo que sea.

Además hay que sumarle que Leo tiene alergia al pelo de algunos de ellos con lo cual el tema se complica.

Cómo en casa de los abuelos paternos hay una perrita ellos van y se quitan un poco el gusanillo de tener mascota, pero me seguían pidiendo algo “pequeño”, tortugas, un geko…. total que un día que me levante más debilucha o menos negociadora les dije “si conseguís reunir 100 firmas os dejo que tengáis un pájaro”

Dije pájaro porque me parece que es el animal más apropiado para tener en casa y di la cifra 100 porque me pareció que era una cantidad desorbitada para ellos y que pasarían del tema.

Pasado un rato Leo se presentó con este folio para recopilar firmas

plantilla para conseguir periquitos
plantilla para conseguir periquitos

Ahí supe que había metido la pata hasta el fondo porque Leo es muy persistente y nos pidió permiso para mandar un video pidiendo firmas al grupo de whatsapp familiar…

Al día siguiente me pidió llevar el folio al cole para que le firmasen sus amiguitos, y cómo me pareció un follón le dije que fuese preguntando y que yo me fiaba de él, luego cuándo llegase a casa marcariamos las casillas con los nombres de quién estuviese de acuerdo y listo.

Total, que poco a poco me fui haciendo a la idea de que en breve aumentariamos la familia…

Eso sí, cómo sólo un pájaro me daba mucha pena optamos por comprar dos y aquí están.

periquitos
nuestras mascotas

Por supuesto, hemos hablado mucho de sus cuidados, de que hay que atender a los animales y me han asegurado que yo no me voy a tener que encargar de nada, aunque dudo mucho que eso sea así.. en fin, que de entrada les he visto muy responsables para hacerse cargos de sus mascotas y no sabéis la ilusión que tenían, sobre todo Leo que ha sido más participativo en todo el proyecto, diseñando jaulas, bebederos, camas para los pájaros…

Ya os contaré cuándo pase algún tiempo que tal se han adaptado los pájaros a su nueva casa y los niños a tener una mascota.

¿Habéis tenido alguna vez periquitos?

¿Tenéis mascotas en casa?

14 comentarios en “Cómo llegaron unos periquitos a mi casa

  1. Bueno….. bueno…..menudo paso has dado!!!
    Yo soy como tú…..los animales fuera…..y casi ni eso….xo no he podido evitar que en mi patio haya una nueva inquilina …..una tortuga , y claro antes éramos uno contra uno…. Xo ahora los críos ya quieren q este allí y jugar a buscarla….

    • Para lo que hemos quedado… jaja
      La verdad es que los pobres no dan un ruido (los periquitos) así que de momento no vamos mal.
      Una tortuga en el patio siempre que no la quieran meter en casa se puede llevar bien, no te quejes y que no sigan pidiendo! jaja

  2. Ay, los periquitos… ya te dije en su día que te habis quedado corta con el numero de firmas ??. Aunque hay que reconocer que Leo es persistente, eh? Mi mayor tardaría muchísimo más en reunir las firmas ?

  3. Jajaja, yo soy al revés, tengo un montón de animales,(todos recogidos, yo no los compro), y me encantan pero la verdad es que dan trabajo, hay que limpiar a fondo para que la casa no tenga pelo y organizarnos para ir de viaje, por ejemplo, es terrible, menuda logísitica porque claro, no quiero esclavizar a toda la familia solo porque yo haya decidido tener animales. Pero al final siempre se consigue.

    Besos y son guapísimos, ya nos irás contando como los cuidan, aunque yo creo que sí que los van a cuidar, mi hermana y yo de pequeñas cuidábamos a nuestros hámsters, cobayas, peces y tortugas, en cambio el canario lo cuidaba mi madre porque ella lo adoraba y a nosotras nos daba miedo que se nos escapase al limpiarlo, como vuelan es un poco más difícil.

    • La jaula de los periquitos tiene una bandeja extraible así que lo pueden hacer los niños perfectamente jaja. Cuándo haya que hacer limpieza general que se encargue el papá.

      Eso es cierto, las mascotas cuándo sales de viaje son un problema, ya veremos que hacemos nosotros…

  4. Bueno ya sabes que a mi me gustan toooooodos los animales. Me encantan, no lo puedo evitar, y creo que si no fuera porque a mi marido no le gustan absolutamente nada, tendría la casa llena.
    Y mis hijos, afortunadamente han heredado mi amor por los animales. Sueñan con tener un perro, pero claro, es que en casa es imposible.
    Tenemos a nuestra hanster que es guapisima, y aunque se ocupan de ella, el tema de la limpieza lo hago yo porque hay que cambiar el serrin, agua, lo friego bien todo cada semana. Vamos que la tengo como una reina pero disfruto con ello. Fijate que cuando mi marido cedió a comprar un hamster, me dijo es para los niños, pero se que tu eres la más ilusionada, jejejej

  5. Es que me encanta, me encanta, me encanta cómo se las han ingeniado tus hijos para conseguirlo. ¡¡Es de admirar!! Y los periquitos son preciosos, te veo poniendo morritos frente a la jaula y hablandoles con tono bebé ??

    • jaja pues no les pongo morritos pero un poco si que les hablo, porque me dan cosina… y si estoy limpiando el polvo por ejemplo, pues les digo algo… yo que sé jaja

      La verdad es que yo me sorprendí de cómo se las ingeniaron, bueno que en realidad fue Leo, para conseguirlos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: