Maternidad

Escuela de padres

Al igual que en el trabajo hacemos cursos para  actualizarnos, me parece una gran idea las escuelas de padres.

En nuestro caso la organiza directamente la guardería, nos ofrece la posibilidad de asistir una vez al mes a una escuela de padres. A principio de curso nos mandan los posibles temas a tratar y se van viendo en función de las votaciones recibidas.

El año pasado ya asistí, aunque los temas iban dirigidos sobre todo a niños que cumplían los 3 años en 2013, teniendo en cuenta que cuando empezamos mi peque tenía 9 meses muchas de las cosas las veía muy lejanas, pero no quise dejar de asistir porque siempre se aprende algo.

Tú vas, la psicóloga te orienta y luego esta tu opinión o tu criterio personal, yo con nuestra psicóloga estoy de acuerdo casi siempre, aunque hay veces que no hay por dónde cogerla,  supongo que por eso he seguido asistiendo a las clases, si a la primera ves que chocas de frente con ella no vuelves.

Este curso ya hemos empezado y el primer tema a tratar MI HIJO NO ME OBEDECE, vaya tema para empezar no?, pero es uno de los que más nos preocupa.

La primera pregunta por parte de la psicóloga esta clara: ¿Que entendemos por desobediente?

Y en ese momento los padres es cuando plantean sus dudas, el año pasado yo estaba muy calladita, si el pobre es era un bebé que iba a decir?, pero este año voy llena de dudas – preguntas…

Os hago un pequeño resumen de lo que nos contó.

QUE HACER PARA QUE OBEDEZCAN:

Establecer normas: el niño debe disponer de unas normas claras y concretas, adaptadas a su edad . Las órdenes que se le den al niño no deben ser caprichos personales sino referidas a las normas básicas, como un recordatorio.

¿Cómo dar las órdenes?: importante, asegurarnos de que nos están escuchando, no vale darlas desde la cocina si no sabemos tan siquiera si el niño nos oye.

Órdenes claras, concretas y dadas con seguridad.

Dejar un tiempo para que las órdenes las puedan cumplir , y elogiar al niño cuando las cumple.

Prestar más atención: el niño debe descubrir que se le presta mucha más atención cuando se porta bien que cuando se porta mal.

¿QUÉ HACER SI DESOBEDECE?

1º. Llamarle la atención:

–          Si a pesar de lo anterior el niño desobedece, se le llamará la atención,  le recordaremos la orden, si sigue sin obedecer, con mas contundencia y si continua, se le anticiparán las consecuencias si no obedece.

Obligar: cuándo no ha atendido las llamadas de atención, se acudirá y se lo obligará a lo que se le ha mandado y darle una breve reprimenda, recordándole la norma.

Retirada de privilegios cuando la desobediencia es muy reiterativa

Ser coherentes: si decimos no es no, no vale un no y luego un bueno venga….

No premiar la desobediencia

Acuerdo entre la pareja. Esta es fundamental y en la que yo creo que más fallo. Muchas veces no nos ponemos de acuerdo entre nosotros y acabamos discutiéndolo delante del niño, vamos que en un segundo me cargo todo el trabajo anterior…

Todo esto sin gritos, ni pegar a los niños ni nada de eso, con mucha mano izquierda.

La educación de los hijos es más difícil de lo que yo pensaba, la verdad, son muchas cosas  a la vez y tu estado de ánimo cada momento es distinto haciendo que reacciones de diferente manera a una misma situación según estés tú.

Y claro, a los peques les volvemos locos, porqué un día si no recojo los juguetes no pasa nada y al día siguiente me montan un pollo tremendo??, pues eso, que hay que intentar actuar siempre del mismo modo, pero que es difícil ya os lo digo yo.

Alguna vez habéis ido a este tipo de escuelas, que os parecen?

Tags :
29 noviembre, 2013