Kiko y la mano

Kiko y la mano es un libro para niños que nos ayuda a  explicar muy fácilmente que debajo de la ropa interior nadie puede tocar.

Os lo pongo así de primeras para que no penséis que es un libro de los habituales que suelo reseñar, se trata de un libro con algo más. Es una guía (creada por FAPMI- Federación de Asociaciones para la Prevención del Maltrato Infantil) para ayudar a  padres y educadores a explicar hasta dónde se puede llegar y qué hacer si se produce una situación incomoda para ellos.

kiko-y-la-mano

Tenemos este libro desde hace más de un año en casa, quería contároslo porque me parece fundamental  educar en la prevención pero es un tema tan delicado que no me atrevía a abordarlo, de hecho, hace un año en el blog de Refugio de Crianza hablaron de él y en los comentarios les puse que lo teníamos, que me gusta mucho pero que no quería meter la pata hablando de algo así.

Pues bien, he cambiado de opinión, me han hecho cambiar mis peques, como siempre, ellos lo ven todo tan fácil y natural que dije pues lo voy a contar así, sin entrar en detalles pero por si alguien esta buscando algún libro de este tipo que sepa que existe y esta muy bien.

Personalmente el tema de los abusos sexuales y sobre todo a niños es algo que me horroriza, me imagino que cómo a la gran mayoría. Y saber que muchos de esos casos se dan con familiares o personas de confianza… no puedo soportar esa idea.

Esta claro que no podemos vivir con el miedo, por eso me pareció tan buena opción este libro. Nos los dieron en la Escuela de Padres a la que asisto, lo leímos allí y la verdad es que no lo entendí muy bien, no pensé que el mensaje fuese a calar en los niños. Pero yo por si acaso probé.

Se lo conté a Leo esa misma noche, con poco más de tres años. Se lo conté como un cuento más, con vocecillas, gestos… como todos. Y ante la pregunta “¿puedo tocar debajo de tu ropa interior?” le puse más intención, sobre todo en la respuesta, NOOOOO Pero sin que sonase a  susto ni miedo, sino como ese mismo tono que él utilizaba cuándo le digo que un león es una jirafa por ejemplo y él me decía “Nooo que te has equivocado”, medio de broma. No sé si me explico.

Algo que no viene en el libro y que yo siempre añado al final es: “¿Y si alguien quiere tocar debajo de los calzoncillos a quién se lo tienes que decir?  A mamá!!!” y le doy un abrazo. Siempre se lo he contado así.

Lo leímos un par de noches y nos olvidamos del cuento, esta en la estantería pero nunca lo miran, son muy poquitas hojas, no tiene tapas… vamos que no es que les atraiga mucho.  Pero el mensaje del libro lo cogió rápidamente. Cuándo alguna vez mi madre le ha ido a limpiar el culete él siempre le dice que el pitin no se toca.

Hace unos meses me hizo gracia porque le tuve que poner tiritas en tres de dedos, ya sabéis de esas tiritas curativas y cuándo fue a hacer pis, me dice “mamá agárrame el pitin que yo no puedo, que te doy permiso sólo esta vez” jaja.

Ha pasado más de un año que no habíamos vuelto a leer el libro y lo sigue teniendo claro, con lo cual yo me quedo más tranquila.

Hace ya un par de meses tras un episodio entre hermanos decidimos que era el momento de contarselo a Gonzalo también.

Pensaba que Gonzalo al ser más pequeño que Leo cuándo se lo conté no se quedaría con la idea y para nada! los niños siempre me enseñan que comprenden mucho mejor las cosas de lo que nosotros creemos. Rápidamente lo ha entendido.

Os cuento mi experiencia con este libro para que veáis que no es que lo estemos leyendo todo el día, ni que le hayamos dado mucha importancia… en absoluto. Es un tema que a mi me preocupa muchísimo y encontrar un libro así de claro que me lo haya puesto tan fácil ha sido estupendo. Por eso no quería dejar de hablaros de él.

¿Conocíais Kiko y la mano?

¿Tenéis algún libro de este tipo en casa para contárselo a vuestros peques?

¿Creéis que es necesario hablarle a los niños o es mejor no entrar en esto siendo tan pequeños?

Si os interesa os lo podéis descargar aquí.

Si queréis más información la podéis encontrar en la web de Fapmi

24 comentarios en “Kiko y la mano

  1. Hola!!!! Qué interesante. Este tema hay que abordarlo, sin asustar ni traumatizar pero sí que es bueno tocarlo y veo que lo haces genial. Aunque me pille lejos me apunto el libro para sobrinos y quien sabe si para futuros nietos dentro de mucho.
    Besos y feliz domingo.

  2. Es un tema super dificil de abordar, pero es un tema como tantos otros, que aunque difíciles, es necesario abordarlos. Tenemos que enseñar a nuestros hijos a saber diferenciar lo que está bien de lo que está mal, tenemos que enseñarles a decir NO, aunque sea un adulto, tenemos que ayudarles para que sepan defenderse cuando nosotros no estamos.
    No conocía el libro, pero creo que es una buena forma de afrontar este tema con los niños. Ellos siempre lo ven todo más facil que nosotros y a veces lo que pensamos que les va a costar entender, para ellos es lo natural.
    La realidad es que me dan escalofríos sólo de pensar en este tema.

  3. Ya hace un tiempo que empecé a tratar ese tema, pero no con el libro. Lo tengo para imprimir, pero com a ti, me parecía que no sería capaz de captar el mensaje. Con lo que has dicho, te aseguro que me lanzo a la piscina a la de ya. Este es un tema que me aterra, y lo que más, que pueda venir de gente “cercana”.

    Gracias por recomendarlo

  4. No conocía el libro, el tema me pone los pelos de punta solo de pensarlo.
    Mi marido fue el que dio el primer paso en esto, y hace ya un tiempo que a nuestro hijo mayor, ahora tiene 7 años le dijo, “el pito no te lo puede tocar nadie, NUNCA” Y al principio se lo tomó muy al pie de la letra, vamos que si al vestirlo por ej le tocabas sin querer, te decía, no me toques ahí!
    A la pequeña que todavía no ha cumplido los 3 todavía no le hemos comentado nada pero la verdad es, que como dices entienden mucho más de lo que creemos. No hay porque que esperar.

    http://mykitschworld.blogspot.com.es/

    • Estos hacen algo parecido, lo tienen al pie de la letra pero lo prefiero a que no sepan hasta dónde se puede llegar.
      Leo tenía algo más de tres años y Gonzalo dos años y medio y lo ha entendido perfectamente, sólo hay que utilizar las palabras adecuadas.

      Es tan importante que los niños sepan dónde esta el limite…

  5. Muchas gracias por compartirlo.
    He compartido el enlace de tu blog con las mamis del cole, porque es muy importante educar a los peques y que aprendan a diferenciar cuando se trata de un juego a cuando alguien quiere aprovecharse de su confianza e inocencia.

    • Mil gracias por compartirlo.
      Yo creo que es muy importante enseñarles hasta donde se puede llegar y hacerlo sin alarmar, por eso me gusto tanto este libro. Espero que les guste al resto de padres y madres 🙂

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: