Escuela de padres

Al igual que en el trabajo hacemos cursos para  actualizarnos, me parece una gran idea las escuelas de padres.

En nuestro caso la organiza directamente la guardería, nos ofrece la posibilidad de asistir una vez al mes a una escuela de padres. A principio de curso nos mandan los posibles temas a tratar y se van viendo en función de las votaciones recibidas.

El año pasado ya asistí, aunque los temas iban dirigidos sobre todo a niños que cumplían los 3 años en 2013, teniendo en cuenta que cuando empezamos mi peque tenía 9 meses muchas de las cosas las veía muy lejanas, pero no quise dejar de asistir porque siempre se aprende algo.

Tú vas, la psicóloga te orienta y luego esta tu opinión o tu criterio personal, yo con nuestra psicóloga estoy de acuerdo casi siempre, aunque hay veces que no hay por dónde cogerla,  supongo que por eso he seguido asistiendo a las clases, si a la primera ves que chocas de frente con ella no vuelves.

Este curso ya hemos empezado y el primer tema a tratar MI HIJO NO ME OBEDECE, vaya tema para empezar no?, pero es uno de los que más nos preocupa.

La primera pregunta por parte de la psicóloga esta clara: ¿Que entendemos por desobediente?

Y en ese momento los padres es cuando plantean sus dudas, el año pasado yo estaba muy calladita, si el pobre es era un bebé que iba a decir?, pero este año voy llena de dudas – preguntas…

Os hago un pequeño resumen de lo que nos contó.

QUE HACER PARA QUE OBEDEZCAN:

Establecer normas: el niño debe disponer de unas normas claras y concretas, adaptadas a su edad . Las órdenes que se le den al niño no deben ser caprichos personales sino referidas a las normas básicas, como un recordatorio.

¿Cómo dar las órdenes?: importante, asegurarnos de que nos están escuchando, no vale darlas desde la cocina si no sabemos tan siquiera si el niño nos oye.

Órdenes claras, concretas y dadas con seguridad.

Dejar un tiempo para que las órdenes las puedan cumplir , y elogiar al niño cuando las cumple.

Prestar más atención: el niño debe descubrir que se le presta mucha más atención cuando se porta bien que cuando se porta mal.

¿QUÉ HACER SI DESOBEDECE?

1º. Llamarle la atención:

–          Si a pesar de lo anterior el niño desobedece, se le llamará la atención,  le recordaremos la orden, si sigue sin obedecer, con mas contundencia y si continua, se le anticiparán las consecuencias si no obedece.

Obligar: cuándo no ha atendido las llamadas de atención, se acudirá y se lo obligará a lo que se le ha mandado y darle una breve reprimenda, recordándole la norma.

Retirada de privilegios cuando la desobediencia es muy reiterativa

Ser coherentes: si decimos no es no, no vale un no y luego un bueno venga….

No premiar la desobediencia

Acuerdo entre la pareja. Esta es fundamental y en la que yo creo que más fallo. Muchas veces no nos ponemos de acuerdo entre nosotros y acabamos discutiéndolo delante del niño, vamos que en un segundo me cargo todo el trabajo anterior…

Todo esto sin gritos, ni pegar a los niños ni nada de eso, con mucha mano izquierda.

La educación de los hijos es más difícil de lo que yo pensaba, la verdad, son muchas cosas  a la vez y tu estado de ánimo cada momento es distinto haciendo que reacciones de diferente manera a una misma situación según estés tú.

Y claro, a los peques les volvemos locos, porqué un día si no recojo los juguetes no pasa nada y al día siguiente me montan un pollo tremendo??, pues eso, que hay que intentar actuar siempre del mismo modo, pero que es difícil ya os lo digo yo.

Alguna vez habéis ido a este tipo de escuelas, que os parecen?

16 comentarios en “Escuela de padres

  1. Yo como aún no tengo peques, no he ido a nada parecido. Lo que sí que he hecho ha sido “documentarme” a base de Super Nanny. Me parece bastante coherente lo que aplica y voy tomando nota. Lo que sí estoy segura es que debe ser super difícil. En la tele lo ves muy claro y piensas: “los padres lo están haciendo todo mal”, pero cuando me vea yo ahí, ya veremos, seguro que no voy a saber ni por dónde tirar!

    Besos y felicidades, porque si estás en ello seguro que conseguirás tener un niño que “de gusto”, como dice mi madre 🙂

    • uy, eso que dices de tener un niño que de gusto… tampoco!!! no pretendo ni muchísimo menos que sea un niño “demasiado obediente” para nada, quiero que sea un niño normal, lo que pasa que si creo que hay que poner unas normas mínimas. Básicas, tipo recoger los juguetes y cosas así, nada del otro mundo vamos.

  2. Yo no he asistido a ninguna…así estoy totalmente desquiciada!!!
    Ya en serio, me parece muy interesante este tipo de actividades, aunque sobre lo que comentas no estoy a favor ni de reprimendas ni de obligaciones, estoy más a favor de ayudar, compartir y empatizar para que el niño aprenda a obedecer por imitación. Todos los niños van a desobedecer de primeras y no creo que estas técnicas conductistas basadas en el miedo al castigo y que hacen ver al padre como un ser superior autoritario, sean la solución , además de no tener en cuenta los sentimientos de los niños para nada.

    Aunque bueno, todo los demás, si, son premisas básicas de comportamiento a tener en cuenta ante una situación de este tipo: ambos miembros de acuerdo, mantener la decisión…

    Me parece interesante…nos irás contando las siguientes???

    Besos

    • Creo que no me he explicado bien, porque esto no son para nada técnicas conductistas basadas en el miedo al castigo ni mucho menos.
      Tendría que haber puesto algún ejemplo y se hubiese entendido mejor (la próxima vez lo pondré).
      Se trata de darle al niño unas normas mínimas, como decía antes, recoger los juguetes por ejemplo, pero por supuesto con tu ayuda, primero le tienes que enseñar tú como lo haces, (aprendizaje por imitación) y luego a partir de ahí pedirle que el lo haga.

      Gracias por el comentario, la próxima vez intentaré explicarlo mejor para que no se mal interprete.

      • Pero si te explicas genialll!!!!!!!! Además me ha encantado el post, con lo que no estoy de acuerdo es con el punto 2 y es a eso a lo que hago referencia; no estoy a favor de las obligaciones ni de las reprimendas impuestas por un padre como ser superior.

        Y luego es que he leido el comentario de Rural Baby Project sobre Supernany y como es que no la soporto pues ahí ya me ha salido lo del castigo…

        Pero que le resto, como ya te he dicho lo comparto y me parecen estupendas estas actividades…ojalá yo pudiera o no lo hicieran solo en las guarderías!!!!

        Besossssss

  3. La verdad es que el punto dos tal y como lo he puesto suena un poco fuerte…
    La próxima semana tengo la siguiente sesión, y creo que va sobre el mismo tema, ya haré otro post -con ejemplos –

  4. A veces es difícil explicarse, nos pasa a todas, pero te haces entender fenomenal! Yo ahora también lo veo lejos pero sé que llegará dentro de nada. Gracias y te leo para ver de qué más cosas hablais!

  5. Eso me pasó a mi el año pasado, que yo decía, anda que hasta que me toque!!!, pero te aseguro que llega enseguida!!!.
    La próxima semana tenemos clase, asique cuando tenga un rato preparo otro post de Escuela de padres, vamos, que si veo que os gusta, hago uno de cada clase.

  6. Maria que bien me viene tu post. El año pasado no dio ninguna charla como tal, y me viene de perlas porque Noa lleva unos dias muy desobediente. En su linea porque se porta bien pero lo de tener que decirle as cosas 8 veces, luego me empieza “hacemos un trato mami??” y me desarma completamente porque envima esa tecnica se la enseñe yo para conseguir cosas(que coma la mitad de l a fruta, que recoja la mitad de los juguetes). Pero claro con normas basicas como vestirse o taarse para dormir no puede haber negociacion y me desespero!
    Encima me pilla unos dias q la bebe esta durmiendo mal y lo que tu dices, me sorprendo a mi misma levantando la voz cuando nunca ha sido mi estilo…:-(

  7. Hola!

    Pues la verdad es que nunca he acudido a ninguna de estas escuelas,no sabía ni que existieran! (Y eso que por mi trabajo suelo estar puesta al día en cuestiones de educación y temas relacionados) pero me parece algo muy interesante y util. Además,creo que aunque no estés pasando por esa fase,quizás sea incluso mejor,ya que puedes empezar a hacer las cosas bien desde el principio,que siempre es mejor que tener que corregir habitos una vez cogidos…no sé si me explico.
    Lo de tener siempre las mismas normas es fundamental, no vale hoy no puedes hacer esto pero mañana sí porque está fulanito y te deja hacerlo. También es muy importante que no haya nadie que te desautorice, vamos que si tú le dices a tu hijo que no puede hacer algo, no es nada bueno que haya otra tercera persona que delante de él lo cuestione…

    Besos

    • A mi me ha servido de mucho ir el año antes aunque al peque no le tocase nada todavía, cómo dices, me ha ayudado cuándo la situación se me ha presentado por primera vez.

      Lo de las mismas normas… ahí es dónde mas fallo, hay en cosas en las que no estamos de acuerdo el papá y yo y claro, nos damos cuenta en el peor momento, asique nos tenemos que morder la lengua para no desautorizarnos delante de él…

      En fin, que esto es difícil!!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: