Pasar de la cuna a la cama

Ya hemos pasado de la cuna a la cama con Gonzalo. Unos días antes de cumplir los dos años instalamos la cama en la habitación.

Ya os hablé hace un par de meses que tenía ganas de hacer el cambio aunque eran más mis ganas que otra cosa, porque el niño no daba muestras de estar mal, pero de ese tiempo para acá la cosa cambió.

No es que Gonzalo se caracterice por dormir bien, pero es cierto que en las últimas semanas dormía peor, metía los pies entre las verjas de la cuna… no sé, cómo que de repente notas que no está bien, que no está cómodo.

Así que el primer fin de semana libre que tuvimos nos fuimos a comprar la cama.

Cuándo hicimos el cambio con Leo lo hicimos más en plan “sorpresa”, le dejamos una mañana con mis padres y cuándo le fuimos a recoger se encontró con la cama montada para dormir la siesta, la verdad es que nos funcionó muy bien, le gustó la sorpresa y  Leo durmió perfectamente desde el primer momento.

Pero por aquello de arriesgar esta vez lo hicimos totalmente contrario. Nos cogimos a los niños y nos fuimos todos a comprar la cama, allí estuvieron probando aunque yo tenía claro cuál íbamos a comprar, pero les dí la oportunidad de opinar.

camas para niños
Estuvieron buscando la cama más apropiada

Lo que si eligieron ellos fueron las fundas del nórdico, vale…. fueron un poco dirigidos… de aquello que les das a elegir entre unas poquitas pero al fin y al cabo ellos decidieron cuál se llevarían para sus camas y hablo en plural porque a Leo también le compramos una funda nórdica nueva para que no se sintiese desplazado ni al margen de este cambio. En casa los cambios nos afectan a todos así que todos tenemos que formar parte.

En cuánto llegamos a casa mis chicos empezaron a trabajar, había una cama que montar! y allí estuvieron trabajando los tres, unos más que otros la verdad, porque Gonzalo que era el principal interesado enseguida se aburrió, pero lo importante es que también participó.

de la cuna a la cama
los dos trabajaron duramente para montar la cama

Aunque durante este tiempo Gonzalo no mostraba mucho más interés que el típico de la novedad cuándo llego la hora de acostarse se mostró muy contento, se subió a la cama y dijo “paga  luz, a dormir”. Y hasta hoy, la verdad es que está durmiendo mucho mejor, las primeras noches le costó un poco encontrar su sitio pero también porqué se empeñó en utilizar la almohada y era algo nuevo para él, pero luego durante la noche está tan feliz.

Es cierto que con Gonzalo no tenía miedo a este cambio, con Leo pensaba que esto sería muy complicado pero ni con uno ni con otro y las dos veces el cambio lo hemos hecho de manera distinta.

¿Qué tal os fue con el paso de la cuna a la cama?

27 comentarios en “Pasar de la cuna a la cama

  1. ¿Qúe cambio? No se de que hablas! jajajaja! Mi querida hija sigue durmiendo en su cuna pegada a mi cama, y con la llegada del bebé tiene claro lo que va a hacer…

    Patita: Ama, la cuna se la voy a dejar al bebé porque va a ser pequeño y yo soy grande
    Yo: ¿Y tu donde vas a dormir?
    Patita: En una cama nueva de mayores que vamos a poner al lado de aita!!!!!

    No digo más 😉

  2. Pues Joel aún sigue durmiendo en su cunita y no parece que tenga mucho interés en cambiar. La verdad es que no tengo muy claro si hay una edad a tener en cuenta para realizar este cambio. Él en su cuna duerme bien y no la rechaza para nada ni tampoco es un niño al que le guste dormir en la cama con nosotros ni nada de eso. Así que… no sé… es una idea que me ronda la cabeza pero… me asusta un poco la verdad. Tengo que decir que nuestra cuna es bastante grande pero… también él ha crecido.
    Aplaudo vuestra forma de hacer las cosas!!!
    Un abrazo!

    • Yo no creo que haya una edad para el cambio sino más bien señales que nos dan los niños, si él duerme bien pues ya está. Lo mismo dentro de 15 días empiezas a notar cambios o pasa medio año… Seguro que cuándo llegue el momento lo sabes.

  3. Yo reconozco que no noté cambios en el sueño cuando les cambié a la cama… ni tampoco noté que la cuna se les quedase peuqeña, sencillamente lo hice porque ya había un bebé en casa que enseguida iba a dejar la minicuna, jaja… Creo que lo de que vayan a comprar la cama y que la monten es super buen idea!!!

  4. Nosotros lo hicimos con mi bichilla durante las vacaciones de navidad, y ahora, casi 4 meses después hemos llegado a un punto mejor, en el que sólo tiene un despertar por la noche, momento en el que se acaba lo de dormir en su cama y se viene a la nuestra. Pero está siendo todo un descanso aunque nuestro proceso no ha sido nada rápido. la semana que viene nos mudaremos y ¡vuelta a adaptarse a un nuevo dormitorio! A ver si sale mejor o peor que el primer intento.

  5. En mi caso también el cambio se hizo de manera difierente. A Alejandra la cambiamos muy chiquitita, pero quería hacer el cambio antes de que naciese Diego para que no pensase que la quitabamos su cuna por el. En el caso de Diego era un poco más mayor, pero en ambos casos se adaptaron fenomenal.
    He de decir que mis hijos son de los dormilones, con lo cual estos cambios son bastante fáciles.
    Un besote.

  6. Hola!!! A me pilla lejos pero recuerdo claramente que ambos se adaptaron muy bien. Para ella fue más novedad proque era la primera, él ya estaba acostumbrado a sentarse y echarse en la cama de ella a jugar y fue como más natural.
    Las fotos me encantan, la del montaje es lo más.
    Besos.

  7. Qué bien que haya sido tan fácil. Mi enano hay noches que pide cama, aunque normalmente duerme en la cuna aún. Lo bueno es que lo de la cama no debe parecerle un horror así que puede que no sea complicado el cambio. Pero, por ahora, que haga lo quienquiera que, total, en cualquier lado duerme igual de mal jajajaj

    • Nosotros a los 5 meses les cambiamos de la minicuna a la cuna en su habitación a los dos y la verdad que mejoramos el sueño todos, los niños y nosotros y al pasar de la cuna a la cama también mejor.

      Tal vez nos podíamos ahorrar el paso a la cuna…

  8. Nosotros aún tenemos pendiente el paso a la cama, porque no hemos tenido prisa por ahora y todos dormimos muy a gustito, pero ya va siendo hora de planteárselo. Que bueno que todo haya ido sobre ruedas, si es que a veces implicarles en el tema lo hace todo mucho más fácil.

  9. Yo es que ese paso me lo salto cuando quiero jaja. Tenemos su habitación, y una cama pequeña al lado de la nuestra así que el decide cada día donde dormir..tiene 3 camas para escoger.
    me encanta como te ayuda a montar la camita, el mío está igual todo el día con las herramientas “ayudando” a papá.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: