Los niños y las mascotas

Creo que el tema de los niños y las mascotas es un tema que tarde o temprano aparece en todas las casas.

Los niños y las mascotas parece que tienen relación directa, al menos durante algún tiempo de su infancia, luego habrá niños a los que nos les guste los animales pero pienso que casi todos se sienten atraídos por ellos, aunque sea de lejos 😉

Y mi casa no iba a ser menos, el tema ya se ha planteado.

Tengo que decir que a mí personalmente no me gustan los animales y me explico porque queda bastante mal decir esto así sin más. A mí no me llaman la atención aunque de pequeña tuve también esa fase pero pronto la pasé y ahora  procuro no acercarme a ellos. No me gustan ni los perros, ni las tortugas, ni los peces… ni nada, soy así de rara. Pero otra cosa muy distinta es que aunque no me gusten no crea que haya que tratarles súper bien.

Si tomas la decisión de tener mascotas en casa va con todas las consecuencias, hay que cuidarles, limpiarles, sacarles de paseo, mimarles, vacunarles… por eso cuando llega la Navidad y los niños piden mascotas a los Reyes Magos me da mucha penina porque no todos están preparados para ser responsables de los animales que piden con tanta ilusión en un principio.

Sin duda tener un perro en casa (voy a hablar del perro porque es el que más le llama la atención a mis hijos) les ayuda a mejorar su autoestima, a ser más responsables…, podéis leer este artículo sobre los beneficios de tener un perro que encontré en la web Portal del Criador.

Nosotros cómo padres debemos valorar si es viable tener una mascota en casa, si nuestros hijos serán capaces de ayudar a cuidarlos, es trabajo de todos.

Una vez tomada la decisión de tener un perro en casa hay diferentes maneras de conseguirlos, unas de ellas serían a través de una tienda de mascotas online o a través de fundaciones que rescatan mascotas. Pero eso sí, primero debemos sentarnos todos juntos a elegir la mascota que más se adapte a nuestra manera de vivir, que mejor podamos cuidar…

Cómo os he dicho antes yo no quiero tener mascotas en casa, no tengo tiempo de atenderlas, vivimos en un piso y francamente y sin poner excusas no quiero tener un animal en casa aunque entiendo que mis peques si quieren y ya empezaban a pedírmelo cuándo el problema se resolvió prácticamente solo.

Los padres de mi pareja, vamos mis suegros, decidieron que ellos si tienen el espacio, el tiempo y la necesidad de una compañía fiel y acogieron en su casa un cachorrito, Luna.

Yo pensé que mis hijos verían a la perrina pero poco más y todo lo contrario, en seguida la quisieron coger, acariciar, darle de comer… me han sorprendido muchísimo porque no lo esperaba, en esta foto que subí hace tiempo a mi instagram podéis ver el primer acercamiento con Luna.

los niños y las mascotas
Emocionados con su mascota

Desde Junio que la tienen son ellos los que piden ir de vez en cuando al pueblo para ver a la perra, la sacan de paseo, la quieren enseñar a que les devuelva los palos que la tiran, le dan a probar moras “sin limpiar ni nada” me dice Leo jaja. Ellos vuelven encantados cuándo están con la perra y a mis suegros les viene genial la compañía.

¿Cuál es vuestra experiencia con los niños y las mascotas?

24 comentarios en “Los niños y las mascotas

  1. Bueno, en mi casa siempre hemos tenido perro, cuando me independice compramos uno y adoptamos al año a otro. Ellos siguen con nosotros y se relacionan con mi hija de 7 meses. No concibo la vida sin ellos, son parte de mi familia y me encanta ver que mi hija va a crecer rodeadas de amor incondicional, que es lo que dan los perros. Por supuesto respeto a quien no le gustan, como tú dices, mientras no le hagan daño está bien tener diferentes gustos. Seguro que la perrita de tus suegros les enseña muchas cosas a tu hijos. A disfrutar de ella!

    • Estoy convencida de que las mascotas, en este caso los perros tienen mucho que ofrecer y les aportaran muchos beneficios a los niños, pero a mi no me gustan.
      Es genial que vosotros estéis disfrutando de vuestros perros, tampoco entiendo a la gente que tiene perro y con la llegada de un bebé los saquen de casa, una vez que el perro entra forma parte de la familia.

  2. A mí me encantaría tener un conejo o un gato pero mi marido no quiere animales porque le molesta que se ensucie la casa y tal y dice que prefiere que estén libres… Y a decir verdad cuando pienso en el trabajo que dan y que cuando nos vamos de vacaciones no tenemos con quien dejarlos mejor abstenernos jejje

    • Tu marido es de los míos entonces.
      El tema que planteas es otro, mi hermana tiene un perro y al pobre cada quince días le toca hacer un viaje de más de tres horas de ida y de vuelta porque no le van a dejar solo allí, claro.

  3. Yo he tenido toda la vida perro, pero desde que me fui de casa de mis padres no he vuelto a tener mascotas. A mi marido le dan miedo y no quiere. He de confesar que extraño mucho el tener una mascota. Además me gustaría que mis hijos se críen con animales. Pero por lo pronto no pensamos en ello o mejor dicho, sacare el tema dentro de unos años! Eso sí, a mí regalar mascotas me parece fatal! Los animales no son un juguete! son animales y cuando los niños se cansan de ellos no los pueden guardar en un cajón hasta nuevo aviso!
    Muy guapos los peques con Luna!

    • Para comprar un perro tienes que estar muy convencido de poder cuidarlo y de que los niños van a ser responsables (en parte) de él. Puede ser que les gusten mucho pero no para tenerlos en casa todos los días, yo creo que eso les pasa a mis hijos, para una mañana esta genial tener a Luna pero más se aburrirían y eso no es compatible con vivir en un piso.

      Nada, tu dentro de unos años lo vuelves a plantear y veremos que pasa.

  4. Hola!!!!! Pues yo soy promascotas total,jejejeje. En el blog he hablado mucho de ellos, de hecho en mis jueves reflexivos mi gato siempre sale. Cuando la crisis me asoló ni un momento pensé en deshacerme de ellas y créeme que el gasto habría disminuido mucho, pero preferí ahorrar de otras formas, un pienso más baratito, retrasar alguna vacuna y apretarnos todos el cinturón. Ellos, que todos son recogidos o de albergues, son mi familia, y mis hijos opinan igual, la capacidad de sacrificio que tienen para ellos es increíble, creo que se quedarían ellos sin comer para dárselo a sus animales.
    Un besio y luego echo un vistazo a las webs que dices.

    • Una vez que estan en casa yo los considero como un miembro de la familia y hay que cuidarles y tratarles de dar lo mejor posible, si vosotros os tenéis que ajustar el cinturón pues a ellos lógicamente también les afecta.

  5. Bueno es mi casa este tema viene de hace tiempo. Yo antes de tener a mis hijos hubo una epoca que quería un perro, porque me chiflan todos los animales, pero mi marido me decía que que pena meterlo en un piso y que hay que sacarle y que luego no podemos viajar con el a muchos sitios. La verdad es que tiene toda la razon del mundo. El tener una mascota es una responsabilidad super grande.
    El problema vino cuando nacieron los niños. A Alejandra le encantan los animales pero no lo pedía mucho, pero es que Diego creo que la primera frase que dijo fue quiero un perro, jajajajaja.
    Total que Diego es tan tan tan tan machacon con los temas que ha conseguido que su padre que era anti mascotas, este verano decidiera que le iba a comprar un hamster, que se adapta a nuestro espacio y al poder cuidarle entre todos. Tengo que decir que ha sido una experiencia muy buena, no veas lo que quieren al hamster y lo mejor es que piensan que Pipa (asi se llama nuestra mascota) tambien les adora.

    • A eso me refería, a encontrar una mascota que se adapte a nuestras circunstancias (Aunque yo no quiera ninguna)Y un hamster es fácil de cuidar y mantener.

      Yo lo más que he admitido en casa fue un fin de semana a los peces de mi sobrina y estaba deseando que se los llevase por miedo a que les pasase algo bajo nuestra custodia.

  6. Yo siempre he tenido perro, ahora tengo una perrita y con la llegada del pequeño a ver que tal, lo que me da pena de las mascotas es que llega un momento que se van y cuando los peques son pequeños aveces lo pasan mal, pero de momento a disfrutar de mi gordita y a que cuando mi pequeño nazca y sea mas grande disfrute de ella o la haga huir ya veremos.

  7. los míos flipan con los perrinos pequeños y la verdad es que sé que podría ser muy positivo pero un piso no me lo planteo!!! Y si ya tengo bastante con tres niños, como para tener que estar pendiente también d eun animal, que como a tí, no me llaman nada la atención…

  8. Nosotros en un piso no meteremos mascota casi con toda seguridad. Los peces y esas mini cosas me parecen de un soso… Me gustan los gatos, pero creo que los perros son mejores compañeros para los niños. Sin embargo, requieren muchos cuidados, paseos y la verdad, al final sería como tener un hijo más. Dudo que la niña se responsabilizase de todo, por lo que de momento no tengo pensamientos de pasar por esta fase.

    • Las mini cosas te parecen sosas?? jaja
      Yo creo que a los niños les viene genial, pero ¿quién tiene tiempo de sacarles todos los días varias veces? Si tuviesen sitio para estar libremente genial pero en un piso… no lo veo. O al menos no con mi estilo de vida claro.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: