Mi hija no quiere leer

Hoy le toca escribir a Isabel (No sin mis patucos) y viene con un tema muy interesante, porque yo doy por hecho que a mis peques les gustará leer porque de momento les gustan los cuentos que yo les leo, pero ¿y si cuándo llegue su momento no quiere leer? Os dejo con ella.

Mi hija no quiere leer

Aprovechando que el 23 de abril fue el día del libro, hoy vengo a hablaros de libros.

Las que tenéis niños pequeños, seguramente pensáis que a vuestros hijos que les encantan los libros, que no pueden vivir sin un libro nuevo, y que no pueden dormir sin haber escuchado un par de cuentos, siempre van a tener ese amor a los libros. Siento deciros que no siempre es así.

Al empezar primaria, es normal que te recomienden que los niños lean todos los días. Nosotros, como teníamos la costumbre desde que eran bebes de leer antes de dormir, seguimos con esta misma costumbre, con la única diferencia de que en vez de leer nosotros los cuentos, cada uno se leía su propio libro.

Lo que ha ocurrido es que Alejandra poco a poco, cada día se hace más la remolona a la hora de leer y al final no llega a diez minutos lo que lee en casa. Ya hace tiempo que me preocupaba este tema, pero pensé que el obligarla y sentarla cada tarde a leer, terminaría siendo peor, así que lo que hicimos fue intentar buscar libros que de alguna manera llamasen su atención.

Entonces yo recordé que cuando era pequeña me encantaban los libros de El barco de vapor. Compramos unos cuantos a ver que le parecían.

En la foto sólo aparecen cuatro títulos, pero debo reconoceros que tenemos unos cuantos más de esta editorial. ¿Os parecen unos títulos llamativos? pues mis hijos no los han llegado ha abrir. Están todos nuevecitos, ni los han leído, ni han querido que se los leamos.

Había que cambiar de estrategia. Lo reconozco, que a mi me gustasen estos libros no significa que les tengan que gustar a mis hijos.

Algo que le emocione a Alejandra…….
Si¡¡ las fiestas del pijama (otro día os hablaré sobre este tema). Pues compré este libro que no llama nada la atención en principio, pero si servía para que la niña leyera, bien venido sea. Parece que le gustó bastante, pero pronto pasó a un segundo plano.

No me extrañó, porque si por fuera me parecía poco atractivo, por dentro, con letra y dibujos verdes, ……

¿No os parece que es más bonito todo de colorines?

Buscamos algo super colorido. Dió la casualidad que habíamos visto en la televisión una película que se llamaba “Krika super bruja” y le gustó muchísimo .

Mi sorpresa, fue encontrar en la librería que había una colección entera de Krika super bruja.

Son unos libros preciosos y me parece que además de divertidos y graciosos, tienen unas ilustraciones super alegres y coloridas.

Esto yo creo que hace que tengas ganas de coger el libro, aunque sólo sea para ver los dibujos ¿no?

Además Krika, la protagonista, corre un sin fin de aventuras súper emocionantes.

Pues esto tampoco funcionó del todo. Parece que le gustan, pero a la hora de ponerse a leer no hay manera. Hemos buscado de todo tipo de libros. De inventos, de experimentos, con ejercicios,….

Fijaos como será la cosa, que a la desesperada nos hicimos con este libro. Un libro que dice que te van a encantar los libros aunque no te guste leer. Pues no perdíamos nada por probar. Además trae un marca páginas que se llama “Marco páginas” y me pareció de lo más entrañable.

Es un libro muy gracioso que te da un montón de buenas razones por las que deberías leerte un millón de libros.

En resumen he de reconocer que no ha funcionado nada. Ella por si misma no quiere leer. Lo peor de esto es que al final he tenido que hacer lo que no quería, que es obligarla a leer todas las tardes.

He hablado con su tutora del colegio para que me ayude en este tema y ella me comentó que es imprescindible que la obligue a leer porque el año que viene (3º de primaria) va a ser un curso muy duro y van a tener que estudiar en serio. Ya no vale leer, tienen que leer a la perfección y para ello es imprescindible leer cada día.

La profe me propuso dejarla elegir un libro que puede leer en casa y ella se ofreción a encargarse de preparar una ficha referente al libro para llevar un control de lo que ha leído. A mi me parece buena idea, sobre todo me parece genial contar con la ayuda de una profesora que siempre se implica muchísimo en cualquier cuestión que le planteo.

Ya os contaré como vamos con este nuevo sistema. De momento ayer cuando llegamos a casa y le dije a Alejandra que tenía que leer un rato si o si y sino no podría escuchar música (con todo el dolor de mi corazón), ella puso cara rara y más cuando le dije que lo habíamos decidido su profe y yo. Le explique que era necesario que lo hiciera, que si quería seguir sacando las notas tan buenas que había tenido este año, tenía que esforzarse, que para poder memorizar necesitaba primero practicar más la lectura.

De momento el primer día fue un éxito y estuvo leyendo el rato que le propuse. Vamos a ver como avanzamos.

Y vuestros peques, ¿como llevan la lectura?

14 comentarios en “Mi hija no quiere leer

    • Tienes toda la razón, me he dado cuenta antes que había escrito Krika en lugar de kika. Pero ya sabes que te llevo en mis pensamientos, jejejejeje.
      ¿Cuantos años tiene montruito mayor? es que alli es diferente el sistema no?

  1. Mi hijo tiene la misma edad que la tuya y hemos padado por la misma experiencia… Al final está obliado….. Pero yo leo con él: cada uno un trozo. Así se le hace mucho menos pesado y la experiencia acaba siendo mas agradable.
    Ah! Y para nosotros es mejor un recopilatorio de cuentos cortos que uno largo. Así hacemos uno cada día!

  2. Mira, si sirve de algo, yo no era una gran lectora, no me llamaba mucho la atención y, sin embargo, gané dos concursos literarios de pequeña en el colegio… Creo que quizás es porque soy inquieta y todo aquello que conlleve estar sentada y concentrada un buen rato, es un problema… me pasa que no veo la tv por no estar sentada, mientras que si me siento a escribir, se me pasan la horas…. Alfonso también es super inquieto, le cuesta horrires sentarse a hacer los deberes y leer, luego le engancha pero ponerse, no le gusta… No sé, pueden ser tantas cosas…a lo mejor leer cosas de fantasía no le gusta y luego estudia de maravilla las materias que le gustan!

    • Yo ahora pienso que es otra fase de pequeña rebeldía. Porque se que luego se pone y la gusta, pero es una niña que la cuesta muchísimo sentarse, como tu dices, aunque este haciendo deberes, se levanta y se sienta. Esta cenando y se levanta 20 veces.
      El problema es que la lectura como todo es cuestión de práctica y claro que no lea algún día no pasa nada, pero llevabamos una época que no lee ni un solo día y eso me preocupaba. Además han empezado con reglas de ortografía y palabras que antes escribía bien, ahora al pensar en las reglas, las escriben mal. Con lo cual el leer también le puede ayudar en este sentido.
      Un besote.

  3. Parece claro que las historias que has propuesto no enganchan a Alejandra. Quizá me equivoque pero por post anteriores la veo muy madura y los libros que supuestamente son adecuados para su edad muchas veces pecan de infantiles.
    Ella está pasando por la transición de los cuentos a la de las pequeñas historias que pueda leer sola y a veces cuesta dar con la tecla. Te has planteado llevarla a una biblioteca y que escoja por sí misma lo que le apetezca? Habéis probado con el comic?
    Trabajo en el sector de los libros y si necesitas algo me dices e intento darte alguna opción más para la pequeña lectora 😉

    • Hola Estrella, si, el problema principal que hemos encontrado es que pasamos de libros demasiado infantiles, a libros con un contenido demasiado denso, con lo cual encontrar un punto intermedio es complicado.
      Este verano le compre dos comics de Ana y Froga. Son visualmente atractivos, pero tampoco los han hecho ni caso.
      El el colegio les llevan a la biblioteca dos veces por semana y aquí surgió mi primera señal de alarma, porque Diego todas las semanas trae un libro nuevo, pero te puedes creer que Alejandra nunca trajo ninguno?. No puedo creer que no haya nada que la resulte llamativo.
      Dentro de nada pondrán la Feria del libro y también los llevamos todos los años y eligen lo que comprar, pero creo que deciden por la portada bonita, jejeje.
      Todas las recomendaciones que me puedas dar, me vendrán de perlas, jejeje.

  4. Hola! Yo creo que no hay nada que anime más a un niño a leer que ver a sus padres leyendo. Podéis buscar un rato en vuestra rutina en la que cada uno lea su propio libro (a lo mejor por la noche, con el cansancio acumulado, no le resulta agradable hacer algo que le suponga esfuerzo).
    Me parece imprescindible que sea ella quien busque qué quiere leer. Podéis ir a la biblioteca y animarla a que elija lo que quiera (incluso que pruebe a leer allí el inicio a ver si le engancha). No tiene que terminar un libro que no le gusta.
    Las fichas de lectura me parecen un suplico para los niños. Deberían leer por el puro placer de hacerlo, sin pensar que es parte de un trabajo.
    Espero que te sirva. Ánimo.
    Un saludo

    • Ella nos ve leer constantemente a nosotros y a su hermano. Quiero decir que forma parte de nuestra rutina desde que han nacido. Y claro que es ella la que selecciona los libros, pues siempre viene con nosotros a comprarlos y elige lo que más la gusta y también va a la biblioteca dos veces por semana.
      La cuestión es que creo que aun gustándole leer, está en una fase en la que intenta rebelarse de algún modo, pero en la edad que tiene no podemos dejar que pierda esta buenísima costumbre, desde mi punto de vista.
      La ficha no creas que es algo horrible, únicamente tiene que escribir el título y el autor y hacer un pequeño resumen de lo que ha leído. Ayer hizo una y no tardó mas de dos minutos.
      Aunque sabemos la importancia que tiene ahora mismo para ella la lectura, tampoco queremos que la odie.
      Pudo sonar un poco serio lo de obligarla a leer, pero en realidad tuve una conversación con ella para explicarle porque pensaba que debía hacerlo cada día, siempre haciendole ver que el beneficio iba a ser única y exclusivamente para ella.
      Un beso y gracias por los consejos.

      • Con lo de la rutina no me refería a que pensara que vosotros no leáis, sino que ese momento del día en el que ella tiene que leer, sea algo general para toda la familia y que lo hagáis todos a la vez (no sé si te referías que es así).
        Lo de la ficha te lo decía desde mi experiencia como profesora de lengua y literatura, porque mis alumnos afrontan con diferente ánimo un libro según el objetivo que tenga esa lectura (cuando digo que no tienen nada más que hacer que disfrutarla, la disfrutan aún más).
        Entiendo tu preocupación y me parece genial la conversación que habéis tenido con ella.
        Espero que pronto logreis que vuelva a ser una gran aficionada a la lectura.
        Un abrazo

        • Ojalá vuelva a aficionarse. Yo sinceramente creo que solo es una época y se pasará y ojalá como tú bien dices pueda disfrutar con ello porque eso es lo ideal.
          De verdad agradezco todos los consejos porque a veces como padres queremos hacerlo todo como pensamos que es mejor y no siempre acertamos.
          Un abrazo fuerte

  5. A mi hijo mayor le pasa lo mismo. Tiene casi 7 años y no quiere leer, le cuesta, no le gusta… Siempre le han encantado lo slibros, le gusta que le leamos… pero ¿ leer él?
    Leí sobre el tema y la mayoría de pedagogos están de acuerdo que la lectoescriptura depende del midel madurativo del niño y que hasta que no hacen el cambio “cerebral” por más que insistas, al niño le cuesta y no le gusta. Tienen que hacer un clic con el lenguaje escrito… y eso me lo ha llegado a decir la misma maestra que me insiste en que leamos y escribamos cada día porque con su nivel el año que viene suspende ( y eso que todos dicen que es un niño muy listo y trabajador). Así de claro. Porque ahora mismo el sistema educativo está montado según unos niveles generales que no tiene en cuenta los procesos de maduración o las diferencias entre niños, poco a poco la cosa va cambiando pero a los de ahora nos ha pillado en medio.
    Ánimos para continuar con los esfuerzos.
    Un saludo

    • En nuestro caso creo que es más por cabezonería, porque siempre desde muy pequeñita le encantaba leer, pero ahor que hay que hacerlo si o si, ya no quiere.
      Con 7 años, los míos al menos ya tienen examenes en los que tienen que memorizar y evidentemente cuanto mejor sea el nivel de comprensión, más fácil les resultará.
      No es bueno obligarles, pero como tu dices, el sistema es el que es y si con 7 años no leen perfectamente, les puede afectar al rendimiento escolar.
      Un abrazo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: