Falta de empatía hacía los niños

Hoy traigo un post de desahogo, ya lo aviso por si alguien no esta para rollos 😉

El sábado fui a comprar con los niños unos cepillos de dientes a un supermercado, estaban ilusionados con su compra (lo digo para que entendáis mejor la situación) y es de estos supermercados en los que tienen cajas automaticas, que voy poco pero cuándo vamos a los niños, sobre todo a Leo les gusta lo de pasar el código de barras y eso.

No es la primera vez que ellos se encargan de pasar los productos por el escaner y yo les voy diciendo que tienen que dejarlo en la bandeja lateral, bueno, pues el sábado con la ilusión de los cepillos uno de ellos cogió el suyo antes de terminar de pasar el último producto bloqueando la caja. Yo no le había visto y no sabía que pasaba, fueron unos segundos nada más y ya oí al listo de turno diciendo “claro, les dejan hacer todo a los niños y pasa esto” Me giré y le dije, “y lo van a volver a hacer ellos”.

El hombre bajo la cabeza y no dijo nada, supongo que no esperaría que le fuese a contestar. Me sentó fatal.

Antes de que nadie diga nada, si les dejo a mis hijos que pasen la compra es porque no hay mucha gente esperando y la verdad, ellos pueden tardar más que yo pero no más que otras personas a las que no se les dan bien este tipo de aparatos…

Lo han hecho más veces y nunca ha pasado nada y lo seguirán haciendo, porque tienen que aprender y además si lo hacen divirtiendose mejor.

A los niños les volví a recordar que no se podían coger las cosas hasta que no acabasemos pero nada más.

Por cierto, un chico joven (de unos 18-20 años) se acercó rápidamente con una sonrisa a decirme lo que tenía que hacer para poder seguir haciendo la compra, ni la chica que esta encargada de las cajas se percató, así que podéis imaginaros lo que tardamos…

Me sentó muy mal por la actitud de esa persona con cero empatía, mi pregunta es, ¿si hubiese sido yo sola la que me hubiese equivocado hubiese oído una tontería parecida?

Esta situación me recordó a otra que vivimos hace dos años en un hotel.

 Estabamos cogiendo el desayuno del buffet libre y a Leo se le cayó  el cuenco dónde llevaba los cereales, imaginaros cómo lo puso todo claro y él se asustó un poco porque de repente todo el mundo le miro. Rápidamente me puse a su altura y le dije que estuviese tranquilo que no pasaba nada, que además ese estruendo de la caída de un vaso o un plato es bastante habitual en estos hoteles de todo incluido.

Enseguida vinieron a recoger los trozos del tazón y los cereales que se habían caído, yo pedí disculpas por supuesto, pero en ningún momento reñí a Leo, no lo hizo queriendo ¿por qué iba a regañarle?

Justo cuándo nos ibamos oí a una niña de unos 7 años que le preguntaba a su padre qué había pasado y su padre le respondió “eso es lo que pasa cuándo a un niño tan pequeño le permiten hacer cosas que son de mayores” Bufff qué mal me sentó!!!

Por supuesto, esa niña no llevaba nada en sus manos, era el padre quién llevaba la comida no ella porque claro… es una niña! ¿de verdad un niño de 3 años no puede llevar su propia comida? Que estamos hablando de un tazón con cereales, no de un olla!

Me sentó tan mal que todavía lo recuerdo y me cabrea, no dije nada porque no me iba a llevar a ningún sitio y en ese momento quería que el niño estuviese tranquilo,  simplemente le recalqué a Leo que no había pasado nada, que había que tener cuidado pero nada más, que no se preocupase y se olvidase.

Pero luego pensé, que triste que una niña de 7 años no tenga la libertad de llevarse su plato de comida a la mesa.

Queremos niños autonomos, que se sientan seguros… pero no les dejamos. Y yo soy de las que creo que muchas veces intento protegerles demasiado, o que intento facilitarles demasiado la vida, pero un cuenco con unos cereales lo pueden llevar perfectamente, de hecho no recuerdo que nunca más se le haya caído nada, ni vasos, ni platos…

Y lo mismo con lo de pasar la compra, no es tan complicado, no? No les dejo por ejemplo que den a los botones para elegir si pagar en efectivo o con tarjeta por respeto a las personas que estan en la cola, pero por ejemplo cuándo vamos a sacar dinero del cajero y no hay nadie esperando ellos van pulsando y sin problemas.

En fin, que solamente quería contarlo para soltarlo, nada más.

¿Habéis vivido alguna situación parecida?

24 comentarios en “Falta de empatía hacía los niños

  1. ayy si es que hay gente que esta esperando que pase algo para saltar!!

    queremos que los niños de repente con diez años hagan cosas asi claro dándoles a un botón no? yo tb les dejo en la medida que considero oportuna que vayan haciendo ellas cosas solas, y claro que a veces se les cae o entorpecen pero de eso se trata de enseñarles y que cada vez lo hagan mejor y con más cuidado, a los niños les encanta sentirse mayores y no hay que desperdiciar esa predisposición a querer hacer cosas por si solos

    • Claro!, si por ejemplo hay mucha gente en la cola lo hago yo, mi intención no es molestar, pero si hay poca gente y creo que son 8 cajas las que hay… creo que no interrumpen tanto y de paso van aprendiendo.

      Son ganas de fastidiar y hay gente que esta amargada y con los niños se creen que pueden…

  2. Hola.
    Uffff es que la gente es tela, y además creo que pasamos de un extremo a otro, los hay que pretenden que los niños estén en sitios donde no les corresponde y tenemos que aguantarlos los demás(en el cine a las diez de la noche en una peli de mayores, por ejemplo Star Wars o La teoría del todo, que me ha pasado y no me dejan oír con sus lloros) y los hay que pretenden que sean estatuas,no hablen, no se muevan, no rompan nada…
    El otro día delante de mí había una mamá con un niño en una caja como la que dices y lo que nos reímos mi madre y yo viendo al crío pasar el código de barras como si fuera un hombrecito…es que de verdad la gente es una quejica.
    Y lo del desayuno, pues si llevase un café hirviendo entendería que no le corresponde(aún así ese hombre no debería haber dicho eso a su hija) pero un tazón de cereales me parece genial, que tienen que acostumbrarse.

    Vamos, que tienes razón, y que al igual que últimamente estoy saturada de lo que te digo, de niños donde no toca, de noche, tarde y en sitios inapropiados pero me encanta ver niños en el día a día, ellos son el futuro.

    • Totalmente de acuerdo. Muchas veces pasamos de un extremo a otro. Mi marido en sus años mozos trabajó en un pub de noche, y tiene visto padres queriendo entrar con carritos con bebés, bebés, no niños, a las 12 de la noche. En un pub. Con la música a tope. Obviamente el portero no les dejó (se podian meter en un buen fregado si lo hiciese) y los padres aún tenían más que decir. En fin…

    • Estoy contigo! Yo tampoco llevaría a mis chicos a un sitio que no procede, si es que creo que hay un término medio, como en todo en esta vida.

      Pero además hay que tener paciencia, ¿cuánto más puede tardar un niño que un adulto en pasar el los códigos? no creo que llegue ni a medio minuto, ¿de verdad es tan importante? Mi peque pone la mesa con 5 años, esa niña cuándo tenga 10 oirá las quejas de sus padres porque no la pone, ¿la habéis dejado? pues eso.

  3. yo he vivido la niñofobia que os comenté alguna vez en algún post, de no dejar entrar niños en determinados sitios… Te diré una cosa, esas cajas automáticas son un infierno, yo tardo el doble, jajaja…cómo para quejarme porque un niño bloquee nada!!!! jajaja

    • Jaja di que si!! que parece que los adultos nunca pueden bloquear una caja…

      Recuerdo que un post dijiste que no os dejaron entrar en un salón o algo así. Tengo que decir que a mi no me parece mal que haya sitios en los que no se admitan niños, pero que lo digan abiertamente.

  4. Estoy completamente de acuerdo contigo. Queremos hacerlos autónomos, pero ¡cómo se va a vestir sólo con lo que tarda! Si fomentamos la autonomía desde pequeños, creo que reforzamos más su autoestima. Yo intento que si el peque quiere, porqué no¿

    • Claro! Es un supermercado al que vamos muy poco, y a ellos les hace ilusión lo del código de barras pues aprovecho y lo hacemos. Dentro de unos años cuándo tengan que ir ellos a comprar irán muy seguros porque saben hacerlo.

  5. Pues mira, ya te contesto yo. Si hubieses sido tu la que cometes el error y bloqueas la caja no hubiese pasado nada ni te hubiese hecho ningun comentario, pero como fue el niño… La verdad es que no sé que problema hay, si hubiese mucha cola puedo entender que la gente se impaciente, pero en vuestro caso no le veo explicación, la verdad. Hiciste muy bien contestándole, se lo tenia bien merecido

    • Si hay mucha cola no les dejo hacerlo, se lo explico y ya está, ellos entienden que hay veces que se puede y otras que no, pero sobre todo lo entienden porque hay veces que si lo han hecho.

      Pero en este caso no la había, y el rato que hemos podido retrasarlo ha sido minimo, si la chica que esta pendiente de las cajas ni se ha percatado…

      En fin… que era un listo y quería el gesto complaciente del resto y se encontró con mi respuesta y tuvo que agachar la cabeza.

  6. Uyyyy yo de esas tengo cientos!!! Mi niño es muy inquieto y necesita saber e investigar todo…a modo de ejemplo le encanta en Mercadona pesar las frutas y hortalizas que compramos…elegir la pantalla de fruta o verdura y luego buscar la fruta en concreto y que salga la pegatina con el precio…Lo hace muy rápido…pero claro…a veces al elegir la fruta nos liamos entre plátano macho, banana o plátano de Canarias por ejemplo….y claro volvemos a empezar y molestamos mucho…lo mismito me da al que le siente mal…A mi el único sentimiento que me provoca un niño haciéndo pequeñas cositas del día a día es ternura…si la gente está tan amargada para sentirse molesto…es su problema …Por ejemplo escoger las frutas no le dejo…por que a parte de que puede elegir piezas ya tocadas o no maduras…toca todas…aprieta e incluso les quita la pegatina…entiendo que si todos hiciesen eso…adios mercancía…pero si la molestia es que otro espere un poquito…vamos…absurdo…

    • Exacto!! es otro claro ejemplo, mis peques también hacen eso de pesar, es verdad que si hay alguien esperando le dejo pasar para que los niños lo hagan mas tranquilos, pero si alguien tiene que esperar… que espere, o que siga haciendo su compra y luego pese 😉

      Hay cosas que pueden hacer y otras que no, pero las que pueden, adelante!

  7. Ay, si aquí hubiera ese tipo de cajas (sólo las he visto en Ikea) ¡me llevaría a mi bichilla a hacer todas las compras! Anda y que no tiene que molarles. La gente no tiene paciencia para nada. La semana pasada estuve yo 15 minutos completos esperando en la cola del supermercado porque una señora mayor tenía un lío con el cambio, que si le llega el dinero o si no, que si dejaba un producto o lo compraba y me aguanté. Que entiendo que la gente mayor, como los niños, tiene sus ritmos. Yo temo más a las manchas que a una vara verde, pero claro, entiendo que el riesgo que acarrea el dejar que la niña se autogestione, así es que ¡imagina cómo lo tengo todo!

  8. A ver, yo lo que creo es que se ha perdido la educación en general. No creo que fuera por los niños en la caja, seguramente el señor que te soltó la bordería te la hubiera dicho también a ti si fueras sola seguro.
    Hemos perdido la empatía en general, si no nos gusta lo que vemos o miramos para otro lado o lo criticamos sin mas.
    Tan difícil es ser amable con los demás??. Yo si veo que a un niño se le cae algo, probablemente me habría levantado corriendo por si necesita ayuda hasta que lleguen sus padres. De la misma manera que si he visto a alguna persona que no sabe utilizar las cajas o incluso el parquimetro, intento decirle como se hace porque nadie ha nacido sabiendo todo.
    Con lo fácil que es ser amable¡¡

    • Eso es cierto, no tenemos paciencia, todo nos parece mal… pero en este caso en concreto yo creo que si no hubiese sido El Niño no hubiese dicho nada, cuando me giré bajo la cabeza, demostrando que no tenía “la valentía” de decírmelo a mí.

  9. Que rabia dan estas cosas!! Hay que tener en cuenta que no todo el mundo educa a sus hijos dandoles la facilidad de aprender y acompañar! Pero claro estos se creen con el derecho e juzgar, mientras yo nunca me giraría a decir, uy mira un pare que todavía le lava el culo a su hijo de 7 años!!!! así que lo mejor es pasar, ignorar y dejar que un día se encuentren con su error!! Aunque si debo decir que este tipo de gente, casualmente nunca se reconoce los errores y quien lo paga son los crios que crecen y no son capaces de hacer las cosas. PEro claro en ese momento el padre le dará la culpa al hijo, no se la cogerá nunca… y nos mirará a padres como nosotros y dirá “que surte tiene de tener un hjo así de apañado” En fin…que cabrea pero mejor pasar de ellos!!!

    • Exacto! El problema es que luego cuando cumplen 8 años (por poner una edad) quieren que sus hijos hagan de todo… y lo pagan los niños
      Lo del hijo “apañado” y lo de “que bueninos son…” me tienen ya un poco cansada la verdad

  10. Y yo pensé que solamente pasaba eso en mi país! (México). Están los padres que hablan por hablar SIN RESPETAR la manera de criar a nuestros hijos y están los que no tienen tolerancia, que no necesitan escupir una sola palabra, porque con solo estar a su lado se siente su molestia y enojo. Falta más empatía, totalmente de acuerdo María!!!

  11. Que poquita empatía hay con los niños. Son niños, y se equivocan, como nos equivocamos nosotros cientos de veces. Seguro que si hubieras sido tú nadie dice nada aunque lo piense porque saben que saltarías y se armaría, o porque “eres grandecita para saber lo que haces”. Pero claro, los niños no, a los niños hay que hacerles todo, qué es eso de dejarles probar, que se siente en la mesa, seguramente los padres le llevan la comida que ellos deciden y punto, y sin rechistar. De verdad que me hierve la sangre, luego queremos respeto.

    Ayer fuimos nosotros a una cafetería a almorzar y había menú infantil, pero sin nombrárselo a mi hijo le preguntamos qué quería comer. Viendo las fotos quiso arroz a la cubana (arroz, plátano frito, papas fritas, salchicha y huevo frito), y al pedirlo al camarero nos dijo que ese plato no podían ponerlo tamaño infantil, cosa que no pedimos. Le dijimos que no pasaba nada, que trajera el plato normal y nos dijo que era mucho para un niño, que mejor cogiera algo del menú infantil. Mi marido le dijo que eso era lo que el niño quería comer y no algo de lo que ellos han considerado que debe comer un niño, que si se lo comía todo o no lo íbamos a pagar igual. Total que le trajo el plato y excepto la mitad de lo que le pusieron de arroz se comió todo, y una bola de helado de postre. Al final el camarero, ya casi una hora después al recoger los platos le dijo “uy pero si casi te lo terminas, te voy a tener que dar un premio y todo” con tono burlón, y ya eso me sentó tan mal que le dije “es que las cosas no se hacen con premios, se hacen con respeto, si yo vengo aquí a comer lo que me apetezca, los niños también tienen derecho”. Y ya no dijo nada más.

    ¡Me da mucha rabia que se ninguneen a los niños!

  12. Yo en esas cajas he sido la que he quitado (sin querer) las cosas de la bandeja… Creo que son un infierno!!!! Hay gente que tiene mucha “prisa” y es verdad que hay que hacer concesiones si queremos que los niños avancen, incluso tienen que tirar cosas, ensuciarse, hacerse heridas… Es parte del aprendizaje (también para los adultos ansiosos, que necesitan aprender paciencia ?)

    • Jajaja, infierno o no a los niños les llaman mucho la atención. Y tampoco creo que sea tan grave tener que esperar dos minutos, y más sabiendo que hay otras 6 cajas más!
      En fin, que se encontró la contestación que pensaba que no iba a tener, a lo mejor la próxima vez se lo piensa dos veces antes de abrir la boca.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: