Maternidad

Falta de empatía hacía los niños

Hoy traigo un post de desahogo, ya lo aviso por si alguien no esta para rollos 😉

El sábado fui a comprar con los niños unos cepillos de dientes a un supermercado, estaban ilusionados con su compra (lo digo para que entendáis mejor la situación) y es de estos supermercados en los que tienen cajas automaticas, que voy poco pero cuándo vamos a los niños, sobre todo a Leo les gusta lo de pasar el código de barras y eso.

No es la primera vez que ellos se encargan de pasar los productos por el escaner y yo les voy diciendo que tienen que dejarlo en la bandeja lateral, bueno, pues el sábado con la ilusión de los cepillos uno de ellos cogió el suyo antes de terminar de pasar el último producto bloqueando la caja. Yo no le había visto y no sabía que pasaba, fueron unos segundos nada más y ya oí al listo de turno diciendo “claro, les dejan hacer todo a los niños y pasa esto” Me giré y le dije, “y lo van a volver a hacer ellos”.

El hombre bajo la cabeza y no dijo nada, supongo que no esperaría que le fuese a contestar. Me sentó fatal.

Antes de que nadie diga nada, si les dejo a mis hijos que pasen la compra es porque no hay mucha gente esperando y la verdad, ellos pueden tardar más que yo pero no más que otras personas a las que no se les dan bien este tipo de aparatos…

Lo han hecho más veces y nunca ha pasado nada y lo seguirán haciendo, porque tienen que aprender y además si lo hacen divirtiendose mejor.

A los niños les volví a recordar que no se podían coger las cosas hasta que no acabasemos pero nada más.

Por cierto, un chico joven (de unos 18-20 años) se acercó rápidamente con una sonrisa a decirme lo que tenía que hacer para poder seguir haciendo la compra, ni la chica que esta encargada de las cajas se percató, así que podéis imaginaros lo que tardamos…

Me sentó muy mal por la actitud de esa persona con cero empatía, mi pregunta es, ¿si hubiese sido yo sola la que me hubiese equivocado hubiese oído una tontería parecida?

Esta situación me recordó a otra que vivimos hace dos años en un hotel.

 Estabamos cogiendo el desayuno del buffet libre y a Leo se le cayó  el cuenco dónde llevaba los cereales, imaginaros cómo lo puso todo claro y él se asustó un poco porque de repente todo el mundo le miro. Rápidamente me puse a su altura y le dije que estuviese tranquilo que no pasaba nada, que además ese estruendo de la caída de un vaso o un plato es bastante habitual en estos hoteles de todo incluido.

Enseguida vinieron a recoger los trozos del tazón y los cereales que se habían caído, yo pedí disculpas por supuesto, pero en ningún momento reñí a Leo, no lo hizo queriendo ¿por qué iba a regañarle?

Justo cuándo nos ibamos oí a una niña de unos 7 años que le preguntaba a su padre qué había pasado y su padre le respondió “eso es lo que pasa cuándo a un niño tan pequeño le permiten hacer cosas que son de mayores” Bufff qué mal me sentó!!!

Por supuesto, esa niña no llevaba nada en sus manos, era el padre quién llevaba la comida no ella porque claro… es una niña! ¿de verdad un niño de 3 años no puede llevar su propia comida? Que estamos hablando de un tazón con cereales, no de un olla!

Me sentó tan mal que todavía lo recuerdo y me cabrea, no dije nada porque no me iba a llevar a ningún sitio y en ese momento quería que el niño estuviese tranquilo,  simplemente le recalqué a Leo que no había pasado nada, que había que tener cuidado pero nada más, que no se preocupase y se olvidase.

Pero luego pensé, que triste que una niña de 7 años no tenga la libertad de llevarse su plato de comida a la mesa.

Queremos niños autonomos, que se sientan seguros… pero no les dejamos. Y yo soy de las que creo que muchas veces intento protegerles demasiado, o que intento facilitarles demasiado la vida, pero un cuenco con unos cereales lo pueden llevar perfectamente, de hecho no recuerdo que nunca más se le haya caído nada, ni vasos, ni platos…

Y lo mismo con lo de pasar la compra, no es tan complicado, no? No les dejo por ejemplo que den a los botones para elegir si pagar en efectivo o con tarjeta por respeto a las personas que estan en la cola, pero por ejemplo cuándo vamos a sacar dinero del cajero y no hay nadie esperando ellos van pulsando y sin problemas.

En fin, que solamente quería contarlo para soltarlo, nada más.

¿Habéis vivido alguna situación parecida?

Tags :
15 Junio, 2017