Maternidad

Sobre la normativa de menores en un bar de Salamanca

Seguramente ya habéis leído esta normativa sobre menores en un bar de Salamanca que se hizo viral en poco tiempo. No quería dejar pasar la oportunidad de dar mi opinión al respecto, aunque algo ya he comentado en Twitter.

La normativa sobre menores:

  • Los menores permanecerán en todo momento con sus padres, sin separarse de ellos.
  • Está prohibido entrar con cualquier tipo de juguete en el local (excepto móviles y consolas)
  • Si el menor llorase, gritase o hiciera ruidos molestos para el resto, los padres deberán sacar al menor hasta que deje de hacerlo.
  • Está prohibido cambiar a los niños en el local fuera del aseo
  • Está prohibido que los menores realicen juegos dentro del local y se desplazarán dentro del mismo andando y sin correr.

Se trata de un bar de copas, que por cierto, pidió disculpas visto el revuelo que ha causado y decidió retirar la “normativa”.

Ahora bien, ¿es necesaria esta normativa sobre menores en un local de ocio?

He leído un montón de comentarios de indignación pero también muchos comentarios añadiendo que si los padres cuidasemos de nuestros hijos no harían falta este tipo de normas.

Bueno, pues mi opinión es la siguiente.

Esta normativa me parece fuera de lugar, eso para empezar, y cómo decía ayer en Twitter, no me hubiese parecido mal si junto a esta normativa existiese otra para adultos que tampoco se comportan de forma deseable.

A mi me molesta mucho la gente que habla a voces, me incomoda la gente que se se sienta y con su silla imposibilita el paso al resto de personas y que además cuándo le pides que mueva su silla – mal ubicada- para pasar se ofenden o protestan. Los que se dirigen a los camareros con una falta de educación enorme, los que hablan soltando tacos sin parar y cómo normalmente lo hacen en un tono de voz elevado no puedo evitar oírlos. Los que fuman en una terraza, que sí, que pueden hacerlo que están fuera, pero a mi que estoy sentada al lado me molesta, y todo esto sobre todo si hay niños delante.

Si a mi me molesta de manera personal, cuándo estoy con mis hijos y oigo tacos sin parar, respiro humo de tabaco, escucho comentarios fuera de lugar o en un tono no adecuado ME CABREA.

También quiero una normativa que regule esos comportamientos y que si voy a comer con mi familia lo pueda hacer tranquila.

Y sí, es cierto que hay padres que llegan a un restaurante o un bar y “sueltan” a los niños y se olvidan que son suyos y esos niños molestan al resto. A mi también me incomodan, exactamente igual que los adultos que he descrito antes, así que si ponemos normativas para unos que sea para todos.

Una vez hablando con la dueña de un restaurante que era cliente mía, me decía que había veces que se daban más prisa en servir a familias que se “olvidaban” que traían niños y que esos niños estaban molestando al resto de comensales. Pero que da la misma manera les encantaba servir a familias cuyos miembros se comportaban correctamente y que ellas mismas, se encargaban de invitar a los niños a levantarse y salir a jugar a un espacio apartado para que una vez hubiesen terminado de comer los niños por un lado disfrutasen de los juegos y por otro los padres pudiesen hacer una sobremesa tranquila y agradable sin prisas.

Porque, al final, la educación se nota. Los niños son niños,  trastean, se levantan, protestan… pero para eso están los padres, para ver hasta que punto pueden llegar, siempre sin molestar al de al lado.

A esta chica le pregunté directamente, ¿Y qué hacéis con los adultos que molestan al resto de clientes? La respuesta fue que lo mismo, les atendían lo más rápido posible y rezaban para que se fuesen cuánto antes.

Creo que al final todo se resume en sentido común.

Supongo que si este bar ha llegado al punto de redactar esta normativa será porque han visto muchas cosas que no les han gustado, pero mi pregunta sería si no  han visto mal comportamiento en adultos para hacer lo mismo.

¿Qué opinais sobre esta normativa?

Tags :
6 marzo, 2018