Niños, Planes con niños

Museo Jurásico de Asturias

No podía ser de otra manera, este año hemos ido a visitar el Museo Jurásico de Asturias.

Todos los años desde que tenemos niños subimos a Cantabria o Asturias, es un destino “cercano” para nosotros y ver el mar siempre relaja un poquito, así que nos parece un destino perfecto para pasar unos días antes de las vacaciones de verano.

Y este año con más razón, nos daba igual el destino pero el Museo Jurásico de Asturias era visita obligada, eso estaba claro.

Al final nos decidimos por Llanes, que ya os lo contaré otro día, pero hoy quiero  hablaros de este museo y nuestra experiencia.

Museo Jurásico de Asturias

Ficha técnica:

Situado en Colunga

El museo cuenta con una exposición de 2.000 metros centrado en el Mesozoico y sus protagonistas, los dinosaurios.

En el jardín del museo hay reproducciones de dinosaurios y tres réplicas de dos de los yacimientos de icnitas más significativos de la costa jurásica asturiana: el de la Playa de la Griega y el acantilado de Tereñes.

Desarrollan talleres a patir de 4 años

La entrada cuesta 7,24€ y los niños pagan a partir de 3 años ese mismo precio. Nosotros fuimos el día de los museos así que pudimos disfrutar de tarifa reducida y pagamos 4,70€ por cada uno, excepto Gonzalo que todavía entra gratis.

Nuestra experiencia en el MUJA

No hace falta decir que los niños estaban esperando esta excursión con impaciencia.

museo jurasico de asturias
Paseando entre dinosaurios

A la entrada de Colunga en una rotonda ya hay una reproducción de un dinosaurio y nada más verlo se les iluminaron los ojos y cuándo llegamos al museo desde el aparcamiento se ve algún dinosaurio y Leo de la emoción se desbrocho el cinturón y abrió la puerta del coche cuándo estabamos todavía aparcando! jaja

A partir de ahí os podéis imaginar…

“mira mamá” “que grandeeee” “lo puedo tocar”

muja

Y así todo el rato los dos, iban corriendo de un lado a otro sin llegar a ver ninguno. De hecho ni siquiera fueron juntos cada uno tiraba para un lado.

Estuvimos un buen rato paseando entre dinosaurios, mi intención era que los viesen bien, aunque diesemos vueltas continuamente pero quería que disfrutasen y además amenazaba lluvia así que no sé si a la salida del Museo podríamos ver algo.

Una vez dentro pienso que disfrutó más Gonzalo viendo los esqueletos. En realidad el museo ya es más “serio” hay cosas que los niños no pueden entender, aún así Leo me pidió que le leyese varios carteles para no perderse nada.

museo de dinosaurios

Lo que más les gustó yo creo que fueron los huevos. Estuvieron un buen rato pegados al cristal 😉 Aunque de eso no tengo fotos porque mi señor esposo decidió que cogía el la cámara de fotos y para qué….

A la salida estuvimos jugando un rato en el parque infantil, aunque poco porque caían unas gotas y hacía bastante aire.

museo de dinosaurios asturias

Pero sin duda el sitio esta genial. Solamente con la parte exterior merece la pena, pasear entre los dinosaurios, jugar un rato en el parque y las vistas… son una pasada.

La parte de dentro no puedes dejar de verla una vez allí pero si los peques no son demasiado entusiastas de los dinosaurios con la parte exterior van servidos.

¿Conocéis el Museo Jurásico de Asturias?

Después de pasar la mañana en el Museo nos acercamos a Lastres para dar un paseo y comer. Es un pueblo precioso aunque complicadisimo para aparcar!

A la hora de comer me acordé del blog y tome nota del nombre del restaurante, nunca me acuerdo y esta vez me quedé con la tarjeta para deciroslo. “Restaurante & Sidrería Marbella” El menú de fin de semana son 13,50€, la relación calidad – precio me pareció buena y las vistas estupendas.