Hermanos pero distintos

Es curioso, rescato este post “hermanos pero distintos” que escribí en Septiembre de 2015, y hoy dos años y medio después la situación es exactamente igual.

El lunes publicaba en Instagram una foto con Gonzalo disfrazado y listo para ir a una fiesta de disfraces y Leo vestido con ropa normal al que me había costado la vida convencerle para salir de casa.

Pensando en esto, me acordé de este post y lo busqué pare leerlo, y lo cierto es que no cambio nada de lo escrito. Porque lo que ya se intuía en su personalidad hace dos años y medio se ha cumplido y siguen comportandose de la misma forma.

Hermanos pero distintos

Son hermanos de padre y madre (eso os lo aseguro 🙂 ) y tienen gestos iguales, muchos comportamientos son idénticos y eso me parece increíble, muchas veces le veo algo a Gonzalo y es cómo si estuviese viendo a Leo con dos años menos, porque son exactos. Pero por otro lado también me sorprendo de lo diferentes que son.

Mi madre siempre lo dice, los cuatro hermanos somos muy diferentes y la educación ha sido la misma para todos, pero yo no tengo nada que ver con mi hermana y sólo nos llevamos dos años pero chocamos un montón, es más diría que casi somos totalmente opuestas.

Y eso es lo que estoy viendo que le empieza a pasar a mis peques.

hermanos pero distintos
Me encanta esta foto, juntos pero no revueltos

Si vamos a un lugar dónde hay música tipo feria, orquesta… Gonzalo ve diversión, se pone a bailar, a aplaudir, se le ilumina la cara…. en cambio para Leo eso es ruido, se agobia y se quiere ir.

Si por ejemplo vamos a la piscina Leo se toma su tiempo para todo, comprueba la temperatura del agua, se lo piensa, se sienta en la orilla… en cambio con Gonzalo todo lo contrario, tenemos que tener cuidado porque si fuese por él se tiraría directamente al agua sin ayuda de nadie.

Si nos encontramos con alguien desconocido para ellos Gonzalo es todo sonrisas y querer llamar la atención en cambio Leo se agarra a mis piernas e intenta esconderse para que no le digan nada.

Si queremos que prueben algo nuevo de comida a Gonzalo sólo hay que acercarse lo a la boca en cambio Leo siempre dirá que no le gusta y nos cuesta un mundo que lo pruebe.

Y así con todo, a Leo le cuesta mucho arrancar a hacer algo porque primero sopesa todas las opciones, le cuesta más abrirse a alguien aunque una vez que empieza no para, prefiere la tranquilidad que no haya mucha gente, en cambio Gonzalo va dónde haya barullo, siempre va llamando la atención para que le digan cosas… supongo que aquí también influye la edad, cuánto más pequeños son tienen menos vergüenza, aunque con la edad de Gonzalo Leo ya iba dejando verse más tímido.

¿Qué es mejor? pues eso no se puede decir, porque igual que digo que a Leo le cuesta mucho entablar una relación cuándo lo consigue se adapta más que Gonzalo.

En ese sentido Leo se parece a mí, siempre os digo que soy muy seta, muy borde pero luego cuándo cojo confianza ya no lo soy tanto 😉

Y Gonzalo es más cómo su padre, rápidamente inicia una conversación con quién sea pero luego le cuesta más mantener esa relación.

¿Qué es preferible? pues según cada caso y cada personalidad es distinta y tiene su parte buena y su parte mala.

Me da rabia porque muchas veces LEo se pierde cosas que estoy convencida que le gustarían por no lanzarse, hace poco nos tuvimos que ir de un cumpleaños al que tenía muchas ganas de ir porque había más niños y no quiso separarse de mí. A Gonzalo no le hubiese costado nada pero una vez que Leo se mete en faena lo disfruta mucho más que Gonzalo que se aburre y se cansa antes.

Cada uno tiene su forma de ser y a mi me gusta que cada uno vaya forjando su personalidad sin tener en cuenta cómo sea su hermano. Yo fomento que cada uno pueda elegir aunque eso implique que haya veces que cada uno vayamos por un lado, es decir si Gonzalo quiere quedarse bailando en una actuación musical pues uno con él y el otro se va con Leo si vemos que se esta agobiando demasiado.

Por supuesto otras veces toca ceder y “aguantarse” con lo que le gusta a su hermano pero creo que también es importante que ellos aprendan a decidir.

¿vuestros peques también son hermanos pero distintos? ¿Ó comparten gustos y aficiones?

18 comentarios en “Hermanos pero distintos

  1. Jajaja, la pregunta que todos nos hacemos. Pero ¿no dicen que cada persona es única? También intento ofrecer a mis hijas las mismas cosas, pero tienen sus propia personalidad. A una le gusta más el teatro, el artisteo o leer, y la otra es más movida, prefiere la danza y no tiene vergüenza de nada… Se llevan bien y juegan juntas, pero también se pelean y juegan cada una a un juego. Depende del momento, de la situación, de sus ganas…

    • Para mi lo importante es lo que dices, que luego entre ellas se lleven bien, aunque luego cada una tenga sus gustos.
      Pero me choca eso que luego tengan más en común con un amiguito que con su propio hermano… jaja

  2. Bueno, yo tengo hermanos mellizos como el agua y el aceite. Físicamente no se parecen en nada, pero en lo demás menos, no te puedes hacer una idea, es que no parecen ni hermanos… y vamos, ésos sí que han tenido la misma educación..hasta los mismos compañeros del cole (hasta que uno repitió mientras otro sacaba sobresalientes) así que para mí es una prueba irrefutable de somos todo genética. Las circunstancias pueden acentuar, empeorar, mejorar…rasgos del carácter pero el que es tímido, lo es por naturaleza y genética. En mi casa también son distintos y parecidos, yo creo que como en tu caso, se parecen en cosas y en otras son disntimtas…sin olvidar que los hermanos son una fuente de inspiración recíproca!!!

    • Yo si creo que el entorno, la educación, los amigos influyen mucho, aunque cada uno es como es y siempre tirarás por un lado. Aunque también te digo que si les gustasen las mismas cosas me facilitarian la tarea…. jaja

  3. Yo tengo dos hermanos. Mi hermana es totalmente opuesta a mi pero mi hermano es idéntico. Solo tengo que mirarlo para saber qué le pasa. Por supuesto mi hermano es el niño de mis ojos pero la relación con mi hermana también es muy buena, así que supongo que aunque Leo y Gonzalo sean distintos se llevaran de maravilla y así se complementan 😉

  4. Yo de momento solo tengo a Valkiria así que no puedo comparar. Pero una vez oí a un psicólogo explicar que en las familias los hermanos cogemos roles. Llega el primero y elige, claro, y luego llega el siguiente y por lo general escoge todo lo contrario, es decir, si el mayor es extrovertido, como en tu caso, el siguiente es tímido. Es un ejemplo muy a groso modo, pero esa es la base. En el caso de mi hermana y mio se cumple 100%, somos muy parecidas, físicamente, pero de carácter nada de nada, todo lo contrario, opuestas, jejejeje

  5. Pues mira yo tengo dos hermanas y un hermano y somos todos muy diferentes, pero precisamente con la mayor que me llevo sólo 11 meses es de la que mas diferente soy, vamos que no tenemos absolutamente nada que ver. Con los dos pequeños me llevo guay pero también somos muy diferentes.
    A mis hijos les pasa igual, tienen unas personalidades muy pero muy diferentes. Claro que al tener la misma educación comparten unos valores y unas costumbres, pero luego cada uno es un mundo y reaccionan de formas diferentes, pero lo que me gusta muchísimo es que de momento se llevan genial y se complementan super bien.

  6. Yo tengo un hermano y nos parecemos bastante en casi todo. Hay cosas que no, obviamente, porque cada persona es única, pero sí que tenemos muchos rasgos similares. Pero por ejemplo, no hay dos personas más distintas que mi madre y mi tía, siendo hermanas, ambas chicas, y llevándose tan solo 2 año…son la noche y el día, y sin embargo se llevan fenomenal, al final, es tu hermano y te acabas complementando con el paso de los años, creo yo.
    Besos!

  7. También son muy distintos, pero en mi caso tanto física como de personalidad. El niño es como su padre pero muy sociable y abierto, en cambio la niña físicamente es como yo (una miniMaite dicen) pero en el carácter es como su padre, más introvertida y tímida. Con decirte que después de 4 años aún no la han oído hablar algunos de la familia… y eso que vivimos en la misma ciudad.

  8. Hola!!!! Mi hermana y yo somos como la noche y el día y solo nos llevamos año y medio, en cambio nos llevabmos genial.
    Mis hijos de pequeños eran muy distintos pero a partir de la adolescencia empezaron a parecerse y ahora hacen muchísimas cosas juntos, comparten grupo de amigos, grupo musical, de teatro…fueron cambiando hasta compartir gustos, sin que nadie les influyera.
    Un besoito y cada uno es un mundo, y eso es lo mejor que sería muy aburrido que todos fuésemos iguales.

    • Uy no, no quiero un mundo en el que todos estemos cortados por el mismo patrón, que aburridisimo!!
      Si mientras se complementen es genial que cada uno tenga sus gustos, es más fácil que los compartan para los padres pero bueno, es lo que hay.

      Que luego puede pasar lo que tu dices, que además de hermanos se hagan amigos y realicen muchas actividades juntos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: