Dos años siendo dos

En realidad ya es un mes más que dos años siendo dos pero no quería dejar de escribir esta entrada, sí, de esas empalagosas que de vez en cuándo me gusta hacer.

Llevamos ya dos años siendo dos y puedo decir abiertamente que es lo mejor del mundo.

Yo creo que ya lo he dicho en alguna ocasión por aquí, la mejor decisión de mi vida no fue decidir tener a Leo no, la mejor fue decidir tener a Gonzalo y que fuesen dos hermanos.

Es AGOTADOR, no sabes lo que es tener dos hasta que no los tienes, aquí sobre todo hablo de mi experiencia llevándose justo los dos años, supongo que será menos cansado si los niños se llevan más tiempo pero también pierdes otras cosas que desde luego a mi me compensan y mucho!

Cómo decía es tremendamente cansado porque te juntas con dos bebés en casa, en nuestro caso cuándo nació Gonzalo, Leo todavía tenía pañal, chupete, se seguía durmiendo en nuestros brazos (aunque eso hay veces que lo sigue haciendo 😉 ), aunque sabía comer solo había que estar súper pendiente de él, es una edad en la que casi todo es nuevo y su único afán es explorar con lo que todo eso conlleva.

Aunque en realidad para nosotros la época más cansada fue la de hace un año, cuándo Gonzalo se soltó a andar… madre mía!!! Ir detrás de uno sin quitarle el ojo al otro porque no dejaba de tener 3 años y aunque es muy buenino no deja de ser un niño, cómo ya anda el mayor se piensa que ya es cómo él y lo peor es que el pequeño también se piensa que es cómo el mayor y eso implica jugar a cosas más… «arriesgadas» vamos a dejarlo ahí.

Tienes a dos niños que ya saben decir que no, que salen corriendo los dos cuándo hay que cambiarles de ropa, que cuándo no es uno es el otro, que si uno dice que vamos allí el otro dice que en dirección contraria…

Y ahora? Ahora es si este juguete lo tiene Gonzalo es justo ese el que quiero y se lo quito y ya la tenemos montada, o al contrario eh? que para eso son los dos iguales.

Pero, aún así con todos esos días en los que digo ¿quién me mandaría a mí? llegan y se dan un beso, un abrazo, dicen eso de «es mi hermano», se preocupan el uno por el otro, «¿por qué llora?», le oyes gritar a Gonzalo el nombre de su hermano cuándo le ve aparecer en la puerta del cole, vas a comprar un cuento a la librería para Leo pero él mismo se encarga de escoger otro para Gonzalo, ves que cuándo le dan las chuches de un cumpleaños abre la bolsa y escoge lo que más le gusta a Gonzalo para dárselo, ese «te quiero, Leo», esas cosas… me emocionan siempre, da igual que las hagan a diario, me emocionan siempre.

mama puede hermanos
siempre están pendientes el uno del otro

Y luego verles juntos… saber que no están solos, que siempre tienen un compañero de juegos…

No sé cómo se llevarán cuándo sean mayores, porque ya sabemos que las relaciones entre hermanos muchas veces son complicadas, pero de momento se tienen el uno al otro y son tan felices estando juntos que todo lo que he puesto al principio de verdad que compensa cuándo ves ese brillo en la mirada cuándo se ven el uno al otro.

Dos años siendo dos, dos años haciéndome feliz.

¿Vosotr@s también disfrutáis de esa relación entre hermanos?

24 comentarios en “Dos años siendo dos

  1. Me encanta!!!!!! Los míos también se llevan poco y, superada la locura y quitando algunos días que son lo peor (aunque creo que con unos, dos, tres y quinientos!) merece la pena!!!!!!
    Muy guapis tus chicos!!

  2. Tenemos la misma situación. También tengo 2 niños, y también se llevan 2 años clavados.

    Este verano cumplirán 1 año y 3 años. Es decir, queda poco para que el pequeño empiece a andar. Según tu post, todavía me queda lo más agotador… madreee 😛

    Pero desde luego pienso que poco a poco se irán haciendo amigos, compartiendo juegos… me muero de ganas de verlos jugar juntos y hacerse compañía.

    De mayores… como dices, entre adultos siempre es más complicado todo, ya sean hermanos, padres e hijos… me conformaría con que tengan buena relación y se vean a menudo 🙂

    • Según mi experiencia sólo puedo decir… PREPARATE!!! jaja

      Verlos jugar juntos es lo mejor del mundo, de verdad. Ver que se cuidan, que están pendientes el uno del otro, da igual quién sea el mayor, se cuidan entre los dos! Ya me contarás 😉

  3. A mí me encantan estos posts sobre hermanos, realmente es lo mejor del mundo!! Yo a estoy empezando a verlo, aunque TRex todavía es muy pequeño para que jueguen juntos, el punto en el que estáis vosotros debe ser precioso

  4. Yo disfruto mucho, mucho. Mira que Alejandra y Diego se llevan muy poco y cuando nació Diego la gente me decía que estaba loca, que eran demasiado seguidos. La realidad es que a mi nunca me importó que se llevaran mucho o poco y ahora mirando atrás reconozco que fue agotador, super agotador, pero también tengo que decir que me encanta todas las cosas que han aprendido juntos. A veces Diego a aprendido demasiado pronto todo y tengo la sensación de que nunca fue bebe porque todo lo que hacía Alejandra lo tenía que hacer el, pero han disfrutado y hemos disfrutado con ellos.
    Está claro que tienen momentos en los que discuten por todo y Alejandra se lo pasa pipa chinchando a Diego, pero se adoran y eso es lo importante.

  5. Cien por cien de acuerdo. Mi hermana y yo nos llevamos año y medio y mi marido con su hermana más pequeña 2 años y tuvimos claro que queríamos dos hijos seguidos, si podíamos, claro. Y se llevan un año.
    Cuando él nació ella no andaba bien, era un bebé, pero una vez adaptados es lo mejor que pude hacer.
    En mi caso se siguen llevando genial a pesar de ser chico y chica, supongo que eso ya es cuestión de afinidades.
    Ellos tienen los mismos gustos y muchos amigos en común así que muchas veces salen juntos.
    Además van juntos a actividades que ellos mismos eligen, por ejemplo se apuntaron a un coro y en mayo tienen actuaciones, y van porque quieren, y después de los ensayos salen todos juntos(es un coro joven) a cenar o de karaoque, jejeje.
    Y en lo malo también es importante tener un hermano. El año pasado cuando perdimos a mi padre tener una hermana pasando por lo mismo me ayudó. Qué todos se volcaron conmigo, mi marido el primero, pero ellos no estaban pasando lo mismo que yo, y mi hermana sí, y eso ayuda a afrontarlo.
    El mejor regalo que podemos hacerle a un hijo es un hermano, les aseguramos una infancia feliz, eso al menos, luego de mayores se verá pero los recuerdos de niños van a ser preciosos.
    La foto que pones me encanta, igualitos y adorables.

    • Siempre he pensado que era el mejor regalo del mundo y según va pasando el tiempo estoy más convencida de ello. Ellos se relacionan con otros niños, sobre todo Leo que ya tiene sus propios amigos, pero cuándo salimos fuera o en casa no necesitan a nadie más porque ya se tienen a ellos mismos.

      Espero que los míos se sigan llevando igual de bien cuándo sean como los tuyos

  6. ¡Qué bonito! Sin duda, el mejor regalo que le puedes dar a tus hijos son sus hermanos 🙂 mi pequeñina va a hacer un año en unas semanas, y ver cómo empiezan a jugar, a perseguirse, a no saber estar el uno sin el otro… Me derrite el corazón! A ver cómo evoluciona su relación cuando sean más mayores, pero espero que tan bien como la de Leo y Gonzalo!

  7. No me he estrenado aún con la bimaternidad. Antes de ser madre por primera vez pensaba que eso de tenerlo seguidos me compensaría mucho, pero una vez metida en faena ¡pánico me da parir a otro sin tener encarrilad a a mi bichilla! A este ritmo o se me pasa el arroz o los voy a tener demasiado separados.

    • Jaja, demasiado separados nunca serán, porque siempre será hermanos que es lo importante. Aunque para mí pudo más el deseo de verles crecer juntos que todo el agobio y agotamiento que trae consigo.

  8. jajaja, Leo y Gonzalo se llevan exactamente lo mismo que Alfonso y Rafa, dos años y tres semanas… La verdad que yo lo llevé bien hasta que Rafa tenía año y medio, que ya tenía cierta independecia y empiezan las broncas por juguetes y esas cosas… Supongo que también influyó el que en aquella época estuviera embarazada ya de Gabriel, que se lleva dos años y cinco semanas con Rafa… Pero vamos, por supuesto que compensa, cuanto menos se lleven, mejor para ellos aunque más agotador para nosotros, sin duda!!!

  9. Yo la verdad es que tengo de todo.. tengo una hermana que me lleva 13 meses, otra a la que llevo yo 10 años..hermanos a los que saco 30 años!!
    Y hombre…10 años no, pero seguidos tampoco jajaa. Yo prefiero la relajación y la tranquilidad, a parte de tener en casa el «bebé» más tiempo. Asi que decidi que se lleven unos 5 años.
    Lo primero que me dicen es eso de que se críen juntos y tal, pero hombre…tampoco está solo, tiene primos, amigos,vecinos etc.
    Sea como sea, cada padre sabemos lo que queremos y no tenemos que tener a los niños todos al mismo tiempo jeje, disfrutalos que en estas edades son maravillosos y aun no dan dolores de cabeza.

    • Eso es, cada familia sabe cuándo es el mejor momento. Para nosotros fue sin duda lo mejor tenerlos seguidos, tanto en el momento como en el que lo decidimos como ahora creo que hemos acertado de pleno. Esta mañana que estuvimos de excursión lo volví a pensar, era justo el momento y fue la mejor decisión para nosotros.

    • ainss que te veo con ganas! Mira que yo me lo he estado pensando, y me hubiese gustado mucho un tercero, pero ahora mismo nos quedamos como estamos que estamos muy bien, aunque no se puede decir que no del todo… jaja

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: