Un cachete a tiempo…

¿Cuántas veces hemos oído esta expresión? Más vale un cachete a tiempo

Haciendo un ejercicio de memoria diré que si me preguntáis hace unos 7 u 8 años yo sería de las que diría esa frase. Sí, lo reconozco. Supongo que sería porque no tenía niños a mi alrededor, ni interés por tenerlos o por lo que sea, esa frase la tenía muy grabada, la ignorancia es lo que tiene.

Pero ahora mismo os contestaría con un rotundo NO,

Un cachete a tiempo no es ninguna solución.

También he oído esa frase de «llegan a un punto en el que no saben salir del bucle y un cachete o torta les hace reaccionar», también la versión «les resetea». Y si, es cierto, totalmente. Si en plena rabieta le doy una torta a mi hijo esta claro que el niño reacciona, dejará de llorar o de gritar o lo que sea que esta haciendo para llevarme a mi darle una torta, pero dejará de llorar no porque la torta sea la solución, sino porque el pobre no sabrá ni de dónde le viene ¿a santo de qué?

Si en plena discusión con mi jefe o con mi pareja este me pega un bofetón os aseguro que yo también me quedaré parada en un primer momento, no sabría ni reaccionar, pero creéis que quedará ahí? Por supuesto que no, tendrá sus consecuencias.

Si  mi pareja utiliza ese «método educativo» ¿no estaríamos hablando de malos tratos ó violencia de género?

Es verdad que con un niño es más complicado razonar, es más difícil que entienda que ciertas cosas no pueden ser, que hay veces que te desesperan y no sabes que hacer, pero una torta no es una solución.

También os digo que yo algún cachete me llevé, no odio a mis padres por eso y mi relación con ellos es buenísima, pero lo que aprendí de esas tortas fue que las cosas se hacen así porque sí, porque ellos lo decían y yo quiero que mis hijos sepan razonarlo, que no digan, eso es así porque mis padres lo han dicho y punto. No me gustaría.

Me parecen una falta de respeto hacía los niños y una falta de control por parte de los padres.

Si sigo siendo sincera yo reconozco que alguna vez he estado tentada, por lo que os decía antes, hay veces que te desesperan y no sabes qué hacer, pero hay que controlar la situación y el adulto eres tú. Si tú pierdes el control se acabó.

Es mejor salir de la habitación, dejar que otro se encargue de la situación… lo que sea pero no dar esa torta.

Esto no significa que los niños hagan lo que quieran, que no tengan normas o limites, esto es otra cosa lo que pasa es que muchas veces lo confundimos y pensamos que las normas se establecen así, con miedo. De hecho la semana pasada os hablaba de ello en esta entrada, no entiendo que no se les ponga limites a los niños, que hagan lo que quieran.

Entre los padres que pegan de manera ocasional a los niños para educarles y los padres consentidores que pasan de todo y no riñen, no dirigen, no establecen normas… hay otra manera de educar y es hacerlo a través del respeto con mucha paciencia y mucho dialogo.

¿Cómo lo veis?

¿Pensais cómo yo que se pueden establecer normas y limites sin necesidad de pegar?

30 comentarios en “Un cachete a tiempo…

  1. Es difícil porque no nos han educado así (fíjate si no es curiosa la frase de un cachete a tiempo, y está totalmente normalizada cuando se dice en relación a los niños, porque como dices tu, esa frase en relación de pareja sería maltrato, o de un hijo adulto hacia su madre…) y cuesta mucho, porque hay situaciones que nos ponen al límite total! Pero es verdad que el cachete es siempre destructivo, no es educativo (aunque funcione) y sólo enseña que te callas y gano yo que soy más fuerte (ellos también lo utilizarán, porque han aprendido que la fuerza es una solución).
    Otra frase que yo he oído alguna vez es que los niños necesitan leche de madre y de padre… Todavía peor! La fuerza la ejerce sólo el hombre! Ya no te cuento cómo suena eso…

  2. Yo soy de las tuyas. Antes de tener hijos no lo veía tan mal como ahora y tentada… Tentada me veo más de lo que quisiera. A veces pienso que si le diera una torta por lo menos se callaba. Pero no es la solución, claro que no.
    Muy buen post, compañera 😉

  3. Hola!!!! A mí nunca me dieron un cachete y salí normal, no estoy asalvajada ni nada así que lo apliqué con mis hijos, porque coincidió que con mi marido pasó igual, a él nunca le pegaron aunque mi suegra reconoce que a uno de los hijos mayores sí que le dio algún cachete porque se vio desbordada(seis hijos y veintipocos años desbordan a cualquiera), pero a los pequeños jamás, y ninguno es un cafre.
    Mis hijos han salido normales y jamás, pero jamás les he pegado.
    Una mamá del parque, cuando le pegaba a su niña decía que ella lo estaba pidiendo, y yo nunca oí a la niña decir tal cosa. Según ella, cuando empezaba a correr, a chillar y a portarse mal es que pedía un cachete para tranquilizarse. En fin.
    Yo entiendo que en un momento, si te hacen algo muy gordo en plan que se escapen de la mano y crucen una carretera peligrosa o algo así, quizás con los nervios se te escape un cachete, no sé, pero en situaciones normales hay que razonar, o en último caso dejarlos, esperar y cuando se calmen razonar.
    Muy feliz martes.

    • Supongo que esa madre que comentas es lo que yo digo que «se resetean» eso lo piensa mucha gente!
      Pero siempre hay que intentar razonar con ellos, siempre por muy pequeños que sean, si conseguimos educarlos bajo ese respeto supongo y espero que ese respeto lo tengan ellos para el futuro.

  4. Jamás, jamás le daría un cachete a UNMF por ningún motivo, siempre he sido totalmente contraria a la violencia ni a niños ni a adultos, ahora que soy madre y antes cuando no lo era. A mí mis padre nunca me pusieron la mano encima pero sí un maestro que tenía y recuerdo a mí madre enfrentarse a él cuando se lo conté.

    • Yo creo que antes esque ni me lo planteaba, quiero decir, si no tenía ningún niño cerca tampoco entendía ni sus necesidades ni sus comportamientos, no me gustaban, no me llamaban la atención para nada, pero ahora que los tengo, que tengo relación con niños soy tajante con el tema.

  5. Creo que el ejemplo marido-mujer y jefe-empleado es de lo más claro. Es más, cuando a mi alguien me dice: «pero no es lo mismo». Yo contesto: «no claro, es peor, porque un peque nunca va a estar en igualdad de condiciones físicas como para defenderse.»
    Me gusta mucho que cundan este tipo de post.

  6. Pegar a un niño es lo último¡¡¡ Entiendo que hay situaciones que realmente nos superan y yo misma a veces he pensado que el niño se merecia un bofetón, pero claro que hay que controlarse y mucho porque no creo que sea en absoluto la solución.
    Yo ahora con Alejandra estoy en una fase en la que me pone al límite constantemente. Cada día tenemos un problema con la ropa, con el peinado y casi hasta con los zapatos que debe ponerse. Hay veces que no se explicarle porque no la dejo ponerse determinada ropa, porque como le explico que ella no puede llevar unos leggins horteras de super choni cuando el 80 % de las niñas de su clase los llevan. Que le digo que sus amigas son horteras o que por mis santas narices no quiero que vaya así. Es dificil de explicar. Vamos que en muchos momentos ya te digo que me quedo con las ganas de darle una bofetada, pero primero me sentiria super culpable, segundo a ella no le valdría como explicación, y tercero como le explico luego que no se pega si yo le pegase a ella.
    A parte son tan indefensos, es una situación de auténtica desigualdad. Cómo puede aceptar un niño que sus padres le peguen. No te voy a decir que yo no me haya llevado ninguna bofetada de mis padres cuando era pequeña, y no tengo ningún trauma tampoco, pero ¿era necesario? pues no lo creo, seguramente con un abrazo y un no lo vuelvas a hacer, habría aprendido lo mismo.

    • Totalmente de acuerdo contigo. En esta situación nosotros somos los adultos, el ejemplo a imitar así que somos nosotros quienes tenemos que tener mayor autocontrol.

      Y sobre la ropa… paciencia!!!

  7. Antes de ser madre yo si creía ciegamente en lo del cachete, pero cuando nació mi sobrinita, 2 años antes que mi bichilla, me di cuenta de que siendo tan pequeños esa alternativa no era viable (ni siendo grande tampoco). Eso no quita que alguna vez la mía me haya sacado de mis casillas hasta límites insospechados. Pero más que ser ella la culpable, creo que es esta espiral de ir a todas partes con prisas, con el tiempo justo, sin un minuto que perder en atender a tus churumbeles.

    • Supongo que te pasaría igual que a mí, el hecho de no relacionarnos con niños hacía que esa frase no nos resultase negativa ni nada de eso, pero cuándo tenemos a nuestros niños o a un sobrino cerca… ojo que todo cambia!

      Piensa que muchas veces nos crispan más no cuándo ellos se portan peor sino cuándo nosotros tenemos más prisa, estamos más agobiados… que ellos se portan mal muchas veces sí, pero seguramente el día que más nos enfaden el problema lo tenemos nosotros no ellos.

  8. A mí y a mis hermanos de pequeños de pequeños nos cayó alguna que otra.. pero vamos, lo sé porque me lo han dicho, yo no me acuerdo! recuerdo mas algún que otro tortazo entre hermanos.. y aún así, somos los cuatro muy normales, muy sanos y nunca hemos hecho nada grave ni gordo. A mí no me gusta pegar a los niños, lo hice alguna vez, me sentí fatal y me propuse no volver a hacerlo!!! y me cuesta horrores no hacerlo en alguna situación límite pero por ahora voy cumpliendo, porque sé que después me sentiré muy mal y no quiero…

    • Para mí tampoco supuso ningún trauma, cómo he dicho mi relación con mis padres es inmejorable, pero eso no significa que no crea que se puede hacer mejor y en ello estoy, en intentar hacerlo mejor.

      No he pegado nunca a los niños por lo que no puedo decir por propia experiencia cómo me sentiría pero si ya cuándo les doy una voz me siento mal me puedo imaginar que lo pasaría fatal.

  9. Antes de ser madre igual pensaba que no era nada y también me pegaron en algún momento extremo (tampoco ha sido costumbre pegar por qué si )

    He tenido la tentación porque hay días y días pero sé que esa no es la solución

  10. Ole ole ole cuanta razon tienes! Los cachetes no solucionan nada! Yo tuve la suerte de que mis padres nunca me pegaron, me rqzonaban mil las cosas y debo reconocer que para mi esta siendo muy facil seguir con esta foma de educar a la piccola… Hay que ver lo que influye como nos hayan ido a nosotros las cosas verdad?? Me alegro que en la madresfera cada vez seamos mas las madres anti cachetes!! Besos

    • Yo desde luego lo soy, hace unos meses hablando con unas amigas se mostraron sorprendidas de que no pegase un cachete a los niños, cuándo les hice mi razonamiento una de ellas se quedo bastante perpleja por lo obvio de mi razonamiento y sé que ha cambiado de actitud desde entonces, la otra no lo vió tan claro. Supongo que cómo en todo respecto a la educación de los niños hay en juego muchas circunstancias, pero en este tema creo que no hay otra manera de verlo.

  11. Hay que ver lo instaurada que está esta frase en la sociedad y el daño que hace sin que la gente se pare a reflexionar.Yo estoy de acuerdo contigo, un golpe no es una solución, pues siento que lo único que enseñan es «esto se hace así porque yo lo digo y tú te callas», y eso es precisamente lo que no quiero para mi hijo. Siento que más que sentirse aislados de esa forma los niños necesitan saber lo que pasa a su alrededor, por supuesto con límites, pero tienen que entender que si algo no se les permite es por algo, no por un porque sí. Mi hijo es el más temperamental que conozco, y por todo se queja, pero aún así sabe que sus padres se lo explican todo con motivos y no con «porque sí», y es algo que nos ayuda muchísimo a enfrentar nuevas situaciones.

    • Yo creo que todo lo que sea intentar razonar con ellos les ayudará para siempre.
      A nadie nos gusta tener que hacer las cosas porque sí, al menos una explicación, un razonamiento…

  12. Sería genial poder llegar a un determinado límite y poder razonar con ellos, pero claro hay niños y niños, y situaciones muuuy diversas…. Efectvamente una torta en la vida la dare, para mi eso está fuera de toda coherencia, pero chicas yo algun azote en el culete si le dado sin hacer daño solamente pq no me queda mas opcion, y si realmente es pq no queda otra opción. Creerme q digo q no me hace gracia pero obviamente no creo q le haga nada malo. A veces tiene q saber q sus actos malos tienen consecuencias. Sino os la llevais unos dias y luego me contais. Un saludo

    • Todos los niños nos ponen al limite muchas y veces y hay épocas que entran en bucle y están todo el día así, tensando la cuerda.
      Personalmente creo que un azote es el resultado de una falta de autocontrol, lo mismo que un grito o algo así. Siempre procuro llevarme estas situaciones a mi terreno como adulta por eso pongo el ejemplo del jefe o de la pareja. Todos tenemos que aprender que si haces algo mal tiene sus consecuencias pero realmente la consecuencia es un azote?
      Mil gracias por tu aportación, de verdad y no te cuestiono eh? sólo expongo mi opinión 😉

  13. Totalmente de acuerdo! Pero sin olvidar como dices, que los límites son importantes, porque últimamente veo mucha idea errónea de «no pegar=no reñir=no limitar», y tampoco es eso!! Les hay que no dan cachetes a sus hijos pero dejan que se los den a ellos. Cuando recurrimos a la agresión (cachete, azote, bofetada…) tenemos que plantearnos que el problema está en nosotros, no en los niños, y buscar alternativas porque es muy fácil dejarse llevar por la inercia de un azote de vez en cuando pensando que solucionamos algo. Ayyyyy, a ver si termino con lo de la web y los cursos que va por esta linea y creo que te va a gustar!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: