Cuándo tienes dos hijos

Cuándo tienes dos hijos en ocasiones hay que elegir… Es lo que peor llevo de todo.

Cuándo tienes dos hijos es complicado que tengan el mismo horario, que los dos quieran hacer lo mismo a la vez, es difícil que si uno se pone malo el otro no se lo pille, si uno duerme mal el otro lo hará a la noche siguiente…. pero si hay algo que llevo mal es cuándo tengo que elegir entre uno y otro.

Ojo, que no lo cambio por nada, que no tengo duda de que la decisión más acertada en mi vida no fue la de tener un hijo, sino la de tener dos, pero siempre hay cosillas que lo complican.

Este fin de semana teníamos planeada la excursión con la guarde. Desde un principio contábamos con ir los cuatro y más ahora que Gonzalo también se ha incorporado al centro infantil.

Si bien es cierto que la excursión no era muy adecuada para niños de la edad de Gonzalo ahí íbamos envalentonados todos, porque me encanta hacer cosas «en familia» cómo dice Leo.

¿Cuál ha sido el problema? En este caso Gonzalo. Dos días antes empezó con fiebre. ¿Qué hacíamos?

Teníamos varias opciones,

– Quedarnos todos en casa, mal para Leo que tenía mucha ilusión por ir con sus amigos a la excursión

– Ir todos a la excursión, mal para Gonzalo que seguramente no estuviese cómodo con fiebre todo el día fuera de casa en la calle.

Y nos quedaban otras dos, repartirnos y quedarnos uno con Gonzalo y otro ir con Leo ó bien ir los dos con Leo y dejar a Gonzalo con mis padres.

Al final optamos por irnos de excursión y dejar a Gonzalo en casa de mis padres. Estuvimos pensándolo hasta el último minuto e incluso un poco después también, porque cómo comprenderéis no es fácil dejar a uno de tus retoños en casa para irte con el otro y apuntito estuve de darme la vuelta y quedarme yo con Gonzalo.

Si optamos por ir con Leo los dos, es porque últimamente esta un poco rarete. Esta más rebelde, ojo, nada del otro mundo pero claro, teniendo en cuenta que es un niño  súper buenino y obediente pues el que llevemos un par de semanas discutiendo para cenar o cosas así pues a nosotros se nos hace raro, aunque sea lo más normal del mundo, por lo que pensamos que no estaría mal aprovechar para hacer algo los tres ya que Gonzalo no iba a poder disfrutar de la excursión.

Después de pasar el día puedo decir que Gonzalo estuvo estupendamente, primero porque le remitió la fiebre y estuvo mucho mejor y segundo porque estuvo a su aire con mis padres jugando, de paseo… y una vez pasada la excursión tengo claro que no era para él. Hubiese sido agotador para todos!

Leo estuvo  muy contento de tenernos a los dos para él. Eso de poder agarrar la mano de los dos, de que toda nuestra atención fuese exclusiva…. aunque no lo diga sé que de vez en cuándo le viene muy bien.

Hubiese presumido mucho de su hermano delante de sus amigos, estoy segura,  a todos les iba explicando que Gonzalo se había quedado en casa de la abuela porque estaba malito.

¿Y para nosotros? Pues yo hablo por mi y le eché muchísimo de menos! no os podéis imaginar, me falto «algo» todo el día. Una cosa es cuándo no me queda más remedio que dejarles malinos para ir a trabajar pero cuándo tengo la opción de decidir… se hace muy cuesta arriba. Ese sentimiento de culpabilidad que siempre esta ahí.

Pienso que hicimos lo más acertado, pero te queda la cosilla… Es una pega de tener dos hijos….

¿Alguna vez os ha pasado lo de tener que decidir entre uno y otro?

Por cierto, que Leo se lo pasó genial en la excursión y a mi me gustó mucho el pueblo que no lo conocía, otro día os lo cuento

39 comentarios en “Cuándo tienes dos hijos

  1. Bueno, eso de elegir entre ellos debe ser dificilisimo. Yo solo tengo uno y medio así que aún no sé qué es, pero supongo que se te tiene que hacer muy cuesta arriba.
    Sin embargo, si a Leo le vino genial, pues mira, bienvenido sea ese día, no? Y en cuanto a lo de rebelde… Qué te voy a decir??? Será una fase, jajaja
    Muakkk

    • Si, supongo que es una fase y ya, de hecho desde el sábado está más relajado, yo creo que le vino muy bien toda nuestra atención.

      Pero se hace duro tener que elegir, y eso que Gonzalo nos recibió con una gran sonrisa y cómo si nada, mi niño que es más bonito…

  2. Es absolutamente normal. A mi me está pasando día sí día también. Pero sobretodo me pasa cuando estoy con Carlota y no con Álvaro. Aunque todas las semanas me llevo más de un día a Álvaro para que esté sólo con mami. Hicistéis bien y Leo estaría orgullosísimo de estar con sus dos padres en la excursión 100% para él…

  3. Bueno, y ya ni te cuento cuando tienes q elegir entre tres,jaja…aunque obviamente, si el bebé llora, es lo primero. El caso es q nunca llora y acabo atendiendo a los otros antes, y normalemnente antes a Rafa porque Alfonso ya entiende mejor las cosas… ES normal, ellos lo van asumiendo sin ningún problema mientras no se sientan apartados, y creo que eso no lo hacemos…
    Ummm, igual Leo está pasando por esa fase que tuvo Alfonso justo al cumplir los 3 años… Tampoco pasa nada, todos tienen crisis!!! Y oye, si no tiene rabietas, mejor!!!!
    Jo, a mí me toca la excursión d ela guarde el viernes próximo, pero claro, al ser entre semana, maridín trabaja. Y tengo q enterarme de si se puede llevar sillita… en fin, una odisea todo! besin

    • Pero te vas tú sola con los tres? eres una campeona! yo directamente me quedaría en casa! jaja

      La verdad es que normalmente me siento bien en ese aspecto, procuro repartir el tiempo entre los dos, si un día le doy más atención a uno al día siguiente al otro, salvo necesidades puntuales.. más o menos bien, pero cuándo tengo que decidir dejar a uno en casa lo llevo fatal.

  4. A mí eso me pasaba cuando hacían deporte, ambos iban al mismo pero claro, uno era niño y otro niña y eran distintas categorías y jugaban a la vez, uno en un cole y el otro en otro cole, así que nos repartíamos, también venían mis padres y mi hermana y lo echábamos a suertes para verlos a los dos, un fin de semana unos veían a uno y al siguiente veían al otro.
    Y luego había excursiones de fin de curso a la vez…menudas odiseas, pero compensa con creces. Un besito.

    • Claro que compensa! no me arrepiento ni por un segundo de tener dos, ya digo que es la mejor decisión de mi vida. Pero que mal rato pase el sábado…

      Menos mal que podemos contar con la familia para estos casos, ale todos a ver a los niños! jaja

  5. Yo creo que tengo mucha suerte, porque al ser tan seguidos Alejandra y Diego casi siempre hacemos todo juntos. De hecho Diego esta integradisimo con los amigos de Alejandra y Alejandra con los de Diego, con lo cual incluso les invitan a cumpleaños. Esta tarde por ejemplo tenemos un cumple de la clase de Alejandra y Diego esta invitado porque claro siempre juegan con el a la salida del cole.
    De todos modos he de decir que en alguna ocasión, poquisimas, que he estado sóla con uno de los dos, se les ve felices, como tu dices tienen las dos manos para ellos y son el centro de atención. Pero es inevitable echar de menos al otro.
    Como tu dices aunque a veces sea dificil, no cambiaria tener dos hijos por nada del mundo.
    Un besote.

  6. Si que tiene que ser complicado, solo leyéndote no sabría que opción escogería yo… Pero por lo visto, la que vosotros escogisteis fue la correcta, porque los peques no pudieron pasárselo mejor, y eso es lo importante. Así que, nada de culpas!! 😉

    un besito!

    • Ainss las culpas son inevitables! Creo que me acompañaran toda la vida, pero tampoco es cuestión de dramatizar, los dos estuvieron bien y la próxima vez vamos toda la familia

    • Si Gonzalo hubiese ido encantado! El problema es que no estaba del todo bien para disfrutarlo y a Leo también le hubiese restado disfrute, en fin que la próxima salida todos juntos!

  7. Nosotros sólo tenemos a la bichilla única y aún así de vez en cuando ya toca dividirse: unos al parque y otros a comprar, unos a la calle, otros a limpiar… cuando llegue otro churumbel ¡nos van a faltar manos y adultos en casa!

  8. Me pasa más a menudo de lo que me gustaría porque encima yo tengo niño y niña y.. por mucho que queramos y que les enseñemos para ellos hay cosas de chicas y de chicos…. así que … unas veces le toca aguantar al mayor… otras a la pequeña y en ocasiones nos separamos y cada padre se va con uno… la opción dejar a uno con los abuelos e irnos con el otro no la hemos puesto en práctica pero porque no tenemos con quién hacerlo que si no… alguna vez hubiera usado ese comodín 😉

  9. Ay, te comprendo perfectamente. A mí también me ha pasado en alguna ocasión y es muy duro cuando dejas a uno, aunque también es gratificante para el otro tener a los dos sólo para él, creo que es bueno de vez en cuando hacer actividades sólo con uno de ellos, pero que no siempre sea el mismo, está claro.

  10. Tiene que costar tanto…Ojala pudiéramos dividirnos,ee!
    Estoy segura que tomaste la decisión correcta, los dos tuvieron un día «diferente» y estuvieron bien, eso es lo importante 🙂

    Un abrazoo

  11. Te entiendo, debe ser muy complicado. Me alegro que lo hayan pasado bien en el paseo con Leo. No quiero ni pensar cuando dentro de poco me toquen estas situaciones…muy duras.

  12. Pues en breve supongo que a mi también me tocará decidir alguna vez y que se me hará tan difícil como a ti…
    De todas formas, si Gonzalo estuvo contento y a Leo le sentó bien teneros a los dos en exclusiva, pues mejor que mejor ¿no?

  13. NO puedo hablar por experiencia pero me parece que acertasteis en la decisión. Si el peque no estaba muy muy malito, con tu madre estaba muy bien, y así Leo os tuvo para el solo, que seguro que eso no ocurre muy a menudo así que de paso le habéis regalado un día de atenciones solo para el. Espero que el peque ya este mejor.

    • uyyy muy a menudo.. el pobre, la última vez que estuvimos los tres solos fue a primeros de Marzo y porque teníamos que ir a una revisión en Neumología con él y fuimos los tres solos, ya ves que planazo…

  14. Me viene esa sensación alguna noche cuando hay que elegir a quien dormir o cuando te paras a pensar con quien has estado más o menos duran te el día. Tiene pros y contras, pero la verdad que cuando están malitos necesitan cuidados especiales, y seguro que lo cuidaron genial. Y leo cómo dices, agradecería mucho tener rato en exclusiva. Besotes!

    • Yo también me angustiaba un poco con eso, pensar con quién había pasado más rato durante el día para intentar compensar, pero no se puede medir así, no es sano para los niños y menos para ti que alimentas un sentimiento de culpabilidad sin sentido. Un día uno a lo mejor te necesita las 24 horas y el otro esta tan feliz por ahí que ni se ha dado cuenta. Además siempre estamos pendientes de los dos, aunque estemos jugando con uno estamos hablando con el otro… para eso somos súper madres, no?

  15. ay! Me pongo en tu situación y veo muy difícil elegir, pero lo hicísteis bien, suena bastante razonable, y supongo que al mayor le vendría bien tener a sus padres para él por un día.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: