Trabajar en Navidad

Este año si que no me toca Trabajar en Navidad, ya sabéis que desde hace dos meses no trabajo fuera de casa así que este año podré disfrutar de todos los momentos de Navidad con mis peques.
De todos modos, este post no es mío, es de Isabel (No sin mis patucos) así que os dejo con ella, que sino me lío a hablar de Navidad y no paro

Trabajar en Navidad

Todavía recuerdo el primer año que vine a trabajar a Madrid. No tenía vacaciones y la tarde de Navidad estaba aquí sola porque al día siguiente trabajaba. Ese día pensé que era el momento más triste de mi vida, pero me equivocaba. Lo más triste es pasar  las Navidades sin tus hijos, sinffff.

Cuando eran bebes Diego y Alejandra, no tenía mucho problema, porque iban a la guardería y por lo menos aquí en Madrid, las guarderías privadas, abren todos los días del año, excepto las fiestas nacionales. Así que, yo trabajaba pero les recogía a la hora de siempre y ya está.

Los primeros años de colegio, los seguí llevando también a la guardería donde ellos habían ido, porque bueno, todavía eran pequeños y ellos allí se encontraban súper a gusto. Para mi era muy cómodo porque al no tener familia en Madrid, la opción era o llevarlos a la guarde y verles todos los días o dejarlos con los abuelos y no verlos en unos días.

Siempre me ha costado muchísimo separarme de mis hijos, pero en unas fechas como las Navidades me cuesta muchísimo más todavía.

A medida que han ido creciendo, he ido montándomelo de alguna manera que no tuviera que separarme de ellos. Hasta tal punto que me los llevaba a mi oficina. Tampoco es la mejor opción, pero para ellos era algo emocionante sentarse en un despacho a ver una película en un portátil, así que todos contentos.

Pero nada dura eternamente y desde que un año desmontaron el árbol de navidad de la oficina y llenaron las escaleras de pos it, (sin comentarios), decidí que la etapa de ir con ellos al trabajo había terminado.

El año pasado, me lo tuve que plantear seriamente. Yo se que a estas alturas de año necesitan descansar. Están agotados y aunque me da muchísima pena no verles algunos días, también me da muchísima pena mandarles a un campamento. Así que por primera vez nos planteamos dejarles con los abuelos. Eran pocos días porque el año pasado los días de fiesta  cayeron en jueves y viernes, por lo que sólo estuvimos sin verles tres días seguidos.

He de reconocer que se lo pasaron pipa. Nos echaron de menos si, porque tampoco tienen costumbre de separarse de nosotros, pero la realidad es que a mi me hacía mucha ilusión ver que estaban todas las mañanas en el parque y que habían estado con unos abuelos o con otros, porque viven todos los abuelos en la misma ciudad.

Después de esa primera experiencia mi valoración fue muy positiva, porque por un lado obtuvieron el descanso que necesitan a estas alturas de año y por otro lado lo pasaron pipa y disfrutaron de lo lindo con los abuelos a los que tampoco ven todos los días.

Este año, les he preguntado que si quieren campamento o ir con los abuelos y no han dudado ni un segundo en decir que se van con los abuelos. Así que ya está decidido.

Lo malo, es que este año según caen las fiestas, estaremos de lunes a viernes sin vernos. Lo bueno, como me dijo una amiga, que tengo unos días con mi marido para estar de novios. Y oye, que eso de vez en cuando también viene bien.

Y vosotros, ¿como pasáis las Navidades?. ¿Estáis todas las vacaciones con vuestros peques?

¡FELIZ NAVIDAD¡

(Me cuelo en el post de Isabel para recordaros que en el blog hay un sorteo abierto, os dejo el enlace, Set Productos MamiChic)

8 comentarios en “Trabajar en Navidad

  1. Está claro que lo mejor es estar todos juntos, pero Isabel, si ellos están felices no te comas la cabeza, mejor así que estar a medias. Y digo lo que tu amiga, descansa y disfruta de la situación, saca lo positivo de todo esto 😉

    Un beso

    • Es increible como tira la familia. Me encanta verles tan felices porque van a dormir en las camas de casa de los abuelos (que son una porquería pero a ellos les parecen fantásticas). Y además como no les tienen alli habitualmente, pues disfrutan muchisimo de ellos.
      La verdad es que cuando no están ellos se me hacen las horas larguísimas, hay que ver lo que dan de si los niños. Pero sabes las ganas que tengo de depilarme en condiciones y no a trozos, jejejeje.
      Un beso.

  2. Nosotros intentamos no recurrir a los abuelos, en verano, navidades y semana santa nos apañamos con nuestras vacaciones y los campamentos. A dormir en su casa no es habitual dejarlos más de una noche.
    Los abuelos y mis hijos se adoran mutuamente pero dos niños son agotadores, al menos lo míos! y los abuelos acaban cansados tras una jornada con ellos.
    Si les preguntara a mi hijos elegirían ir a casa de los abuelos sin dudarlo !

    http://mykitschworld.blogspot.com.es

    • Nosotros así nos arreglamos hasta este año, pero ya no hay manera de llevarles al campamento. Tienes razón que dos niños son agotadores, pero los míos ya con 6 y casi 8, son bastante independientes y no necesitan tanta atención. De momento los abuelos están encantados porque al no vivir en la misma ciudad están deseando disfrutar de ellos y además como están los cuatro abuelos pues se dividen un poco y todos disfrutan.
      Que les darán los abuelos, que se vuelven locos por ir con ellos.

  3. Mira que yo reniego mucho de vivir cerca de los abuelos, pero tiene cosas muy positivas, como las vacaciones de navidades, semana santa, verano… que se pueden quedar con los abuelos pero los vemos igualmente a diario. Yo te entiendo perfectamente, que conste, cuando tengo que salir de viaje me cuesta horrores… pero bueno, te digo lo mismo que te han dicho ya, que intentes disfrutar del tiempo para tí misma, con tu marido, poder ver una peli no infantil, leer… esas cosas 😉

    • Yo siempre había pensado que vivir lejos de los abuelos era genial, pero cuando nació Diego y me junté con dos bebes, me di cuenta que me hubiera venido muy pero que muy bien tener a alguien que me pudiese ayudar un poco en un momento determinado.
      Ains, llevamos sólos en Madrid desde el lunes por la noche y lo estamos pasando genial, pero hay que ver lo que echo de menos a mis pequeñines y las ganas que tengo de darles un achuchón.
      Un besote.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: