Mamás

¿Qué hago con la ropa que no uso? Venta, donación…

Gran pregunta a la hora de ordenar armarios, ¿Qué hago con la ropa que no uso? bueno, más bien que no usamos, que también hay que incluir a los niños.

Cómo ya sabéis he estado aplicando el método Konmarie y tienen razón en que al final es una filosofía de vida, más que ordenar la casa y ya está.

Siempre te queda algo, y poco a poco te vas dando cuenta que cuántas menos cosas tengas a la vista mejor. Ojo, que tampoco es que me vaya a dar a la vida minimalista pero cada vez aguanto menos “el ruido visual” de las cosas que no utilizo o no me aportan nada.

¿Qué hago con la ropa que no uso?

Vender ropa en buen estado:

La ropa que no uso no tiene por qué estar en mal estado.

Hasta ahora el 99% de la ropa que no usaba la guardaba “por si acaso” ¿Os suena, no?

Y ahora también guardo pero menos, digamos que me he vuelto más realista.

Casi toda la ropa de Leo por ejemplo la ha ido aprovechando Gonzalo, pero no toda porque Gonzalo de repente se salta tallas y hay cosas que se han quedado con una sola puesta. Todas las cosas que estaban bien y cuándo digo bien, es prácticamente perfectas, las estaba guardando por si en algún momento tenía un sobrino que pudiese aprovecharlas.

Bueno, pues parece que el sobrino no llega, hace pocos días nació mi sobrina, con A, vamos, que los bodies y pijamas le vienen genial pero el resto… nada. Y llevo guardando ropa años, y nadie me asegura que vaya a tener un sobrino y que además coincida con fechas y demás. Total, que salvo la ropa de bebé bebé, que esa si que la quiero conservar el resto la estoy vendiendo.

ropa que no uso
ejemplo de ropa que no uso y que se ha quedado en perfecto estado porque Leo se lo puso una o dos veces y Gonzalo nada.

Y sobre esto recibo muchas preguntas en Instagram, ¿Dónde la vendo? ¿Cómo hago?

La ropa de los niños la vendo por Wallapop y por Pequefy y la mía también en Wallapop y Chicfy.

Porque si con los niños lo hago podéis imaginaros que con mi ropa también.

Lo típico que te pones un día pero luego no te convence, o que engordas / adelgazas y ya no te sirve pero no quieres guardar… seguro que tenéis más de una prenda así en vuestro armario.

O los vestidos que te compras para una boda por ejemplo, si no tienes más bodas a la vista ¿para qué lo quieres? y además que suelen costar bastante…

Pues para todos esos casos mi opción es tratar de venderlo. Esta claro que no te van a dar lo que vale, ni mucho menos, pero tampoco se trata de hacer negocio sino de vaciar tu casa de cosas que no vas a usar.

Nos quejamos de no tener espacio y en realidad el espacio lo tenemos ocupado con cajas que pasan años sin abrirse.

Mi pensamiento es ese, librarme de cosas innecesarias y para darme el empujón final pues le pongo un valor económico y oye algo es algo, no?

Ya os conté que para motivarme hice una hucha y todas estas ventas lo voy metiendo ahí para hacer alguna escapada familiar.

Ropa que esta bien pero no se puede vender:

De esto también hay, camisetas que te has puesto mucho pero que ya te has cansado, no están para ponerlas a la venta pero quizás otra persona las pueda usar porque están bien. Pues toda esa ropa la llevo a los contenedores de ropa, o alguna asociación que las recoja.

Con los niños pasa mucho, una camiseta que te ha costado por ejemplo 5€, el niño la ha usado pero ha crecido y se le queda pequeña, no la vas a vender, pero esta bien, así que a la bolsa de donación.

Yo la dono porque no tengo a nadie alrededor que lo quiera, pero por ahí tengo amigas que están encantadas cuándo reciben bolsas de otras amigas con ropa de sus hijos y que pueden aprovechar 🙂

Ropa para tirar:

Ropa para tirar pero que yo no tiro.

Yo no sé vuestros hijos pero los míos rompen rodillas de pantalones que da gusto.

Pues toda esa ropa “rota” o ropa descolorida porque te equivocaste al meterla en la lavadora, las mangas manchadas de rotulador que no sale…. pues todo eso lo llevo a H&M, por cada bolsa que lleves te dan un vale de 5€ para compras superiores a 30€ creo que es.

Esto es lo que hago con la ropa que no uso.

La parte mala de este proceso es que salvo que hagas cambio de armario que ahí llenas la bolsa en ese momento,  o de lo contrario vamos a tener que ir guardando esos pantalones que vienen rotos de un día del cole varias semanas y esto no va mucho con mi nueva idea del orden y de sacar lo que no utilicemos de casa, pero bueno, más o menos lo tengo controlado.

Hay otra opción que mucha gente hace, pero yo no, por eso no lo he mencionado antes y es darles una nueva oportunidad a las prendas y transformarlas.

Mi nivel de DIY no ha llegado todavía a ese punto, pero para quién se le de bien coser es una muy buena manera de aprovechar la ropa.

Y vosotros, ¿Qué hacéis con las prendas que no os ponéis?

¿Hacéis lo mismo que yo con la ropa que no uso?

Alguna idea más que podáis aportar….

 

 

 

 

9 noviembre, 2017