Pendientes en los bebés

Hoy Isabel (No sin mis patucos) nos habla de aquello que como madre haces y un tiempo después te planteas si te has equivocado.

Seguro que nos pasa a todos, hacemos algo que consideramos que es lo mejor y con la distancia te das cuenta que no era la mejor opción, o simplementente que nos hemos equivocado, que también tenemos derecho. Nos pasamos el día decidiendo así que alguna vez fallamos.

Os dejo con Isabel y su decisión sobre los pendientes en su bebé.

Cuando te imaginas la maternidad, hay cosas que tienes clarísimo que vas a hacer de una u otra manera, pero luego la realidad es bien distinta.

Hay otras veces que aun teniendo claro lo que quieres hacer y siguiendo tus pensamientos, llega un momento en el que te planteas que te has equivocado.

Esto es lo que me ha pasado a mi con el tema de los pendientes. Me parecían tan monas las bebes con pendientes que cuando supe que estaba embarazada de Alejandra, ya la veía con sus pendientes puestos. Fijaros como es la cosa que antes de que naciera ya le habíamos comprado unos.

Cuando nació, en el hospital, pregunté si se los ponían porque habíamos oído que salían de la maternidad con ellos puestos. Me dijeron que hubo una época en que lo hacían, pero que habían dejado de ponerlos porque había muchos casos en los que se infectaban las orejas de los bebes.

Unos meses después, en la consulta de la pediatra, le pregunté cual era la edad recomendada para ponerle los pendientes a la niña y me contestó que nunca. Al ver mi cara de sorpresa me explicó que porque iba a querer agujerear las orejas de mi hija y que no era necesario hacerlo.

Y a pesar de todo esto, a pesar de que nadie me animó a hacerlo, más bien todo lo contrario, Un buen día me plante en la farmacia y pedí que le pusieran pendientes a mi hija. Y tan contenta estaba yo de lo guapa que estaba.

Ahora, ocho años después se que me equivoqué, se que no debería de haberlo hecho. Lo peor de todo es que es ha sido mi hija quien me ha hecho darme cuenta del error, quien me ha hecho plantearme porque en unas cosas he querido que ella decida cuando sea mayor y en esto no.

Todavía recuerdo el día que con muchísima tristeza me pregunto si tenía que llevar los pendientes para siempre. Claro que no, le dije, puedes quitarlos algún día si quieres. Pero lo que me dijo ella es que no quería llevar pendientes, que no los quería llevar nunca más, que no los necesitaba.

Fue en ese momento cuando me sentí super injusta. No tenía que haberlo hecho, porque al fin y al cabo es su cuerpo y debería ser su decisión. Y cada vez que veo sus orejitas agujereadas y sin pendientes me siento culpable.

Ahora se que si tuviera otra hija no lo haría. Pero, y vosotras, ¿sois de poner los pendientes a los bebes o habéis decidido no ponerlos?

18 comentarios en “Pendientes en los bebés

  1. Yo no le he puesto pendientes a Valeria. No lo hicimos con los hermanos y no veía la razón para hacérselos a ella. Como dato curioso te diré, que aquí se los hacen a muchos niños de pequeños. Las niñas llevan dos y los niños uno. Yo sigo pensando que decidan ellos, ya sean niños o niñas.

    • Pues esa es la cuestión, que yo les educo en igualdad, pero en esto no se porque no me di cuenta de lo que estaba haciendo.
      Ella ha decidido no llevarlos, pero sus orejas ya están agujereadas yo me siento culpable por que no fui consciente en ese momento que esto era un claro signo de desigualdad. A veces tenemos ciertas costumbres más interiorizadas de lo que creemos.

  2. Interesante tema!! Nosotros no se los hemos puesto a ninguna de las dos, la gente se extraña, sobre todo los abuelos..pero bueno la mayor hará 5 años en Junio y no tiene pinta de quererlos así que creo que hicimos bien. Besos a las dos

    • Es difícil saber lo que van a querer, pero está claro que tiempo tienen para ponerselos si así lo deciden. Es curioso el interés de la gente porque se les pongan los pendientes a las niñas, ¿ es que no son igual de interesantes sin ellos?
      A mi me parece genial que no se los pusierais porque realmente no los necesitan.

  3. Yo creo que sí se los hubiera puesto a mi hija pero sinceramente, tampoco era algo que tuviese super claro. No creo que te hayas equivocado, yo tengo agujeros y uso pendientes 3 veces al año… Puede que ahora no quiera y dentro de un tiempo sí. Tenemos que tomar decisiones por ellos, elegimos colegio, elegimos su ropa cuando son bebés…quizás ellos hubieran elegido otra cosa pero eso no lo vamos a saber hasta que sean más mayores..

    • La realidad es que cuando tomé la decisión de ponérselos, lo hice con toda la ilusión del mundo.
      Creo que mi preocupación vino por la manera que tuvo Alejandra de preguntarme si podía quitarselos. Ella no entendía porque le decía que no tenía que llevarlos pero había hecho los agujeros en su orejas. La verdad yo no tuve una respuesta lógica porque si te soy sincera sólo lo hice para que estuviera más guapa y eso es egoista en cierto modo.
      Se que no es para preocuparme, pero también se que a día de hoy no volvería a hacerlo.

  4. Me vas a perdonar Isabel, pero a mí lo que realmente me preocupa es q a ti te preocupe algo así y que pienses que por ponerle pendientes a tu hija hayas tenido un fallo en la educación en igualdad de tus hijos… Educar a niños y niñas en igualdad no se puede detener en unos pendientes sí o no. Educar en igualdad es inculcar valores que hagan que las personas no piensen en que son superiores nunca por ser hombres o por ser mujeres pero pararnos en estos detalles y disgustarnos por ello no tiene ningún sentido. Es darle importancia a lo que no lo tiene. Yo he decidido ponérselos a mi hija por convicción, porque me gustan, igual q he decidido bautizarla porque creo en Dios y así sucesivamente muchísimas decisiones que por el momento iré tomando por ella. Y el día de mañana si no está de acuerdo, respetaré su decisión y ya está. Y ella respetará lo que yo hice en su momento. Sin más.

    • Hola Patricia, no creo que haya tenido un fallo en la educación en igualdad de mi hija. Mis hijos afortunadamente viven una igualdad perfecta. El fallo está en mi educación, no en la suya, porque hacemos ese tipo de cosas porque tradicionalmente se han hecho y asi nos lo han enseñado.
      Respeto las decisiones que tu has tomado con tus hijos, pero tus decisiones son sólo tuyas y las mías son mías.
      Igualmente mis preocupaciones son sólo mías, no son detalles. Me preocupa porque le preocupa a ella y seguramente me seguiré preocupando siempre de todo lo que le pase a mi hija, todo Por que lo que es importante para ella, es importante para mi.

      • Isabel, yo no considero que hayas cometido ningún fallo, todo lo contrario, has sido tú la que has dicho que los educas en igualdad pero que en esto no sabes por qué no te diste cuenta de lo que estabas haciendo, como si fuera algo negativo. De todas formas por supuesto que todas las madres nos preocuparemos hoy y siempre de lo q les preocupe a nuestros hijos y será lo más importante, pero también creo que tendremos que intentar quitarle algo de peso a lo que no sea grave. Todo lo digo desde el más absoluto respeto. Tus decisiones y preocupaciones son y serán tuyas siempre, faltaría más.
        P.D. La perfección no existe.

  5. Pues ni a mi hermana ni a mi no nos hicieron agujeros en las orejas al nacer. Yo me los hice por voluntad propia con 14 años y mi hermana nunca se los hizo. No es algo ni que a mi me haya afectado ni que a ella le haya afectado, así que no te preocupes por el tema. Tomamos decisiones por ellos continuamente y es normal que unas veces nos equivoquemos y otras no. Y quien sabe, igual en el futuro, cuando sea mayor, a tu hija le encantan los pendientes y no se los saca nunca, vete tu a saber. Y aunque nunca em su vida se los vuelva a poner, tener las orejas agujereadas no es algo que le vaya a afectar en nada, no te preocupes!

    • Claro que tenemos que tomar decisiones por ellos, pero esta era evitable. Lo bueno como tú dices es que no creo me me lo vaya a tener en cuenta.
      A mí la verdad es que me encanta llevar pendientes y quien sabe si a ella en algún momento le apetecerá volver a ponérselos. Ya os iré contando.

  6. Yo no le he puesto pendientes a mi hija, cuando sea mayor se los haremos si así nos lo pide. Pero a veces pienso si no me estaré equivocando… Puede que cuando sea mayor me pregunte porqué no se los hice de bebé…
    Nunca sabes si las decisiones que tomas en un momento dado coincidirán con los deseos futuros de tus hijos,

  7. Yo sí se los puse, de hecho le hicieron los agujeros en el paritorio. Puede que sea un error, no me lo había planteado y me has hecho pensar en ello, pero errores los padres cometemos mil y siempre habrá algo que a nuestros hijos no les guste como lo hacemos, pensemos ahora como hijos, seguro que hay muchas cosas que consideramos que nuestros padres hicieron mal.
    Me encantaría que me visites https://inventandounamama.blogspot.com.es

    • Ese es el problema, que muchas cosas ni nos las planteamos porque siempre se han hecho de una determinada manera. Pero cuando lo piensas, yo por lo menos no le encuentro el sentido.
      Claro que nos equivocaremos cien veces pero hay decisiones que es inevitable tomar como elegir un colegio o su ropa, y los pendientes no valen absolutamente para nada.

  8. Yo se los hice en la farmacia a las 3 semanas de nacer, justo por evitar infecciones y problemas si los quería en el futuro. Al contrario que lo que te ocurrió a ti, no he conocido adulto con agujero hechos de mayores que no hubieran tenido problemas, mientras que con los bebés me pasaba lo contrario: que todos salían bien tras la experiencia. Y los puse por ilusión propia y por evitarle sufrimiento si los quería en el futuro. A día de hoy ¡lo agradezco! Porque no quiere que le quite los pendientes ni para higienizarlos de vez en cuando. Eso sí, aún es pequeña y no sé si nos veremos en tu misma situación en el futuro.

    • El caso es que yo no conozco a nadie que a su bebé se le hayan infectado las orejas, pero ya te digo que en la maternidad me dijeron que habían dejado de hacerlo porque pasaba muchísimo.
      Lo de mi hija es que es muy gracioso, porque cuando era más pequeña, le encantaban los pendientes. Y tiene una buena colección porque mi suegra disfrutaba mucho regalándoselos, pero de repente un día decide que no los quiere llevar nunca más.
      Lo mismo dentro de nada os estoy contando que quiere hacerse tres agujeros más, así son los niños, jejejeeje

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: