Disciplina Positiva con Ely de Educar en Calma

Hoy os quiero hablar de la disciplina positiva, pero desde el punto de vista de una experta en el tema, no voy a entrar en dar mi valoración personal que si queréis en otro post os la cuento, pero hoy quería centrarme en que se entendiese lo que es la Disciplina Positiva.

Tengo que decir que de manera intuitiva, he ido poniendo en práctica algunos de los principios de esta metodología, o de esta manera de ver la educación o la vida, porque cómo leeréis más adelante, no se queda únicamente en la parte de la educación de nuestros peques, pero lo he ido haciendo sin saber que esto formaba parte de la Disciplina Positiva.

Obviamente había muchas cosas que se me escapaban por lo que finalmente este verano hice el  curso de Disciplina Positiva de Educar en Calma.

Disciplina Positiva

Conozco a Ely desde hace bastante tiempo así que confié en que podría ser una buena profesora y es de ella de quién he tirado para que nos explique un poquito más sobre esta metodología.

Os dejo con ella

¿Qué es la Disciplina Positiva?

¡Hola! Muchas gracias por invitarme a compartir un poquito sobre Disciplina Positiva en tu espacio y poder llegar a más familias. Dice La Vecina Rubia que #CompartirEsDeGuapas y creo que cuando además son cosas que nos hacen la crianza y educación de nuestros hijos más feliz, hay que compartirlo.

La Disciplina Positiva es una metodología educativa (aunque a mí me gusta decir que es una filosofía de vida) basada en la dignidad y en el respeto mutuo. Consiste en relacionarnos con nuestros hijos (y con el mundo en general) siendo amables y firmes al mismo tiempo, siendo coherentes entre lo que decimos y lo que hacemos, comprendiendo a las personas, su forma de estar en el mundo y la importancia que tiene para todos sentir que pertenecemos, que somos valiosos, que aportamos, que nuestra voz es escuchada y que somos capaces de elegir, tomar decisiones y contribuir en nuestra familia, nuestra clase, nuestro equipo de fútbol o nuestra comunidad de vecinos.

¿En qué ámbitos se puede aplicar?

En los años 80, cuando Jane Nelsen y Lynn Lott empezaron con esta metodología empezó para las familias porque todas teníamos (y tenemos en muchas ocasiones) los mismos problemas… sin embargo, cuando cogiendo los principios de la Psicología individual de Alfred Adler y su discípulo Rudolf Dreikurs y empezaron a ver la importancia que tenían ese “sentimiento de comunidad”, vieron que se puede emplear en muchos más ámbitos: familia, pareja, aula, empresa… Por eso digo que para mí es una filosofía de vida porque el foco está en ti y en integrar los principios de la Disciplina Positiva para ver que cuando tú cambias, todo a tu alrededor cambia y provocamos que las personas estén de otra manera

¿En qué va a mejorar mi familia si aplicamos la Disciplina Positiva?

Pues para empezar cambiará porque se acaban los gritos y los castigos, porque tendrás nuevas herramientas basadas en el respeto mutuo, la confianza, la dignidad, la cooperación, el aliento, la libertad, la responsabilidad… Cuando las relaciones con nuestros hijos están basados en la confianza (de verdad), en que son importantes y su opinión es tenida en cuenta, en comprender que todos tenemos límites y que somos equipo, que nos enfocamos en buscar soluciones no en machacar a los culpables… es que todo cambia. Y la familia cambia, los niños cambian y todos entendemos que la familia es ese núcleo maravilloso que no importa donde esté porque siempre será hogar (o “casa” como dice mi segundo)

¿Disciplina positiva es igual a no poner límites?

Es una pregunta que me hacen muy a menudo. Creo que el “positivo” nos hace pensar que en Disciplina Positiva los niños hacen lo que quieren o lo que desean y no tiene nada que ver. En Disciplina Positiva ponemos límites -preferiblemente pocos y coherentes-. Por ejemplo, si el límite está en que no tenemos móviles en la mesa para cenar, eso lo hacemos todos no solo los hijos.

Lo que se hace en Disciplina Positiva es informar, acordar, pactar, resolver problemas sin buscar culpables, hacer equipo, dar opciones limitadas, aportar, colaborar, contribuir y comprender que los niños están aprendiendo -a cualquier edad- y que eso lleva implícito que se equivoquen y necesiten seguir practicando habilidades.

Pero con nuestros hijos tenemos una cosa en común aunque nosotros seamos mayores, ambos empezamos en el camino de la crianza el mismo día y también nosotros somos nuevos en esto. Nunca antes habíamos sido padres antes y también necesitamos un poquito de aliento, comprensión, compasión y empatía.

¿Cómo puedo saber más de la DP?

Educar en Calma

Puedes empezar con el libro de Jane Nelsen Cómo educar con firmeza y cariño también mirando en webs y blogs En mi web, en la parte del blog tienes muchos artículos en los que hablo de Disciplina Positiva, además de mis cursos online o el podcast que te permite escuchar y aprender desde una aplicación en tu móvil. Y si tienes la oportunidad de hacer un taller presencial, es algo que recomiendo mucho porque es una experiencia vivencial, divertida, única y que te cambia para siempre la mirada hacia la infancia y hacia la vida.

Pues no puedo añadir nada más que un GRACIAS Ely por explicarnos lo que es la Disciplina Positiva, así a grandes rasgos porque no queríamos que fuese un post largo, sino sencillito y fácil de entender. Si os ha interesado el tema, o os habéis quedado con ganas de más, no dudéis en visitar su web.

¿Os queda alguna duda sobre la Disciplina Positiva?


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: