No todo es ideal

 No quiero engañar a nadie, no todo es ideal. Tal y cómo os dije la semana pasada cuándo os hablaba de los alojamientos para viajar con niños teníamos prevista una escapa este fin de semana. Quiénes me seguís por Instagram (red social que cada día me gusta más) sabéis que hemos estado en la provincia de Santander.

Concretamente nos hemos alojado en Suances, ya os hablaré otro día del apartamento que nos ha encantado. Y desde allí pensábamos movernos para que los niños conociesen Santillana, Comillas y Santander. Por supuesto, visita obligada era Cabárceno y allí nos plantamos el Domingo.

Podía contaros que la escapada ha sido ideal, que nos ha encantado, que los niños se lo han pasado genial… pero os estaría mintiendo. Y no quiero, esto es un blog personal y mi vida no es perfecta, ni muchísimo menos.

¿Qué ha pasado?

Que me equivoqué al pretender que mis hijos conociesen esa parte de Cantabria, es preciosa y pretendía que viesen varios pueblos en una sola tarde, GRAN ERROR.

Llegamos a San Vicente de la Barquera y sabéis lo que hicieron mis hijos? “¿Mamá podemos ir al parque?” Pues allí estuvimos una buena parte de la tarde… que a mis hijos les da igual no ver el Capricho de Gaudí, que pueden vivir sin ello perfectamente, en cambio disfrutaron muchísimo de un parque que no conocían.

Todo mi gozo en un pozo, yo que pensaba enseñarles esos pueblos tan bonitos y ellos que no se querían ir de allí…

Y si, nos fuimos de San Vicente de la Barquera después de dar un paseo y merendar por allí pero para ir a Suances a la playa, que es lo que realmente quería Leo.

Supongo y espero que dentro de unos años podamos disfrutar de conocer sitios, de visitar monumentos, museos y demás, pero hoy por hoy mis hijos prefieren hacer castillos de arena y mojarse el culete en el mar.

Y oye, eso me ha servido para aprender y no es malo, lo malo ha sido que el sábado sin saber porqué Leo, niño dulce y buenino dónde los haya se transformó en Santander y nos dio la mañana, vamos que nos volvimos a Suances sin ni tan siquiera ir por el Palacio de la Magdalena, todavía estoy buscando el motivo de ese cambio de actitud, pero que nos pilló tan de sorpresa que no supimos reaccionar  y acabamos discutiendo nosotros!

Será que no estamos acostumbrados a pataletas pero vamos, que nos hundió la mañana, así que por la tarde no arriesgamos, bajamos un poco a la playa y luego al parque.

Eso sí, el Domingo en Cabárceno lo pasamos muy bien.

Pero me he venido con la sensación de no haber disfrutado lo que deberíamos del fin de semana. Llevábamos semanas pensando en la escapada, que además tuvimos que retrasar más de un mes por trabajo, que se nos ha hecho larguísima la espera y que llegado el momento no haya sido todo lo bueno que esperaba pues me ha dejado un poco… tocada, la verdad.

Pero quería contároslo, os hablaré del apartamento, de la visita a Cabárceno, pero no quería engañaros diciendo que todo ha sido maravilloso porque no ha sido así. Y además, que quería desahogarme!

Me ha chafado un poco lo de no visitar Santillana ni Comillas, que ya los conozco, pero me hubiese gustado llevar a los peques, que disfrutasen conociendo los pueblos. En esta ocasión no ha podido ser espero que para la próxima si, aunque ya tengo apuntado (mentalmente) que es mejor no planear mucho por si acaso 😉

Y hasta aquí mi fin de semana en el que no ha sido todo ideal

¿Me contáis algún fin de semana en el que no hayan salido las cosas cómo estaban planeadas?

 Aunque no todo es ideal, hemos tenido ratos muy buenos. Me quedo con este ratito en la playa 🙂

No todo es ideal
Disfrutando de la arena

53 comentarios en “No todo es ideal

  1. Pues eso mismo nos paso a nosotros en las primeras vacaciones. Nos fuimos a cazorla! Porque pensamos que el paisaje y ver los animales al peque le gustaría. Pues no fue así, el paisaje preciodo, pero a el le daba igual, lleno de bichos ratos (insectos), calor… En fin que aprendimos nuestra lección. Se terminaron los destinos de adultos! Con las ganas que tenía irme yo de museos con mi peque! Pues serán destinos de vacaciones familiares! Con mucho parque para niños,Barra libre para mi marido y centros comerciales y spa para mi! Porque a mi peque le da igual el paisaje! Y en el zoo se quedo frito antes de ver a los animales más divetidos!
    Besos guapa!

    • Nada, hay que cambiar el chip, y mira que yo lo he cambiado, eh? que lo que tenía previsto nada tiene que ver con lo que hubiese hecho hace unos años, pero ni por esas, tengo que modificar más mis planes…

  2. Ay, a mi infinidad de veces me ha pasado que hago unos planes, y luego no terminan siendo como pretendía. Pero oye, al final, se hacen otros, y también tienen su encanto. Aunque claro, el “chof” por no haber podido llegar a lo que se quería se queda ahí un ratito.

    • Me alegro de no ser la única! hija, leo viajes tan perfectos que digo y yo que hago mal??
      Ya se me ha pasado, me disgusté pero mira, escribirlo me ha ayudado, sólo me queda aprender para la próxima vez.

  3. Ufff, es que Álvaro se porta tan bien cuando salimos que nunca nos ha amargado un fin de semana. También es verdad que sale desde muy chiquito, pero no se si será esa la razón. Nosotros lo que intentamos siempre es que tenga un ratito para desfogar y después a seguir viendo sitios.
    Seguro que la próxima vez si que es ideal 😉

    • Es la primera vez que me pasa esto, desde que viajo con los niños he modificado mucho la manera de hacerlo pero lo de este fin de semana me ha sobrepasado, es que no hemos hecho nada de lo que pensaba! Leo se ha ido a poner rebelde justo el fin de semana mas indicado…

  4. Supongo que estas cosas serán un poco prueba error, cada vez podréis ver más cosas, visitar más sitios… Nosotros la última la hicimos en el puente de diciembre y como se pasaba la mañana durmiendo pues no dio problemas, ahora a finales de mayo repetimos… ya os contaré, cruzo ya los dedos porque nos vamos a Berlín y habrá caminatas, visitas, museos…

    • Lo de dormir mis hijos… ya te digo que no lo viviré. Solamente se duermen justo en el momento más inapropiado y como mucho media hora. Hasta ahora no habíamos tenido problemas, yo creo que ha sido que Leo es más mayor, con capacidad para decidir más y encima le hemos pillado en unos días muy rebelde que no es lo habitual ni muchísimo menos.

  5. Es que eso pasa mucho. Yo hice una de mis primeras escapadas con ellos a esa zona y aunqe pude visitar todo, Capricho, Santillana, museos, de todo,el soborno era ir primero al parque un buen rato, y luego ya a lo nuestro.
    Lo mejor con nenes pequeños es buscar cosas que no les aburran e ir sin grandes espectativas, así todo sabe mejor. Un beso y ya verás como la próxima vez sale mejor.

    • Espero que la próxima vez salga mejor, pero también te digo que mis expectativas no serán tan altas. El problema ha sido que teníamos poco tiempo, un fin de semana no da mucho más de si y menos con niños, pero ya he aprendido la lección.

  6. Nosotros sólo tenemos uno, pero cómo me suena eso de acabar discutiendo nosotros… La última vez fue cuando íbamos a coger el coche, ya cansados, venía una autocaravana, el peque con tres años que se mueve un poco, yo mirando que la autocaravana venía despacio porque el suelo era de gravilla y no podía ir rápido, diciéndole al niño tranquilamente para no asustarle “hijo, a una orilla” y el padre como loco “pero no lo ves, que va contigo y no lo has visto, así se acabaron las excursiones…” Porque no sé los vuestros, pero mi marido es muy radical, y aunque obviamente se le acaba pasando, cuando ocurre algo que le molesta o le hace sentir mal viene la amenaza de “pues a mí bórrame de las vacaciones”, “así contigo no voy a más sitios”… Así que en mi caso el plan de museos sí, pero en mi ciudad y solos los dos, mi niño y yo, y lo hicimos en Semana Santa y salió perfecto. Un poquito de dejarse llevar por los niños y no tener altas expectativas, y otro poquito de intentar cosas nuevas, por si acaso ahora sí (es más mayor) y se puede…

    • Hasta ahora nunca habíamos tenido problema creo que justo pillamos un mal fin de semana de Leo, y que RECONOZCO que me pasé pensando que podríamos visitar varios pueblos en una misma tarde aunque eso lo rectifiqué enseguida y nos fuimos a la playa.
      Yo sería un poco cómo tu marido, en seguida me pongo nerviosa y quiero cortar de raíz, pero vamos que se me pasa en un momento e intento adaptarme a lo que hay 🙂

  7. Con niños nunca se sabe. Se aburren con cualquier cosa, y se cansan. Yo estuve por esa zona hace ya años y estoy deseando volver con la peque. Esperare a que sea algo mayor porque estoy segura de que en Cabárceno no podremos pasar de la zona de los elefantes sin que diga: “Mami, eztoy canzada, tómame”. Besicos guapa

    • Bueno… los elefantes están casi al final.. jaja
      En serio, Cabárceno es un sitio súper chulo, pero para los niños es muy cansado. Tienen que tener ganas de ver animales, porque sino a la primera te van a decir que ellos no dan un paso más.

  8. Es que con niños hay que cambiar un poco las expectativas. Yo antes sin hijos nos encantaba patear ciudades enteras, pero con niños las cosas cambian mucho, primero porque los niños fuera de su entorno reaccionan de maneras diferentes y segundo porque a veces se cansan.
    A mi me gusta mucho llevarles a todas partes, pero se que es un ratito lo que nos gusta a nosotros y luego necesitan jugar o entretenerse con cosas mas para ellos. De todos modos notarás que según vayan creciendo la cosa mejora muchísimo.
    Un besote .

    • Eso espero que dentro de unos años podamos hacer todos cosas que nos gusten. Hasta ahora con Leo lo hemos hecho, pero ahora ya decide mucho y se hace notar, lógicamente, Gonzalo de momento le llevas por dónde quieres, así que calculo que todavía nos quedan 3 añitos de parque y playa sin más pretensiones

  9. Buf, estas cosas pasan mucho. A mí me pasa al revés, que creo que va a ser imposible hacer un plan y me sorprendo. Pero es porque ya no intento correr ni ver muchas cosas, trato de tener un as en la manga para convencerle a hacer cosas… Es difícil, la verdad, pero de todo se aprende, ¿no? Qué pena que no vierais Comillas, es precioso, pero como para pasar todo el día ahí y comer una parrillada, mmm… A ver si este verano nos animamos.

    • Eso es genial, cuándo no esperas nada y te sale un día redondo. Lo malo es cuándo esperas mucho y te encuentras con nada que es lo que me ha pasado a mí. Que ojo, hemos disfrutado mucho pero no de lo que yo quería. Pero vamos prometo aprenderme la lección para la próxima escapada.

  10. Si, ya nos dimos cuenta que la vida con un niño es así y tenemos uno por ahora. Mi hijo nos hace eso siempre, ve un parque y se terminó el paseo, ahi tenemos que ir y es normal. Ellos quieren divertirse, un rato puede ir en su silla paseando, pero un rato…
    También nos dimos cuenta que visitar más de un sitio por día imposible, todo es a paso de tortuga. Ellos tienen sus tiempos, muy distintos a los nuestros. Y además si se ponen mal, te amargan el día ,como les pasó…
    Hay que cambiar el chip por unos cuantos años, yo pienso que hasta los 8 años por ahí que ya se empiecen a interesar por conocer cosas..quiza antes, no lo sé…prefiero pensar que es hasta los 8 y si cambia antes, mejor 🙂

    • Espero que sea antes de los 8 años!! jaja pero sí, hay que cambiar el chip y si una tarde hay que echarla en el parque aunque tengas alrededor un montón de cosas chulas por ver.

  11. A mí nunca me salen como las planeo. La de espectáculos para niños a los que hemos asistido, y ns hemos tenido que volver a casa recién empezados. Y con las salidas para dormir fuera de casa ya pongo mis expectativas bajo mínimos y así ¡todo lo que logremos hacer me parecerá un éxito! Este fin de semana nos estrenaremos viajando en avión ¡a ver cómo sale la cosa!

    • Me alegro de no ser la única, aunque mira, yo hasta ahora no había tenido queja, pero este fin de semana he aprendido la lección, lo hacía por ellos que conociesen esos pueblos, Santander… pero parece ser que no estaban por la labor.. dentro de unos años se lo echaré en cara 😉

  12. Es lo malo de planear tanto las cosas que luego te quedas desencantada por no conseguir cumplirlas. La semana pasada fue el Festival de Títeres y Marionetas en la ciudad donde vivimos. No me enteré mucho de los cuentos porque solo tenía ojos para mirar al niño como disfrutaba…con la boca abierta…se levantaba, preguntaba, aplaudía….así que dije el fin de semana le llevo a todas….pero…coincidio que sábado y domingo eran fiestas en el pueblo y había hinchables y colchonetas…fuimos por supuesto un ratito…pero a la hora de ir a las marionetas dijo el niño que no.Que quería saltar con los demás niños y no hubo manera de sacarle de allí….

    • ¿Ves? no lo planificas y lo disfrutan muchísimo y cuándo quieres hacer algo te dicen que no… no hay quién los entienda! jaja pero bueno, lo importante es que disfrutase fuese de la forma que fuese.

  13. Guapa!!! Es q con los peques hay q cambiar el chip, de hecho, nosotros compramos la.maclaren gemelar de segunda mano xa Alfonso y Rafa xq sabemos de sobra q, si queremos pasear y visitar algo, van a poner la excusa de q están cansados. Tal cual!!! Lo mejor?? Sitios con playas y praos!!! Y mira, si t sirve de algo, Santillana es un pueblo empedrado asi q xa las sillitas, un rollo!!! De todas formas, entiendo q querais visitar sitios y un niño cambia los planes, xo no hay q dejar de hacerlos!!!!

    • Si yo lo había cambiado… pero se ve que no lo suficiente jaja.
      Y tranquila que esto no me va a quitar las ganas de salir, lo único es que ya he aprendido la lección, y la próxima escapa no tendré tantas cosas en mente para ver 🙂

  14. Me has recordado al berrinche que nos pegó UNMF el sábado por la tarde, algo tan inusual en él que nos quedamos alucinados y nos vinimos a casa sin hacer lo que teníamos pensado…en fín.

    Está claro que a los niños les da igual hacer turismo y que por el momento nos podemos olvidar de lo que a nosotros nos gustaría.

    Esa zona es preciosa…otra vez será!!

    • Pues eso nos pasó, que nos sorprendió tanto su actitud que nos dejo totalmente descolocados.

      Si a Leo le gusta mucho ver sitios nuevos, pero esta claro que a su ritmo no al mío 😉

  15. Ay, no sabes cómo te entiendo!! Yo siempre he sido de patear para aprovechar las vacaciones al máximo. Cuando era una no mamá me levantaba pronto, me acostaba tarde y me pasaba el día en la calle visitando ciudades, monumentos, parajes naturales… lo que fuese. Sin embargo ahora las cosas han cambiado… aprendía a adaptarme a los horarios de Redondo, y asumí que no me va a dar tiempo de visitar todo lo que quisiera, que también tengo que visitar los parques infantiles de las ciudades a las que vamos y que las vacaiones así se disfrutan igualmente, sólo son algo distintas.
    Lo contaba en este post, cuando nos fuimos hace unos meses a Bruselas: https://diasde48horas.wordpress.com/2015/03/13/explorando-el-mapa-bruselas-con-ninos/

    • Ainss… a mi que de entrada me gusta madrugar imagínate cuándo estábamos por ahí, levantarte y ya desayunar fuera para patear durante más tiempo… pero vamos, eso sique ya pasó a la historia.

  16. Yo creo que nunca he tenido una escapada que haya salido como había planeado, pero nos hemos sabido adaptar en cada ocasión, casi todas mejoraron… Ahora con el peque a ver qué tal.

    • No? pues yo que soy muy planificadora más o menos todas han salido cómo quería, viendo lo que quería y disfrutando mucho de cada día, pero esto me ha desbordado, estar tan cerca de un sitio precioso y no visitarlo… Pero bueno, que la próxima vez ya sé lo que hay y no me disgustaré.

  17. Yo creo que nos pasa a todos. Al final tienes que cambiar un poco el chip y adaptarte a los que ellos quieren. Yo siempre me aplico la siguiente frase: “Los planes no salen mal, sino diferentes”. Piensa que por lo menos habéis cambiado de aires y lo habéis pasado bien. 😉

    • Eso sí, nos ha venido muy bien salir de casa y disfrutar de la playa, de estar los 4 solos sin nada más que hacer que estar los unos con los otros, y ya me ha quedado claro que el chip aunque lo cambié no fue suficiente, la próxima vez lo cambiaré más.

  18. Yo para mi ultimo2 viake ya tomé la determinación de montar un viaje para el pequeñO y adaptarlo a nosotros. Temía que me pudiera pasar algo así.
    Dentro de lo malo, siempre hay algo bueno, tanto aprendido como vivido.
    Que bonita la foto, a ver que nos cuentas.
    Un saludo

    • Por supuesto! y la escapada no ha estado mal pero me he topado de bruces con la realidad, y es que con niños no se pueden hacer las mismas cosas, aunque se pueden hacer muchas cosas divertidas, solamente hay que disfrutarlas de otra manera 🙂

  19. Bueno, yo soy de las que piensa que con niños muy pequeños,cuantos mas planes peor jaja. Yo con el nuestro (2 y medio) solo hago viajes a mi tierra, donde si quiere dormir duerme,si quiere jugar juega y si quiere turismo pues hacemos turismo.Osea,de relax. Para viajes mas planeados, como mucho, escapadas cerca de casa con amigos, a comer y pasar el día fuera. Y ya cuando tenga 3-4 años me estoy planteando ese tipo de viajes mas planificados porque creo yo que ya podremos hacerlos sin que ellos decidan cambiarte los planes jaja.
    Siento que no haya salido como esperabas, ya sabes que los niños van a su bola.

    • Hasta a no habíamos tenido problemas, pero mira este año con Leo y cumplidos los 3 años es cuándo hemos empezado.. que puede que sea simplemente un mal fin de semana que ha tenido el niño que ha estado más rebelde y no hay más.

      De todos modos en Junio cuándo nos vayamos de vacaciones tampoco tenía pensado hacer nada más que estar en la piscina y en la playa así que…

  20. ay! Es que a los niños que más les da ver una plaza, un palacio, o un yo que se! Si lo que más disfrutan es del parque, la playa, o de correr libremente por donde sea! Nosotros hace tiempo que nos dimos cuenta de eso, así que nuestros planes se adaptan a pasar mucho tiempo jugando en algún sitio más que en ver cosas chulas (a nuestros ojos). Ya tendrán tiempo de disfrutar de ese turismo cuando sean más mayores 😉

  21. Es que la vida con niños es imprevisible, y por mucho que nosotros queramos algo, ellos marcan el ritmo. Nosotros por eso aun ni nos hemos atrevido a hacer la primera escapada con Valkiria… De todos modos, seguro que lo que pudisteis hacer lo disfrutasteis un montón!
    Besos

  22. Vaya, pero es que es normal, no les interesa eso aún, pero me parece genia que busques destinos con interés porque lo valorarán de mayore. Nosotros aun no nos hemos.planteado nada “turístico” solo de descanso y recreo. Buen tiempo por lo.menos no? Vi la.foto en la playa, q envidia!!

    • Nos hizo muy bueno el viernes y el domingo, el sábado falló un poquito pero bien.
      La próxima salida es a la playa y sin movernos del hotel, ale, que se aburran de playa y piscina jaja

  23. Ay, la verdad es que te entiendo perfectamente… Yo creo que nos pasa a todos, que hacemos planes con mucha ilusión, pensando en lo bien que se lo van a pasar haciendo est y lo otro y… zas, a veces nos llevamos el chasco. Adrián es muy pequeño aún, pero recuerdo planear una visita con mi sobrino al parque de atracciones, emocionados perdidos, con gorra nueva y un mes hablando del tema para llegar allí y montar una… Igual que dices de Leo, mi sobrino es súoer tranquilo, se adapta a todo pero… menudo día nos dio! Ni en el Zepellin ese se quiso montar… Un abrazo y gracias por compartirlo!

    • Pues eso que cuentas es lo que nos pasó a nosotros, llevábamos semanas esperando la salida y yo creo que se bloqueó.

      Pero vamos, una y no más! la próxima vez no planeo nada y lo que surja

  24. Bueno mujer, espero que aunque no fuera ideal al menos en mi tierra te trataran bien y estuviérais a gusto. A mñi también me pasó algo parecido en la última escapada al pueblo del marinovio, que iba con la idea de hacer lo mismo que antes pero con un niño al lado sin más problema y claro, un niño es un niño y tiene otros gustos “viajeros”. Poco a poco nos iremos amoldando!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: