Muero de amor VIII

¿Cómo puede ser que llevo justo medio año sin escribir un «muero de amor»???

Lo he mirado y el último fue en enero! aunque es cierto que entremedias escribí Dos años siendo dos y también puse algunas cosinas que me hacen morir de amor.

Que no haya escrito sobre ello no significa que no haya sentido ese muero de amor prácticamente a diario.

Cuándo he buscado el último muero de amor, lógicamente lo he releído y me han llamado la atención varias cosas, es que medio año es medio año, una de ellas es que ponía que Leo había abandonado su vocación de médico después de mucho tiempo queriendo serlo. Pues bien, la ha recuperado.

Hace unos días tuvimos que llevarle al médico porque le picaban mucho los ojos y le habían salido muchos granitos en el cuerpo que parecían picaduras de algún mosquito pero cómo había aparecido todo a la vez le llevamos por si acaso era alguna reacción alérgica o algo, el resultado fue que los granos venían de algún bicho y los ojos le picaban por alergia pura y dura que ese fin de semana había llenado el servicio de urgencias en Salamanca y en el que se había agotado en las farmacias el colirio para los ojos. Bueno, que me enrollo, cuándo me estaba explicando él mismo cómo tenía que echarle el colirio le pregunté que cómo lo sabía y me dijo «¿es que no te acuerdas de que soy médico?» acabáramos! hemos vuelto a las andadas! jaja pero ahora además de médico, es excavador, paleontologo (se veía venir) y albañil. Ahí queda eso.

Eso de que «Es que no te acuerdas?» lo utiliza muchísimo. Igual que cuándo me enfado con él porque no hace algo que le he pedido mil veces y ya me ve seria me dice «mamá, es que no me has entendido, lo iba  a hacer justo ahora» y se queda tan pancho. Eso sí, a mi me hace mucha gracia que intente llevarme a su terreno.

Muero de amor con Gonzalo y con lo mayor que dice que es. Cuándo le digo que  hay que ir a la guarde, o le pregunto que tal le ha ido en la guarde me dice todo serio «nooooo guarde no, yo voy al cole«.

O que por ejemplo él ya no se pone pijamas enterizos, ahora tienen que ser como los de Leo de dos piezas porque «yo ya soy mayor» y no hay manera, he tenido que recoger todos los pijamas que tenía porque él ya es mayor y no le saco de ahí.

Por cierto otra de las cosas que ha cambiado mucho durante este medio año ha sido la manera de hablar de Gonzalo, ya construye las frases correctamente (bueno, casi siempre) y da gusto oirle hablar.

Muero de amor con Leo que últimamente se mete siempre en mi cama para dormirse, y justo antes de dormirse cuándo le digo venga cariño ya hay que cerrar los ojos, él se da media vuelta se acurruca para que le abrace pero por un segundo se gira para darme un beso y volver a su postura  y dormirse feliz.

Muero de amor con Gonzalo que también lleva unos meses muy con mamá, si por las tardes cuándo se despierta no he estado por lo que sea pregunta por mí todo el rato, y está continuamente pegadito a mi. Salvo que sea él quién se vaya y sea yo la que se queda en casa que entonces le da igual no estar con mamá jaja.

muero de amor
me encanta verlos así

Muero de amor con Leo que estas últimas semanas que he andado un poco más nerviosa de lo habitual y en algún momento me ha visto llorar, se ha acercado para abrazarme y darme un beso así sin más, se ha quedado a mi lado haciendome sentir infinitamente mejor.

Muero de amor con Gonzalo y esa picardía que tiene, ese «yo no he sido» que le delata solo y  unido a su enorme sonrisa (porque la sigue teniendo puesta siempre) hace que le perdone -casi- todo 😉

Por supuesto muero de amor todos los días con esa relación de hermanos, todas las noches Leo le dice  a Gonzalo «ven a tumbarte en mi barriga»  y Gonzalo se tira en plancha encima de Leo. Pero además si hago el amago de ser yo la que pone la cabeza encima de la barriga de Leo me protestan los dos! jaja

Muero de amor, porque ya sabéis que Leo se deja quitar las cosas y no protesta que es algo que me pone mala, pero bueno, a lo que voy. El otro día cuándo estábamos en la fiesta de la guarde Gonzalo estaba jugando en el arenero con un cubo y una pala y una niña movió un poco el cubo, uyyyy ahí estaba Leo ejerciendo de hermano mayor, «ese cubo lo tiene mi hermano» miralo! ojito con tocar a su hermano.

Muero de amor cuándo no se presentan el uno al otro. Cuándo estuvimos en Llanes al entrar en un bar la camarera vio a Gonzalo que era el que iba en brazos y dijo «¿y esta muñeca? (vamos a obviar lo de muñeca que a mi me hace mucha gracia porque me pasaba igual con Leo) y Gonzalo enseguida contestó «nooo, muñeca no, soy Gonzalo y este es mi hermano Leo» jaja

Pero que al contrario es igual, Leo le presenta a todos sus amigos y padres de amigos y a quién haga falta a su hermano Gonzalo.

Me encanta oirles hablar, Leo le intenta explicar lo que vamos a hacer, o haciéndose el mayor le dice «Gonzalo es que tu no te acuerdas pero…»

En fin, que me tienen loca!

¿Me contáis vuestro último muero de amor?

 

19 comentarios en “Muero de amor VIII

  1. Ayyyyy me lo borra siempre, a ver si a la tercera. Decía que me encanta todo pero las conversaciones son lo más. A día de hoy cuando oigo hablar a mis hijos cuando llegan o se van sigo muriendo de amor.

    • vaya, ¿te esta dando problemas otra vez los comentarios?

      Las conversaciones son geniales, yo espero que no las pierdan nunca, que sean mayores como los tuyos y las sigan manteniendo

  2. El mío fue ayer mismo. Joel quiso dormir con su padre y yo le dije «buenas noches cariño» y él me dijo «que duermas bien mamá» a lo que yo le contesté «te quiero mucho!» y él que no contestaba nada le dice su padre «qué se dice?» y él todo pancho: «gracias!»… jajajaja
    Son tremendos!!!
    Me chifla esa relación de hermanos que describes!
    Besos!

  3. Mi bichilla también ha empezado a hacer eso e acurrucarse contra mí y querer que la rodee con el brazo para dormirse mientras va soltando suspiros de vieja y diciendo «ay, ay» hasta que se queda dormida. Es de las cosas que más gracia me hacen de ella últimamente.

  4. yo muero de amor, y de nervios todos los días, jajaja… así que al peque lo confunden con niña??? porque me pasó con Alfonso y últimamente me pasa con Gabriel y me hace gracia aunque con Alfonso me cabreaba aun poco porque toooodo el mundo y a toooodas horas hasta bien mayor…jajaja…

    • Si bueno, eso también pero sólo cuento lo bonito en estos post jaja

      A Gonzalo le han confundido con una niña en varias ocasiones pero a Leo… era una pasada y lo que dices hasta bien grande, a mi siempre me hha hecho gracia a mi pareja no tanto.

  5. La semana pasada la noche del jueves al viernes a partir de las 3 de la mañana no se durmió nada (los colmillos dr arriba) y a las 10.45 pediatra. Al acostarlo para dormir se sacó el chupete y me tiró un beso …. Así sin venir a cuento y normalmente no lo hace….

  6. Ohhh que potito. Pues mi último muero de amor fue esta mañana que mi peque me dio una patada sin querer y yo me hice la muerta en plan dramático y el pobre se lanzó sobre mi gritando: no mami no, que te echo de menos! ajja..me lo comía a veces.

  7. Me encantan los muero de amor. Yo también muero de amor todos los días. Me hace mucha gracia cuando los hermanos mayores se hacen los super mayores, y Alejandra por ejemplo me dice una montón de veces ay mama pero que mono es Diego, y luego va y le dice, anda dame un beso mi chico, y le planta un achuchón que le deja espachurradito.
    Pues es que cuando son pequeños son riquísimos pero ya verás como cada vez son mas graciosos con las conversaciones y el ver como va creciendo la relación y el amor entre ellos es genial.
    Y no llores, que sólo el hecho de tener a esos dos bombones merece sonreir y ser feliz cada día. Un besote.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: