Mamá: yo solito

Ahora mismo me encuentro en dos etapas distintas del “mamá: yo solito“.

Ya sabéis que tengo dos peques, por un lado Gonzalo de dos años y Leo de cuatro.

El “mamá: yo solito” de Gonzalo lo estaba esperando, ya pasamos por él aunque me da la sensación de que a Gonzalo le ha venido un poco más tarde. “Yo solito me abro el peti”, “yo solito me quito la zapatilla” que también va muy unido al “yo ayudo” y “yo puedo”.

Ellos se ven capaces de hacer las cosas por si solos y pienso que hay que apoyarles y dejarles, aunque se tarde el triple en quitar un jersey que si tu lo haces y le termines ayudando porque sólo no puede, pero el hecho de que lo intenten es un logro y hay que motivarles para que lo sigan intentando.

De esta manera le estaremos “dando alas” para que sigan investigando y queriendo aprender. Imaginaros que no les dejasemos, lo aprenderían igual eso esta claro, pero más tarde y les haríamos sentir más inseguros. Al menos esa es mi manera de verlo.

Y por otro lado, tengo a Leo con cuatro años que es bastante autónomo, y ya no me dice lo de “mamá, yo solito” porque directamente lo hace.

El “yo solito” de Leo es de otro tipo, os lo explico con ejemplos.

Hace un par de fines de semana tuvimos a su mascota Nuba y su libro viajero.

Os podéis imaginar el libro viajero, repleto de fotos de los compañeros de Leo con Nuba, detalles de todo el fin de semana, dibujos preciosisimos hechos por los padres, perfectamente coloreados y cómo no, una historia que empezó en la primera familia y que el resto debemos continuar.

Bueno pues yo me pasé el fin  de semana cargada con Nuba y colocándosela a Leo al lado para hacerle fotos porque realmente él la ha pedido una o dos veces… Llegó el momento de “trabajar” en el libro viajero y aquí el amigo me veto.

La ilustración que todos los papás / mamás había hecho, en mi casa corre a cargo de Leo exclusivamente.

“¿Qué fotos vas a poner mamá? Le enseño las que tengo y él decide cuáles se ponen y cuáles no, y el texto prácticamente me lo va dictando. Dónde hay que poner LEO ya se encarga él.

¿Y la historia inventada? Me dice que no quiere poner nada, que a él eso no le gusta! jaja. Le tuve que convencer para adaptar nuestra excursión a la exposición de dinosaurios que tuvimos hace semanas y contar la historia incluyendo a Nuba…

Y ¿sabéis una cosa? que me pareció PERFECTO. Vale que nuestras dos hojas serás las más cutres de todo el libro pero es lo que realmente Leo quería hacer. ¿El libro para quién es, para los niños o un lucimiento de familias?

Otro ejemplo. Las botellas de agua que llevan al cole van con el nombre puesto y hasta ahora yo le hacía las etiquetas, o mi madre le ponía el nombre. Ahora él ha tomado las riendas.

Le dije que si quería que sacasemos un dibujo de un dinosaurio para que quedasen más chulas y él encantado. Se encargó de colorear el dino y me pidió recortar el papel y poner su nombre él sólo. Le dejé y aunque el resultado es el que es, lo he dejado tal cual. ¿Para qué voy a repasar lo que él ha recortado si él está muy orgulloso de su trabajo? Pues así va, ya irá mejorando la técnica.

yo solito
así quedó la botella de agua

 

Evidentemente no siempre puede ser así, pero cuándo se pueda le voy a dejar, le iré corrigiendo, explicándole cómo hacerlo mejor… igual que hago con Gonzalo, pero él va tan orgulloso con la botella que ha etiquetado él solito.

¿Cómo vivís vuestro mamá, yo solito?

¿Le dejáis hacer hasta el final pase lo que pase o le dais un retoque final de mamá/papá?

 

20 comentarios en “Mamá: yo solito

  1. Pues claro que hay que dejarlos, son cosas que pueden y quieren hacer ellos, en su nivel pero son sus cosas. En el caso de la mascota, en nuestro caso quedó de lucimiento ya que si no lo hagó yo, aquí el amigo pasó completamente del tema jejejejej

    • Aquí los dos suelen pasar de las mascotas, las veces que han venido ni las miran y esta vez un poco más Leo pero vamos que disfrutó más preparando el libro viajero que con Nuba

  2. El mío encantado con la mascota! El maestro me decía que hacía tiempo la pedía para traer a casa… Pues llegamos a casa y la mascota no la quería ni cerca! Las fotos fueron de obligado y el paso olímpicamente del muñeco. Su padre también… Así que me tocó a mí sola… Muy cutre quedo, pero buen… Espero que haya alguien peor que el mío!

  3. Hola!!!!!! Me recuerda mucho a mi hija mayor, que era yo solita total, y sigue siendo así, es muy buena pero no se deja ayudar y a mí me pasa igual.
    Por un lado eso es genial pero confieso que yo no soy de dejarme ayudar y a veces hace sufrir a los demás, mis padres se han llevado disgustos al saber que yo tuve situaciones difíciles y no pedí ayuda, ainnnns.
    Pero esa independencia es genial, a mí me gusta, al menos.

    • Yo estoy encantada con que sea así eh?, me gusta que tenga su criterio, que sepa lo que quiere y lo que no, pero hay veces que digo madre mía hijo que solo tienes 4 años…

  4. por supuesto, yo les doy margen para que hagan muchas cosas, a lo mejor es cierto que les he dado la comida hasta muy tarde por no mancharlo todo, pero por lo demás, les dejo… eso sí, cuando hay prisa, la cosa cambia!!! uyyyy, la gente se luce mucho con el libro viajero??? yo por ahora lo he visto siempre muy normal, cosa que se agradece!!!

    • Hombre, cuándo por las mañanas tienen que ir al cole y tardan la vida en ponerse la ropa desesperan, esa es la verdad, por eso yo procuro practicar mucho cuándo no hay prisa y así van cogiendo practica 🙂

      Aquí si se han lucido si, yo creo que también hace mucho si hay muchos niños que son hermanos mayores o hijos únicos jaja

  5. Me parece fenomenal que se lo permitas. Aunque a veces el “yo solito” no nos lo pone fácil y pueden surgir diferencias, es bueno dejarles tener la iniciativa. A mi, qué quieres que te diga, me gusta mucho que la aventura de Nuba haya quedado como él quería, como bien dices es algo para los niños (qué manía por cierto la de hacer más los padres que los niños en las cosas del cole), y su botella es que me encanta, personal 100%. Seguro que él está la mar de orgulloso!

    • Claro que surgen diferencias y creo que cuánto más les dejemos más dificil nos lo ponen, hay que negociar más, explicarlo todo… pero por otro lado pienso que es mucho más satisfactorio y enriquecedor.

      Te aseguro que el cuaderno ha sido cómo él quería, vamos ni una coma me ha dejado poner a mi! jaja

  6. Esa tipografía en la botella!! cómo mola!! yo aún no he llegado a la etapa “yo solito” plena. Pero tiemblo, porque tengo poca paciencia y poco tiempo!! dos cosas indispensables para aprobar con nota. Jajajaaja!!

    • La tipografía, el dibujo y el cortado del papel, todo obra suya jaja

      Es cierto que la paciencia va al limite cuándo empiezan con el yo solito pero luego cuándo ves esas caras de satisfacción… te los comes!!

  7. Me parece genial que Leo ponga su nombre solito. Es verdad que hay que dejarles que intenten hacer las cosas porque están tan orgullosos de sus logros.
    Mis hijos siempre han sido muy independientes, pero reconozco que a veces, sobre todo por las mañanas, necesito que vayan un poco más rápido y pierdo un poco la paciencia, jejejeje
    Un besote.

  8. Madre mía Leo tiene las cosas claras no, clarísimas!!!
    Aquí vamos a días y según la pereza… sobre todo con el tema comida. Pero poco a poco pide alguna cosa… alomejor es un poco pronto, no lo se, pero tampoco me preocupa, seguro que todo llega.
    Un saludo!!

    • Luego tienen retrocesos eh?, una vez que consiguen hacerlo por ellos mismos y ven que son capaces luego dicen pues como ya sé que sé hacerlo que me lo hagan que es más comodo.
      Muchas veces ahora tenemos que dar de comer a Leo porque dice que esta cansado… y Gonzalo protesta si le damos de comer nosotros… esto es así jaja

  9. ¡Yo la dejo! Ya no sé si por animarla a expresarse o por malamadre perezosa, pero si a mi bichilla le parece bien lo que ella misma hace, a mí también.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: