Maternidad

Relación entre hermanos

No me canso de hablar de ellos, si hay algo de lo que estoy orgullosa es de esa relación entre hermanos, no sé cómo se llevarán dentro diez años, veinte o cuarenta años, pero ahora mismo me da igual, yo disfruto de esa relación entre hermanos ahora, en este momento, lo que hagan después es cosa suya.

Y yo ahora, bueno desde que nació Gonzalo en realidad, disfruto muchísimo de esa relación. Siempre que hago un #muerodeamor sale algún detalle de esa relación y es que es  maravilloso tenerlos a los dos.

Hace unas semanas os hable de los celos entre hermanos, que en nuestro caso no se han producido, así que salvo el cansancio por nuestra parte de tener casi dos bebés a los que atender no ha tenido efectos negativos tenerlos seguidos.

¿Y positivos? Casi todos!

Leo ya era una personita responsable, eso va en el carácter pero yo creo que se hizo más al ser hermano mayor. Siempre pendiente de si lloraba el bebé y ahora dos años después igual, muchas veces le oigo que le dice “no te preocupes Gonzalo, que yo estoy contigo y yo te cuido”.

Gonzalo ha tenido la gran suerte de que siempre ha tenido un hermano, alguien que estaba muy pendiente de él. Vale, que no ha tenido esa atención única y exclusiva para él cómo la tuvo Leo durante dos años pero tampoco le han faltado atenciones y mimos.

Entre ellos se cuidan y se enseñan cosas. Además que no tienen nada que ver, Leo es más tranquilo y Gonzalo más terremoto, pero esa diferencia de personalidad hace que el uno al otro se aporten muchas cosas buenas.

Juegan mucho juntos pero también se pelean continuamente, los dos quieren las mismas cosas, el mismo trozo de papel, la misma pintura rota… lo que tenga uno el otro lo desea automáticamente, sea lo que sea. Reconozco que alguna vez esto me supera, pero luego les veo cómo se las apañan muchas veces solos y me alegra dejarlos hacer.

Me hizo gracia una vez que Leo le dio un cosco a Gonzalo y este último le decía que le tenía que pedir perdón, Leo se lo pidió pero seguía llorando y yo le pregunté que qué pasaba, por si le había hecho daño de verdad y Gonzalo entre lloros decía “no me ha dado un beso”. Eso creo que demuestra lo muchísimo que se quieren y se necesitan.

Yo soy partidaria que cada uno tiene que tener una atención  individual, es decir, cada uno tiene sus gustos, cada uno necesita una actitud por nuestra parte, una educación personalizada, unas relaciones distintas y estoy encantada con que ellos tengan sus amigos, pero también lo estoy con el hecho de que cuándo estén juntos no necesiten a nadie más.

Insisto en esto, estoy encantada con que en casa, o en familia, no sepan están el uno sin el otro, que se busquen, que se peleen un poco… pero el complemento perfecto para esta relación entre hermanos es que fuera de casa tengan sus propios amigos, sus propias aficiones, que pueden coincidir o no, que son hermanos pero no son clones y cada  uno tiene que buscar su camino que no tiene que por qué ser el mismo.

Lo que hagan dentro de unos años será cosa suya, ya sabemos que hay muchos hermanos que con el tiempo pierden relación o la que relación que tienen es mala, eso ya es otro tema, pero de momento que se quieran de esta manera a mi me tiene loca.

relación entre hermanos
muero de amor con este abrazo

¿Qué me contáis sobre la relación entre hermanos?

¿lo vivís igual que yo?

3 noviembre, 2016