Diferencias entre mis días de vacaciones

Pensaba que al final no escribiría nada esta semana pero de repente me apetecía escribir sobre mis diferencias entre mis días de vacaciones.

¿Os acordáis que ya expliqué las diferencias entre mis fines de semana de antes de tener a los niños y ahora? pues esto es algo parecido.

Diferencias entre mis días de vacaciones

Elección de vacaciones antes:

Procurabamos coincidir en las vacaciones (mi pareja y yo), en verano siempre 15 días y el resto si podíamos algunos días también, vamos que intentábamos coincidir lo máximo posible.

Elección de vacaciones ahora:

Cuánto menos coincidamos mejor!, no es que nos queramos menos, no seáis mal pensados… pero si nosotros coincidimos menos los niños estarán atendidos por nosotros más semanas. Matemáticas puras.

Si buscamos una semana juntos para irnos a la playa en verano y el resto mejor repartirnoslas. Aunque si días sueltos, por ejemplo yo tengo esta semana y él se ha cogido el viernes para poder hacer una escapada.

Salidas de antes:

Cuándo hace unos años cogía una semana suelta o un par de días lo que haciamos era intentar cuadrar los días y así hacer alguna escapada, Praga, Londres, Lisboa, Milán… o si no combinabamos los vuelos pues nos quedabamos en España, Asturias, Cantabria, Madrid… dónde fuese.

Salíamos del hotel por la mañana y hasta la noche, patear, ver y rutas gastronómicas.

Y si teníamos más días buscábamos destinos más lejanos.

Salidas ahora:

Busco destinos cerquita para poder salir el fin de semana, para que no sea tan cansado.

En lugar de hoteles, apartamentos para que a los niños les resulte más cómodo.

Y nuestras preferencias van en función de ellos, ¿qué los niños se han vuelto locos por los dinosaurios? Pues no se me ocurre mejor destino que ir a visitar el Museo Jurásico de Asturias.

Días de vacaciones en casa antes:

Si por lo que fuese no coincidiamos en algunos días esos días estaban destinados íntegramente a mi misma, peluquería, compras, tratamiento de belleza… y si tenía vacaciones en Mayo o en Octubre cambio de armario.

Días de vacaciones en casa ahora:

Estoy planeando durante semanas lo que voy a hacer, seleccionar ropa que valga y la que no, intentar cuadrar tutorias con las profes (esta semana no lo he conseguido), descambiar ropa que he pedido por internet y no vale y si ando bien de tiempo quedarme un par de horas de tiendas, ir a la peluquería (porque lo llevo posponiendo semanas), limpiar armarios, cristales…

Vamos, que mi lista para las vacaciones es interminable pero llega la hora de la verdad y todo lo que tenía pensado cambia por pedir cita con la pediatra porque mis hijos tienen la rara costumbre de ponerse malos cuándo yo estoy de vacaciones, que ojo, por un lado lo agradezco pero por otro… se va al traste toda la planificación!!

Y así me encuentro hoy en el ecuador de mis vacaciones, no he hecho nada de todo lo que tenía previsto, lo único ha sido pedir cita en la peluquería por que me urge ir y no puedo retrasarlo más que ya suficiente lo he pospuesto y el resto nada de nada.  Me tocará preparar la maleta para el fin de semana deprisa y corriendo y dudo mucho que pueda hacer algo más.

Y todo lo que tenía pensado hacer me tocará hacerlo a base de madrugar un poquito más varios fines de semana, eso y tener la habitación de la ropa desordenada….

Cómo podéis comprobar, nada que ver el antes con el ahora. Mis días de vacaciones han cambiado un montón.

¿Pero sabéis de lo que disfruto estos días especialmente? de dejar e ir a buscar a Leo al cole, me encanta hacerlo! Ese beso de despedida, esa sonrisa en cuánto te ve al otro lado de la verja…

Con Gonzalo esta vez no lo he podido disfrutar porque no le he llevado a la guarde, pero también es precioso cuándo abren la puerta de su clase y dicen “Gonzalo ya ha venido mamá a buscarte” y le veo dejar todo lo que este haciendo y venir corriendo hacia a mí con una sonrisa de oreja a oreja y llevándose por delante a todos los niños que se cruce jaja

Eso es lo mejor, ni poder levantarme una hora y media más tarde, ni ir a la peluquería, ni poder ir de compras cuándo puedo ir ni nada de nada, lo cambio todo por estar a la entrada y salida del cole.

Estas son básicamente las diferencias entre mis días de vacaciones

¿me contáis las vuestras?

10 comentarios en “Diferencias entre mis días de vacaciones

  1. Totalmente de acuerdo, que diferente es la planificación con niños. Yo sobre todo he cambiado los destinos, con lo que me gustaba a mi coger un avión y patear ciudades, y desde que tengo a los niños no lo he hecho porque sinceramente no aguantan estar todo el día caminando para ver una ciudad que a ellos no les interesa, jejejej.
    Yo lo que no perdono es el verano. A nosotros nos gusta mucho cogernos el mes de agosto entero para estar todo el més los cuatro juntos, me parece genial y lo disfrutamos a tope.
    Que envidia me das, ¿tienes ya cita en la pelu? hace que no voy yo mas de un año. La última vez cogí las tijeras en casa y me hice un super capeado, jajajajajaj, y no se me da mal del todo.
    Un besote.

    • Nosotros salimos fuera una vez con Leo, nos fuimos a Edimburgo y yo ya iba embarazada de Gonzalo, la verdad es que se hizo muy llevadero pero ya cambió muchisimo el tipo de viaje.
      Con Gonzalo ya nos ha dado pereza y hemos decidido esperar a hacer esos viajes cuándo ellos los puedan disfrutar más y mientras tanto hacer otro tipo de escapadas que antes no haciamos.

  2. jajaja, cambia bastante el concepto, sí… yo desde que he sido madre, no he vuelto a ir al extranjero, pero bueno, ya lo haré en unos añitos… Uyyy, en casa al final no da tiempo a nada, a mí se me va media mañana entre recoger la cas, lavadoras, hacer comida, comora, todo con el peque q es como una lapita…y cdo me siento a trabajar algo son las 12,30 de la mañana… qué le vamos a hacer!

    • Yo también he pensado en posponer los viajes fuera unos añitos y así disfrutarlos más. Con Leo si hicimos uno pero con Gonzalo ya nos dió más pereza.
      Ahora toca disfrutar de otro tipo de destinos.

  3. Jajajaja, eso nos pasa a todas.
    Mis viajes cambiaron mucho, aunque con el tiempo sí que volvimos a hacer buenos viajes, pero los primeros años de apartamento y totalmente distinto.
    Y el día a día igual, siempre surge algo inesperado que lo cambia todo, pero aún así compensa, ese tiempo con ellos no tiene precio.

    • En ese planteamiento estamos nosotros, ya haremos otro tipo de viajes cuándo sean más mayores, que además de todo se disfruta.

      Toda la semana pasada estuve liada con Gonzalo, imposible hacer nada 🙁

  4. Yo desde que soy mamá tengo que cuadrar las horas del día como si fuera el tetris entre mI madre, mi marido y yo. En las vacaciones la cosa ha cambiado y mucho!!! Ya no viajamos fuera de España y creo que será así durante algunos añitos pero, vamos, que no cambio yo ahora mis veranos campestres con mi nene ni por 20 viajes a NY!!

    • Esa misma sensación es la que tengo yo, la de organizar mi tiempo como si fuese un tetris, mira que me gustaba ese juego! jaja

      Mira este fin de semana hemos estado en Lastres (ya os lo contaré), pero te aseguro que no cambio el rato de jugar en la playa sin hacer nada más y dejando de ver casi todo el pueblo por las palizas que nos pegabamos antes a ver cosas. De verdad que no.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: