Tengo que reconocer…

Tengo que reconocer que este fin de semana me ha dado envidia de mi hermana.

Os cuento,  mi sobrina tiene seis años y medio y su plan para el Domingo por la tarde era tirarse en el sofá a leer un libro cada una, jugar un poco a lo que les apeteciese, ver alguna peli, hablar… Estuvimos comiendo en su casa y cuándo nosotros saliésemos por la puerta iban directas a descansar.

¿Cuál era mi plan? llegar a casa poner una lavadora urgentemente, hemos empezado en serio con la operación pañal con  Leo y es durillo… recoger el salón, recoger dos tendederos de ropa si es que estaban secos, planchar alguna camisa para tener yo durante la semana… y si me quedaba tiempo sentirme a escribir algún post, cosa que cómo veis al final he podido hacer.

Ojo, que para que no haya dudas, mientras yo hacía esto mi pareja estaba cocinando, limpiando la cocina… que aquí no paramos ninguno.

Había que hacer todo esto teniendo en cuenta que llevamos desde el lunes pasado sin dormir en condiciones, ahora Leo también se despierta, así sin más. No son pesadillas ni nada, se despierta, nos llama y hay que volverle a dormir.

Así que tengo que reconocer que mi hermana ayer me dio mucha envidia, ese planazo ya me gustaría a mi!

Pero ya sabéis que los niños siempre sacan buenos momentos, y este es uno de ellos

Tengo que reconocer

Leo se encontró este camión de madera que le compramos hace más de un año, que estaba por ahí abandonado y lleva todo el Domingo jugando con él a montarlo y desmontarlo.

Quiero que se entienda lo que digo, no me quejo, que estoy feliz con mis niños e intento disfrutar de todo lo que me están aportando.

Sé que el tiempo pasa muy deprisa, que cuándo mis peques tengan la edad de mi sobrina y estemos todos en el sofá leyendo un Domingo por la tarde echaré de menos este desastre de casa que tenemos, el poner lavadoras porque tengo sucios todos  los pantalones de Leo, el no dormir por las noches porque a Gonzalo le están saliendo los dientes…

Pero hoy tengo que reconocer que he sentido envidia de mi hermana

Por favor… me decís que no soy la única que a veces siente envidia de mamás cuyos peques son más mayores y autónomos?

52 comentarios en “Tengo que reconocer…

    • Tampoco te creas que mucho, Gonzalo y tu bebé (tranquila que no digo el nombre 😉 ) se van a llevar un año, así que por ahí andaremos

  1. No solo siento envidia de mamás cuyos peques son más mayores y autónomos, siento envidia de la mamá de la amiga de Alvaro porque esta se duerme siesta de tres horas. Siento envidia de mi amiga porque quedamos a tomarnos algo y su hijo no se mueve de la silla entretenido con cualquier cosa. Siento envidia de mi hermana porque ella aún no tiene hijos… Y a la vez no me cambiaría por ninguna de ellas.
    Pero esto es como cuando quieres el pelo liso h lo tienes rizado y viceversa. Va implícito en el ser humano: somos envidiosos 😉
    Besitos

    • Copletamente de acuerdo con la mamá de Álvaro, ahora tenemos envidia de las mamás de niños mayores y cuando seamos mamás de niños mayores tendremos envidia de las mamás de niños pequeños porque los nuestros han crecido y no sabemos donde se han metido aquellos bebés achuchables y tiernos. Es lo que hay, la comparación del pelo liso y rizado es perfecta para este caso jejejeje.
      De todas formas, la perspectiva de una tarde de domingo tranquila en el sofá ahora mismo es muy apetecible… sobre todo teniendo en cuanta la que tuve yo ayer jejeje

    • Tienes razón, envidiamos – a ratos – lo que no tenemos, pero vamos esto fue producto de un fin de semana agotador. Es más, por la noche me fui tan feliz a la cama porque fue todo más tranquilo después de la siesta 🙂

  2. Normal no ¡normalísimo! Mi sobrinita tiene 3 años y cuando veo como se entretiene sola dibujando durante horas, viendo los dibujos, cómo camina sin caerse y cómo sus padres pueden ducharse tranquilamente, yo empiezo a renegar de mi teta, del colecho y del día en que se me ocurrió preñarme. Pero para llegar hasta allí, primero hay que pasar por todo esto. ¡Ánimo que ya nos queda menos para tenerlos semicriados!

    • Pero cuándo los tengamos “semicriados” cómo dices echaremos de menos estos momentos… jaja
      Ains que lo queremos todo y no puede ser! porque yo digo esto, pero a la media hora pienso que rápido se ha pasado el tiempo y que ya no voy a tener un bebé en casa que Gonzalo también se me está haciendo muy mayor y me da muchísima pena.

    • Si no es que fuese malo, pero me dio tanta envidia del planazo de mi hermana…
      Pero por lo que veo somos todos unos envidiosos jajaja

    • Ya veo ya… me ha sorprendido ver tantos mensajes “reconociendo envidias”, esta claro que necesitamos un par de horas de descanso 🙂

    • Jaja eso es!! cuándo alguien me cuenta el viaje que están planeando o algo así también siento mucha envidia, pero también estoy convencida de que ellos me tienen envidia a mi por mis dos tesoros 🙂

  3. Claro que es normal!!!!!
    De todas formas, aunque cuando son más mayores es más relajado también hay inconvenientes, deberes, exámenes, carreras para ir a extraescolares…todo tiene sus pros y sus contras.
    Los míos andan de exámenes y aunque el trabajo duro lo hacen ellos yo sufro viendo que están de casa a la biblioteca y de la biblioteca a casa, que se acuestan a las tantas y se levantan tempranísimo, y aunque son autónomos nosotros nos levantamos con ellos para hacerles el desayuno y que no pierdan ni un segundo.
    Un besín y a disfrutar.

    • No si esa edad tampoco la envidio.. jaja casi prefiero mis preocupaciones de ahora, pero es verdad que hay días en los que sientes que no puedes más y da igual porque ellos te necesitan al 100 % así que no queda otra que seguir

  4. Jajajaja, yo también tengo envidia, y eso que no me puedo quejar de este fin de semana… Pero me cargué la escoba el viernes por la tarde, y no tuve tiempo de ir a comprar una nueva el sábado, con lo que mi zafarrancho de limpieza tendrá que ser express esta tarde, antes de recoger a mis hijas en el colegio…

    • La pobre… te cargaste la escoba a posta no? jaja, menuda excusa!!
      Lo de la limpieza de mi casa el fin de semana es lo que hay durante la semana no puedo hacer nada así que no me queda otra, y eso que menos mal que viene alguien el jueves y nos hace los baños, y le pega un repaso a toda la casa, sino imposible.

  5. Claro que no eres la única! Yo también soy muy feliz con mi vida y mis peques, pero muchas veces deseo que sean ya más mayores y autónomos! Imagino que es normal porque es duro, y te lo digo hoy que he dormido sólo 3 horas….

    • La verdad es que hay días que se hacen muy cuesta arriba… que se hacen larguísimos, que parece que los niños te demandan muchísimo más que otros, pero bueno, son días una vez que cargamos pilas, dormimos un par de horas seguidas parecemos otros jajaja

  6. No se que decirte, yo con Alejandra que cumple 6 ahora dentro de unos días, puedo hacer ese tipo de planes. Ella es una niña super indemdiente, es mas yo desde que nació Diego, que tenía excaso año y medio la veía independiente. Peeeeero la realidad es que me da una pena tremenda tremendísima que crezcan tan rápido. Es que no se pero a veces me da por pensar que esta época nunca volverá. Que lo que podemos vivir en esta época es incomparable a todo lo que viviremos después porque ahora estan tan achuchables.
    Claro que se disfruta de momentos en los que ya vas teniendo un poco mas de tiempo y ellos están haciendo sus cosas, pero yo no puedo evitar sentir cierta penita.
    Jolin hoy estoy un poco ñoña debe ser el blue monday que me ha afectado, jejeje
    Un besote.

    • Pero si tienes toda la razón, sólo de pensar que Leo cumplirá el mes que viene 3 años me da escalofríos, se me ha hecho muy corto, pero hay días interminables y ese finde fue uno de esos, pero que no quiero que crezcan

  7. Hombre, a mí me parece más que normal que te de envidia, lo raro sería al contrario!!!!! jejejeje
    Serán unos años más caóticos y luego llegará la calma!
    Besotes

  8. A mi me gustaría tener ratitos de tranquilidad, de soledad, de hacer lo que me apetezca o no hacer nada…pero no de tener un niño mayor, no quiero que crezca tan deprisa…de todas formas creo que esta etapa es de las más feices que estoy viviendo y no pienso en esas cosas, la estoy disfrutando mucho. Pero si, he tenido momentos en que si…

  9. Creo que todas tenemos ese momento de envidia (sana) hacia alguien. A mi me pasa con mi hermana también, ella tiene mucha vía libre para hacer cosas en casa, y yo tengo un torbellino que necesita que le estés mirando en todo lo que hace.
    Se que a ella le pasa también conmigo, son cosas que alguna vez hemos hablado, así que ni te sientas mal, a TODAS en algún momento nos pasa.
    Un saludo!

  10. Sabes cuántas veces le digo a maridiín que, si solo tuviésemos a Alfonso, viviríamos muy bien? podríamos ya salir algunos sábados a cenar en pareja, ya nos habríamos olvidado de pañales, de noches duras… y ya ves, acabo de empezar con el tercero,jajaja… Así que tranquila, se piensa pero no me gusta la idea,jaja

    • Pues tu lo tienes más complicado que yo jaja

      La verdad que fue esa tarde, me agobie mucho pero después de la siesta de los niños ya lo vi de otra manera, me dejaron descansar un rato y como nueva

  11. Para nada eres la única, ni es nada raro lo que sientes. Creo que es normal echar de menos o envidiar situaciones ajenas, pero eso no quiere decir que desmerezcamos lo que estamos viviendo ahora. Solo que somos humanos, no robots, y hay dias que son muy largos y cansados y nos encantaría pasar toda la tarde panza arriba en el sofá. Pero bueno, esos dias como se fueron, volverán. Intentemos disfrutar del caos de vida que tenemos ahora! Jejeje
    Besos guapa!

    • Lo malo es… ¿Quiero que llegue? En realidad nooo. Envidié a mi hermana ese rato de agobio que tenía pero luego ya tan feliz, si es que lo queremos todo!

  12. Si creo que todas necesitamos una de esas tardes. Mi domingo fue similar al tuyo, cada vez que trataba de redactar un post escuchaba mamaaaaaaau o a mi esposo remedandolo, fue casi imposible. Aunque por estilo de mi peque, cuando tenga seis, me veo con el jugando al fútbol en el parque mas que leyendo un libro. Hace rato leiamos y fue algo como: el sol, la luna y las estrellas, tellas?, si estrellas,tellas? Si las estrellas, tellas, tellas, tellas, chao…cerro el libro y se fue a jugar

    • Jaja que me estas contando de estrellas? Vamos a jugar! Jaja

      Es fácil, que cuándo tengan 6 años me den más guerra que ahora, y me toque estar en la calle jugando con ellos y por lo menos ahora en casa estamos calentitas…. Jaja

      En fin, iremos viendo. Gracias por comentar

  13. A mi me dan envidia mis amigas solteras cuando me dicen que el domingo se han levantado a las tres de la tarde jijiji con lo dormilona que he sido siempre…. pero no me cambio por ninguna ni unas horas
    Un besito y no te sientas mal que a todas nos pasa

    • La verdad es que cuándo viene alguna amiga sin niños y nos cuenta esos planes que antes los hacíamos todos los fines de semana y ahora pasaron a la historia nos da un poco de envidia jaja

  14. Claro que los que tienen niños más mayores a veces dan envidia, y los que no los tienen también! Y ellos pensaran lo mismo de nosotras, que vaya envidia les damos con nuestros enanos achuchables y dependientes de nosotras. Ya sabes como somos, culo veo culo quiero aunque al minuto sabemos que no cambiamos lo que tenemos por nada. Lo mejor de todo, lo sana que estas mentalmente al reconocerlo!!

  15. A mi me da envidia una amiga, ¡y se lo digo! su niña tiene solo 3 meses más que Vikingo y es un cielo, cuando quedamos a tomar café o a comer su peque se está quietecita la mar de buena jugando. Vikingo en cambio no para de correr, moverse, hacer intentos de fuga. Ya la he dicho que cualquier día la doy “el cambiazo” una semana al menos. Un besazo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: