No me gusta ir al parque

Ya escribí hace tiempo sobre que no me gusta ir al parque, hace más de un año de aquello (os dejo el enlace «me estresa ir al parque») y me sigue sin gustar, pero es algo que hay que hacer.

En el parque te encuentras con todo tipo de madres/padres, desde los que dejan a los niños y desaparecen, se van a hacer unas compras, a tomar algo a una terraza en un bar cercano… hasta los que van pegados a los niños a menos de un metro de distancia. (Vale si, lo reconozco yo soy más de este último tipo)

Cada uno que haga lo que quiera, allá cada cual. Yo voy pegada a Gonzalo pero a Leo ya le dejo más libertad, bueno, en realidad es una libertad vigilada porque procuro no perderle de vista aunque él piense que anda libre por ahí. Si decide irse a un tobogán que esta más alejado de dónde yo estoy no voy detrás. Eso sí, si se cae o veo algo raro estoy allí en medio segundo.

Los parques a los que vamos normalmente los tengo más o menos controlados, conozco a los niños, los parques son fácilmente manejables así que no suele ser un problema, pero cuándo vamos a un parque más grande… francamente lo llevo mal.

Lo hago porque a ellos les gusta y no siempre van a estar en los mismos sitios pero mi nivel de estrés aumenta considerablemente y todo porque te encuentras con situaciones desagradables.

Vale que yo seré una madre pesada pero vamos a ver, si tu hijo escupe a otro niño, ¿no le dices nada? Que eso lo he visto hacer y ahí no había padres que estuviesen cerca para reprender. En esa ocasión la verdad es que no iba conmigo aunque aluciné, pero y ¿cuándo va con los míos?

Os cuento un ejemplo de algo que sucedió hace un par de semanas, Leo subiéndose a una especie de tobogán, viene otro niño bastante mayor que él de unos 7 u 8 años que también quiere subir, (insisto viene después) y según se sube apoya el pie encima de la mano de Leo que evidentemente va más despacio (tiene 3 años no 7). Leo no dice nada, se queda quieto y yo lo siento mucho pero lo estoy viendo y ante eso no me puedo callar, le digo al niño que espere su turno y me salta que no, que se quite el niño (ósea Leo), acabáramos, le digo que de eso nada, que se espere. Pasa completamente de mí y se vuelve a intentar subir pisando de nuevo a Leo, y lo siento mucho, pero hasta aquí, me acercó sin tocarle y le digo que si vuelve a pisar a Leo le parto la cara, con toda mi mala leche (que es bastante y más en ese momento). El niño se fue y no dijo ni mu, allí estaba el abuelo delante que no dijo nada ni antes ni después ¿eso es normal?

Vale si, seré una barriobajera o lo que queráis, pero yo no iba a consentir que pisasen a Leo. Por supuesto no hubiese pegado a ese niño, no estoy tan tonta cómo para hacer algo así, pero le tuve que amenazar para que dejase tranquilo a Leo.

Sé que tampoco le estoy haciendo un favor a Leo, él tiene que aprender a defenderse sólo, no puede pensar que yo voy a defenderle y habitualmente es algo que aunque me duela muchísimo no lo hago, pero ante un niño mucho más mayor que él no podía dejarle  solo.

Una vez que el niño se fue le volví a explicar a Leo (ni sé la de veces que se lo he dicho ya) que no deje que le pisen, ni que le peguen, si él esta primero tiene que hacerse valer. Y tengo que decir que aquel día debí resultar más convincente que otros porque días después en otra situación ante un niño un poco más mayor que él y en la que yo no intervine para nada no se dejó quitar una polea con la que le gusta jugar, tiro de ella con fuerza y le grito un NOOOO al niño que el otro no dijo nada…

Pues anda que no les digo yo veces a los míos que tienen que esperar su turno en el tobogán, que tengan cuidado cuándo hay un niño más pequeño cerca… ¿por qué hay padres que no lo hacen?

Que luego hay niños más trastos, niños a los que las cosas hay que repetirlas más veces… vale, pero es que me da la sensación que hay niños a los que nunca se les ha puesto limites y luego lo pagamos los demás.

¿Cómo hubieseis actuado ante algo así?

¿Hay por ahí algún adulto al que le guste ir al parque?

Yo lo tengo claro «no me gusta ir al parque»

44 comentarios en “No me gusta ir al parque

  1. A mí sí me gusta ir, aunque pueda haber algún conflicto con niños (yo no he tenido aún). ¿Qué sitios hay mejores para que se diviertan? Antes que estar en casa encerrados o en centros comerciales donde no hacen nada estimulante.

    Si tengo algún follón con niños o padres ya te lo cuento 😀

    Saludos!

    • Si para los niños es un sitio estupendo! Nosotros vamos casi a diario y si no vamos al parque es porque hemos ido al río o con la bici… Somos muy de estar en la calle, pero a mi me genera mucha tensión estas situaciones.

  2. Yo soy como tú. Y he llegado a la conclusión de que sólo le llevo al parque de nuestra casa, no a los de fuera. En este parque conozco a casi todas las madres y son encantadoras. Todos dejan los juguetes a todos y ninguno hace daño aunque si lo hacen es sin querer y la madre siempre le dice algo al niño que lo ha hecho. He tenido tan mala experiencia en otros parques que ya paso. Niños mayores que empujan a Álvaro o no le dejan subir al tobogán. He tenido que mediar en muchos casos con niños malotes mientras sus padres pasaban de ellos y estoy harta. Así que nos quedamos en nuestro parque que a él le encanta y yo más tranquila. Odio a los niños malotes y más a sus padres que les consienten de todo! Mucho ánimo! Lo hiciste genial. Ese niño aprendió la lección! Muchos besos!

    • Pero no me digas que es justo que tengas que dejar de ir a parques por eso?
      A los que vamos normalmente no hay problema, me pasa como a ti, más o menos conoces los niños los padres y si un día pasa algo pues que se arreglen entre ellos si es de poca importancia y sino media alguna madre pero en otro tono, claro.
      En fin, que tenemos que aceptar que no todos los padres educan a los hijos como nosotras creemos que es mejor…

  3. Uffff… Por eso a mi no me gusta el parque. En el de casa en general nos conocemos todos, y se respeta bastante. Además si un padre ve algo así reacciona aunque no sea su hijo, cosa que me gusta mucho! Tiene otras cosas que no me gusta el parque, pero en general esta bien. En vacaciones vinieron unos primos que eran un poco salvajes y nose porque usaban el parque donde están los más pequeños. Suelen estar en el tobogán niños de menos de 5 años, así que si viene uno de siete se nota mucho la diferencia.

    • Si en los toboganes no pone edad los pueden usar, pero yo lo único que pedí fue respeto, respetar los turnos nada más.

      Aunque esto te pasa en el parque, en el supermercado… en cualquier sitio vamos.

  4. A mi si me gusta el parque. Porque a Álvaro le encanta y porque así veo a las amigas un ratito por las tardes. Pero hay un niño al que odio (y odiamos todas) y el día que está él o nos vamos a otro sitio o nos amargamos. Yo no creo que seas una barriobajera, o si lo eres yo también lo soy porque hay cosas que no soporto.
    Un besazo

    • Yo hay veces que también me relaciono con alguna madre / padre pero por lo general estoy detrás de Gonzalo y me pone muy complicado lo de hablar, y poco a poco me estoy acostumbrando a ir y bueno vale, pero cuándo vamos a otro parque más grande… lo tiemblo!
      Pero es que me he contrado casos de estar los niños saltando en los tejados de las casitas estas que hay en los parques y los padres no aparecer… alucino!

  5. Jajaja, a mí también me salía a veces la vena barriobajera.
    Normalmente yo no tenía problemas, el parque es un sitio genial para los niños y siempre que nos íbamos de excursión buscábamos algún parque para ugar, pero yo era de las pesadas paegada a ellos.
    La verdad es que apenas he tenido conflictos pero sí que hay padres maleducados en todas partes. Una cosa que me daba rabia es ver niños que jamás llevan un juguete y les quitan siempre a los demás los suyos, y si un día no se lo prestan la madre dice que el otro niño es un egoista que no quiere compartir.
    Yo era muy de compartir, llevaban cosas y las dejaban, y a ellos también les dejaban y si un día no llevaba un niño no pasaba nada, pero no llevar nunca y quitar a los demás es ser muy caradura.
    Un beso.

    • Me alegra saber que no soy la única barriobajera jaja
      Aquí con los juguetes no hay problema porque nadie lleva, MEJOR, pero si me lo comentaban unas amigas el otro día, lo que tu dices la que nunca lleva es la que encima critica que no se los dejen un día…

  6. A mí no me gustan nada tampoco. Y eso que todavía Adrián no interactůa mucho con otros niños y los conflictos son muy escasos. Pero vamos alguno hemos tenido y yo normalmente soy de callarme pero… cada vez menos. Hasta la coronilla de niños de 7-8 años que casi rompen el correpasillos de un bebé de un año porque no caben. Ysus padres? Ni les he visto. Apufff y como tú vamos todos los días. Un beso

    • Yo creo que los problemas vienen cuándo son un poco más mayores, cómo Leo que ya van un poquito más a su aire, pero lo que más me sorprendió fue que además de faltarle el respeto a un niño mucho más pequeño tampoco conozca el respeto a un adulto…

  7. Por aquí dices algo a otro niño y viene el padre a pegarte… en una fiesta de hichables tuvieron que llamar a la Guardia Cicil porque se pegaban dos padres, y si los peques son asi, me extraña mucho que luego los críos no sean unos matones.

    • Allí estaba el abuelo delante y no dijo nada, pero vamos que tampoco dijo «espera tu turno» o «no pises al niño…» Y mira que después lo pensé, si el hijo es así los padres a saber y me podía buscar un problema pero mira no me pude callar.

  8. Cómo te entiendo!!!
    Me ponen de los nervios esos padres que siguen a lo suyo mientras sus hijos hacen lo que les da la gana.
    Ayer mismo, unos niños de entre 7 y 9 años, se pusieron a tirarle piedras a un hombre que estaba en el chalet de su casa arreglando la puerta. Como con las piedras no les llegó, decidieron empezar a insultarle. Qué hicieron los padres??? Naaaaaaaaaaaaada!!! Ellos seguían de cháchara como si nada.
    Fue mi marido el que tuvo que ir a decirles a los niños que dejaran de hacer eso.
    Tengo que decir que uno de esos niños estuvo chinchando a mi hijo de año y medio… Mi mala leche crecía por momentos hasta que ya le dije al niño que se fuese a molestar a su puñetera madre. Así, tal cual. Y si a la madre no le gustó que le dijera eso a su hijo, pues ajo y agua!
    Ya está bien de padres que dejan hacer y deshacer a sus hijos sin importarles si hacen daño o no a las personas de su alrededor!

  9. Mira yo lo que peor llevo es lo de los niños que parece que están solos en el parque. Hace seis años que voy al mismo parque y hay niños que veo día tras día y todavía no se quienes son los padres y efectivamente estos niños son los que se creen que pueden hacer lo que les de la gana porque sus padres no están cerca para corregirlos.
    A mi al principio me daba apuro decirles cosas a los niños pero ya no me cayo porque si sus padres no les dicen que eso no se hace, pues ya se lo digo yo.
    En tu caso creo que hubiera hecho exactamente lo mismo. No se si habría utilizado la misma frase pero lo que está claro es que si están pisando a mi hijo le digo algo seguro o le hubiera mirado con cara de te voy a morder niño,jajajaja
    Definitivamente los parques son horrorosos.

    • Si es eso, al final son siempre los mismos niños y son los pobres a los que los padres no les han prestado atención antes para decirles que eso no se hace… en el fondo me da pena por ellos pero claro, no quiero que le afecte a los míos.

  10. Yo me enervo en el parque y por lo mismo que tu. A ver que pase esa misma situación (la que tu explicas) con un niño/a de su edad aproximadamente, bueno es entendible, pero con más mayores….
    Yo no me considero barriobajera y no hace mucho también tuve que amenazar a unos mayores que jugaban a pelota. Había poca gente, pero se me quedaron mirando todos (esto es un pueblo muuuy chiquitito, imagina). Pero me da igual, no les hubiera echo nada, pero no lo consiento.
    Así que te entiendo más de lo que imaginas.
    Un saludo!

  11. En cuanto empiezan el cole por la tarde, es decir, en octubre, nosotros vamos todas las tardes al parque, aunque haga frío. Ellos lo pasan bien, están al aire libre, no discuten por juguetes (como les pasa en casa) y coinciden con amigos así que yo solo le veo ventajas pero…quieres saber lo que me pasó la última vez hace ya un par de meses??? Pues resulta que Rafa vio una moto en la que no estaba ningún niño. Mientras no se la pida nadie, yo les dejo coger juguetes ajenos como vienen otros niños y cogen los de mis hijos. Y oye, nunca tuve problemas. ¿Te puedes creer que vino la madre del niño dueño de la moto, le dijo a Rafa que se bajara y levantó el manillar para tirarle de ella? Bueno, las madres de alrededor estaban a cuadros y yo en blanco, nunca había visto algo así con un niño de ¡¡2 años!! La llamé maleducada a la cara!!! pero hija, yo te entiendo con lo del crío, es que hay situaciones que son intolerables.

    pero bueno, he de reconocer que para mí, el parque es cómodo, vamos a uno redondo super pequeño y los tengo controlados, lo único que me da miedo es el balón, hay césped y Alfonso se aleja jugando al fútbol… en fin, no queda otra!

    • Apuesto a que además ese niño estaba jugando con el juguete de otro niño en ese momento…

      Si hay días que el parque es un descanso, les tienes controlados, ellos juegan, se relacionan con otros niños pero hay otros… acabo de venir de allí y hoy por ejemplo era súper agobiante, un montón de niños, balones de un lado a otro, bicis… bufff que ganas de venirme para casa!

  12. A mi tampoco me gusta ir al parque, pero es que hay cosas que son de cajón. Por mucha educación que les demos a nuestros hijos, siempre hay madres o padres o abuelos, o lo que sea, que no hacen lo mismo. Ganas no me han faltado a veces de decirles algo a los padres que no hacen nada… Pero son cosas de niños, y eso nos muestra que no nos equivocamos al educar a los nuestros.

  13. A mi el tema de ir al parque tampoco me fascina por lo que comentas.
    Tu vas con tus buenas intenciones y procurando que tu hijo no moleste a otros pero luego allí te encuentras de todo.
    En mi caso tenemos un parque delante del cole así que cada tarde al salir acabamos allí aunque sea un rato y siempre hay algún que otro conflicto.
    Yo la verdad es que cuando veo cosas que no me gustan ya no me callo y si hace falta pregunto por quien son los padres.

    • En este caso el responsable del niño estaba delante y no fue capaz de decir nada… así que de poco me servía.
      La verdad es que tampoco es algo habitual, que si vamos al parque 200 tardes conflictos he tenido dos o tres pero que cuándo los tengo me vengo para casa con un mal cuerpo… luego cosinas más pequeñas pues son más comunes pero bueno también entiendo que forma parte del parque, de distintas maneras de ser….

  14. Algo parecido me pasó ayer a mí con Joel que aún no tiene los 3 añitos.
    En un tobogán había unos niños más grandes que se subían por la rampa en vez de por las escaleras, y el mío más chiquito se subía por las escaleras para poder bajar por la rampa… osea… lo normal. Pues estaban viendo que el mío quería bajar y los otros no dejaban de subir por la rampa.
    Al igual que tú no pude evitar llamarles la atención. Dije que no se subía por la rampa, que se subía por las escaleras, y después de que se apartaron animé al mío a bajar por la rampa.
    Se pusieron a cuchichear y a mirar para mí señalándome. Poco me importó, la verdad.
    Estoy totalmente contigo. Hay padres y padres, y sinceramente, lo que me da miedo hoy por hoy es que mi hijo algún día sea así. Que no dejan de ser niños, eso es verdad. Pero ante todo que sea bien educado y considerado con los chiquitos. Eso es lo que yo trato de inculcarle.

    • Mira lo de subirse por la rampa en lugar de por las escaleras eso es algo muy habitual y que les fascina. Personalmente les dejo que lo hagan siempre y cuándo no haya ningún niño para tirarse. Es decir ahí pierden turno porque ellos lo están haciendo mal y lo entienden!

  15. ¡Hala! Otra cosa en común que tenemos. A mí el parque me da una pereza horrible y procuro ir siempre con alguien, nunca yo sola con mi bichilla. Pero la semana pasada sí fuimos un día las dos y en la subida a un tobogán se le plantó delante un niño de unos 6 años que me la empujó para bajar él las escaleras mientra mi bichilla de menos de 2 años subía. Le dije que tuviera cuidado, que era muy pequeña, pero pasó olímpicamente de mí. Al rato, se repite la misma situación con otro niño que también me la quería avasallar, y cuál no sería mi sorpresa cuando veo que al verlo venir, mi bichilla se repliega contra a barandilla del tobogán para dejarle pasar sin que se la lleve por delante. Al menos ya aprendió algo.

  16. La verdad es que hay que tener mucho cuidado. Soy de las que piensa que nosotras no tenemos que meternos porque creo que les hacemos un favor, al dejarles a ellos mismos sacar su carácter y aprender a lidiar con lo que al final, es la vida (ahora se traduce en un pisotón en un tobogán y mañana en un pisotón en un puesto de trabajo…). Sin embargo, hay cosas que no se pueden tolerar, y un niño debe saber que tiene a sus padres para todo lo que necesite, por lo que ante la falta de actuación del abuelo del muchacho en cuestión, has hecho muy bien! Una cosa es dejarles solos en una discusión de palabra que se inventan ellos mismos, para que aprendan a defenderse y manejarse y otra cosa es permitir que a tu hijo le pisen por partida doble la mano, y más cuando se trata de un niño ya con cierto entendimiento, 7 años…
    El mío es pequeño todavía y aún no he tenido este tipo de problemas, también es verdad que nuestro parque tiene varios parques dentro y el nuestro es de los pequeños más pequeños que prácticamente ni andan aún…o sea que poco problema pueden dar todavía!
    Un besito!

  17. Ay si, yo acabo buscando parque alejados, porque también, cuando está en «»conflictos»»» con criaturas de su edad pues no me meto, pero las burradas que hacen los niños y niñas grandes ( normalmente de padres en el bar ) son terribles y no voy a tolerarlas. Una pena la mala educación de muchas familias, que luego claro que llevan a la niñofobia y a que tengan que habilitar espacios sin niños ¡¡es que ese tipo de niños no los quiero ni yo cerca!!

  18. Esas situaciones son desagradables pero hay que enfrentarse a ellas y los abuelos al llevarles son los responsables en ese momento de los comportamientos de los críos, que no se laven las manos porque tienen, deben intervenir.
    En fin, yo también llevo a la peque porque disfruta pero hay cosas del parque que me dan muuuucha pereza, como esta que cuentas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: