Productos

Opinión trona IKEA

Opinión trona IKEA

Hace ya un par de meses os pedí ayuda a la hora de comprar una trona, la que teníamos se estaba estropeando (se había rajado el plástico) y pensábamos que era mejor comprar que arreglar porque no se trataba de aguantar un par de meses sino de que Gonzalo también la utilizase y eso nos llevaría un par de añitos.

Mi duda estaba entre la Stokke y la trona Antilop de IKEA, os dejo el enlace del post en el que os pedía ayuda para elegir trona y en el que recibí muchas opiniones.

Bueno, pues al final valoramos todo y nos decantamos por la trona IKEA, si no nos gustaba la pérdida no era mucha y esta es mi valoración después de un tiempo de uso, además os diré que compramos dos, una para Leo y otra para Gonzalo así que os voy a contar nuestra experiencia desde dos edades diferentes.

Y principalmente mi valoración se basa en la comparación con la que teníamos, la típica que es acolchada, que se puede plegar y además es reclinable y tiene un precio de unos 120€ (más o menos)

trona ikea
trona antilop de ikea

Precio: Trona 13€, bandeja (5€) y cojín (7€)  Compramos una completa para Gonzalo y solamente la trona para Leo. Sobre este tema… creo que está claro.

Espacio que ocupa: el espacio que ocupa la trona es menor a la que teníamos, además de que ocupa menos (abierta claro) visualmente ocupa MUCHO menos, y no  os cuento al tener dos… El hecho de que encima sean apilables me viene genial, es cierto que las otras se pueden plegar, pero reconozco que nosotros nunca lo hacíamos.

Peso: Las del IKEA son súper ligeras, por eso las apilo, porque no me cuesta nada, las muevo por las habitaciones sin ningún problema y en cambio la otra me costaba.

Estabilidad: evidentemente en esto gana la anterior, estas del IKEA a poco que se mueva el niño la trona se mueve, aunque de ahí a que se pudiese caer… . ya lo dudo más la verdad, moverse se mueve, pero yo creo que es segura.

Limpieza: increíblemente limpia, de verdad, se cae cualquier cosa le pasas un pañito y lista, en la otra teníamos recovecos en el plástico que costaba sacar las miguitas…

Comodidad para los niños: yo no me he sentado así que experiencia de primera mano no tengo, pero entiendo que para los niños es más agradable estar sobre algo acolchado. Aunque lo cierto es que nosotros las tronas las utilizamos para comer y punto, nunca les dejamos ahí, hombre, a lo mejor si estoy sola y aprovecho para fregar, pues eso 5 minutos más pero ya.

Tengo que reconocer que la opción de que se reclinaban las tronas, no la conocía, lo sé, soy una pava, pero me enteré cuándo alguien lo comento en el otro post, lo comprobé y la mía también se reclinaba pero jamás lo hemos utilizado, nunca se han quedado dormidos en la trona asique esa utilidad en nuestro caso era nula. Me parece cómodo para quién los dejase ahí pero nosotros nunca lo hicimos así que no lo echamos de menos.

Diseño: no voy a decir que estas tronas son bonitas porque no lo son, pero las otras me parecen un poco “cargantes” tanto dibujito para niños me aburría, así que eso ya es a gusto del consumidor.

En función de cada niño, os puedo decir que Leo esta muy bien en esta trona, se la compramos porque no tenemos sillas en la cocina, utilizamos taburetes y me parece un poco pequeño para que sea seguro sentarle a él en un taburete.

Y sobre Gonzalo, que es el principal interesado, veo que queda más recogido en esta trona, él todavía no se queda sólo sentado se tambalea, y cómo el cojín es hinchable lo tenemos totalmente hinchado y se queda cómo encajado y hace que este fenomenal, a medida que vaya creciendo le iremos quitando un poco de presión y solucionado.

Viendo fotos de hace dos años cuándo Leo tenía su edad, me parece que está mejor colocado Gonzalo ahora que Leo entonces, aunque insisto que esta sentado sobre plástico duro y no sobre algo acolchado, que puede que eso le resultase más cómodo a Leo.

Os enseño el cojín porque mucha gente me lo ha preguntado en los comentarios

cojin trona ikea
cojin trona ikea

Cómo resumen final, os diré que mi valoración es MUY POSITIVA, pero cómo siempre digo es una valoración personal, nosotros usamos las tronas el rato que nos sentamos a comer, nada más, y siempre estamos con ellos, si la queréis para que se duerman un ratito, o para que jueguen un rato entretenidos todos los días… pues puede que ya no sea la mejor opción, pero para nosotros es perfecta y el gasto ha sido mínimo.

¿Se me ha olvidado comentar algún aspecto de la trona de IKEA? ¿Qué os ha parecido la valoración?

ACTUALIZACIÓN DE LA OPINIÓN DE LA TRONA IKEA:

No he querido cambiar absolutamente nada de la opinión que ya tenía escrita sobre la trona de Ikea pero si quería añadir algo más después de su uso durante ya más de medio año.

ESTOY ENCANTADA

Se podría resumir con estas dos palabras, pero voy extenderme un poco más.

– Leo tiene tres años y sigue entrando perfectamente, no la utilizamos todos los días porque hay días que prefiere sentarse en un taburete, pero ahí está sin molestar, cuándo quiere le sentamos en la trona y cuándo no pues nada, quiero decir, que al ser apilables, al tener una me da igual tener otra más en la cocina, no me molesta en absoluto.

–  Gonzalo ya tiene casi el año y no es precisamente pequeño de tamaño me refiero y lo mismo que antes, no hay problema en sacarle y meterle en la trona, aunque ya no usa el cojín desde hace un par de meses.

– Súper limpia, ya lo dije en la anterior opinión, pero es que la trona sigue impecable meses después, y es muy fácil de limpiar, a la vez que recojo la mesa le quito las miguitas y listo, no tardo ni medio minuto, en cambio con la que teníamos estaba un buen rato sacando las miguitas que se quedaban en los pliegues.

– No me ha dado pereza moverla por la casa, cuándo ha venido gente a cenar a casa y hemos cenado en el salón sin problemas, que con la otra me costaba y por no moverla al final comía en brazos.

– No sólo la hemos movido por casa, sino que en Navidades al desplazarnos a otras casas hemos llevado una para Gonzalo y genial!, ocupa espacio tampoco es que sea plegable, pero no mucho y cómo es muy rápida de montar vale cómo trona portátil jaja

Cuándo alguien me pregunta por tronas, siempre recomiendo esta, poco gasto y muy práctica, eso sí, se cae de la lista de posibles regalos que hacer…

                   – – – –  — – – – –  – –  – – –  – –  – – –  – – –  – – –  – – – –  – – – –

2017: actualizo la entrada simplemente para decir que ya no usamos la trona desde Octubre de 2016, no la usamos porque los niños ya tienen sus taburetes pero la trona ha quedado en perfecto estado y será la que use mi futuro sobrin@.  A lo largo de estos años la hemos usado muchisimo y considero que ha sido una gran compra.