Uno es uno y dos no es el doble, es mucho más!!!

Tengo que decir que esta frase “Uno es uno y dos no es el doble, es mucho más” no la había oído nunca hasta que me quedé embarazada de Gonzalo, o si la había oído no la había prestado atención, que también puede ser, pero de repente la empecé a oír muchas veces, aunque yo no terminaba de creérmelo.

Ilusa de mí, pensaba que incluso sería lo contrario, mi razonamiento era algo así cómo el día tiene las mismas horas, y malo ha de ser que no coincidían en las siestas y cosas así…

Bueno, pues después de 5 meses como mamá de dos, (no voy a contar las dos últimas semanas en las que me he incorporado al trabajo que eso me da para otro post) tengo que decir, que DOS NO ES EL DOBLE ES MUCHISIMO MÁS.

No sabría explicaros porqué, es una suma de cosas.

Es evidente que tienes menos tiempo, que hay que prestar atención a los dos, que hay que cambiar el doble de pañales (bueno alguno más que el doble), que cuándo no se despierta uno es el otro, que terminas de darle de comer a uno y ya empieza a protestar el que ha comido todavía… Es todo eso que esperas pero más, y lo siento, pero no puedo explicar porqué, supongo que hay que vivirlo.

Yo ando agotadita todo el día, porque si antes cuándo llegaba mi pareja descansaba de niño ahora nada de nada. Y eso que cómo siempre digo tengo a mi madre, sino yo no sé que sería de mí.

Este viernes pasado por ejemplo Hombres G actuaba en la Plaza Mayor de Salamanca si solamente hubiésemos tenido a Leo le hubiese dejado con  mis padres y hubiésemos ido de concierto, pero al ser dos ya no puedes hacerlo, ya no los dejas tan fácilmente.

Pero para las que estáis pensado en ir a buscar el segundo o ya estáis contando por semanas, os diré que efectivamente dos es mucho más que dos pero porqué es genial tener dos!!!

Cuándo iba a nacer Leo estaba deseando ver su cara, pero cuándo iba a nacer Gonzalo de lo que tenía muchísimas ganas era de ver la cara de Leo cuándo viese a Gonzalo por primera vez y eso creo que resume lo que quiero deciros.

Es genial verlos juntos, me emocionan todos los días, de verdad, no exagero, es una pasada!

Por ejemplo, con Leo disfruté de la primera vez que hizo la croqueta, lo recuerdo perfectamente, pues ahora he disfrutado de la primera vez que Gonzalo ha hecho la croqueta (estábamos los dos solos)  y de la primera vez que Leo “le ha obligado” a hacer la croqueta a Gonzalo, disfrutas más del doble por ser dos!

Otro ejemplo, me hacía muy feliz cuándo Leo se reía a carcajadas, pero es que ahora soy doblemente feliz (y más) cuándo los oigo a los dos reírse a carcajadas juntos!

Lo tengo claro, es muy cansado tener dos, si uno te resta libertad dos directamente te la quita, de la pareja ni hablamos, pero sin duda compensa y muchísimo, DOS ES MUCHISIMO MÁS QUE EL DOBLE DE UNO

¿Qué me decís, estáis de acuerdo?

 

56 comentarios en “Uno es uno y dos no es el doble, es mucho más!!!

  1. Buuffff ahí estoy yo, pensándomelo y mi marido ni eso, porque se agobia de sólo imaginarlo!!! Es que tiene que ser agotador y con el curro ya sí que no sé cómo iba a hacer malabarismos para todo!!!! Pero me alegro de ver que hay parte positiva jajaja. Un besazo, familia!!

    • Eso es lo que yo quería que supieseis, que es agotador lo oímos muchas veces, y es que es muy cansado, eso es cierto, pero de verdad que merece muchísimo la pena, es genial ver a los hermanitos juntos

  2. Mis hijos se llevan muy poco y al principio reconozco que fue duro, pero también tuve la suerte de que Diego era bueno pero bueno buenísimo y los primeros meses solo dormia y comía, lo que me dejaba bastante tiempo para atender a Alejandra que seguía siendo un bebe, aunque yo la veía mayorcísima.
    Luego llegó un momento en que los dos empezaron a hacer todo a la vez y ahora, parece que tienen la misma edad.
    Para mi el resumen es que si, es duro, pero merece la pena mucho pero mucho.

  3. Cuanta felicidad! Nosotros de momento nos quedamos con uno y no por más trabajo o más jaleo sino porque con un hijo somos muy felices, eso sí también tengo claro que si sonara la flauta y quisiéramos otro esperaría 4 o 5 años para disfrutar con cada uno.y porque nosotros lo hacemos todo solos, sin ayuda de nadie y claro no es lo mismo. Mi hermana llegó cuando yo tenía 6 y recuerdo todo con tanto cariño jeje. Un abrazo

    • Y me parece genial que quieras esperar, pero tengo que resaltar eso de “disfrutar con cada uno” no lo he puesto porque pensaba hacer otro post con el tema de la diferencia de edad pero te adelanto que se disfruta de los dos, de verdad! No he disfrutado menos de Gonzalo que de Leo siendo sólo

  4. Totalmente de acuerdo, sobre todo cuando hablamos de niños seguidos…porque yo, si no tuviera a Rafa y con Alfonso a punto de cumplir los 4 años, no estaría agobiada por la llegada del tercero, sino emocionada por la llegada del segundo,jaja.. Así que es aplicable sobre todo cuando son seguidos. Es una locura total!!!! porque yo este verano lo he vivido muy intensamente, verás cuando el peque tamb camine, es mortal la que montan los dos juntos!!!! pero bueno, es lo que hay, y yo encantada!!!

    • Pues eso! Que lo hemos querido nosotras! Jaja

      Piensa que cuando nazca el bebé Alfonso y Rafa también jugarán los dos solos y te darán unos minutos de respiro ( pero sólo unos minutos jaja)

  5. Toda la razón. Parece que no, pero las alegrías aumentan, aunque también el cansancio. Aunque este último, va menguando a medida que se van haciendo mayores.

    • Eso espero! Jaja
      Yo era consciente que los dos o tres primeros años iban a ser durillos (aunque al fina resulta más cansado de lo que esperaba) pero no sabía que las alegrías también iban a aumentar tantísimo, así que yo feliz

  6. Yo estoy contigo! Pero aviso… Da igual que se lleven 8 años de diferencia! Jajaja, lo digo por si alguien está esperando por ese motivo… Ya no cambio pañales, pero ando en otro fregaos, a doble banda igual, así que creo que es así por los siglos de los siglos amén… (hasta que vayan montando su propio nido)
    Pero igual que tú, mi balanza siempre será positiva! Me daban dos! 😉

    • Eso también es verdad… Con 8 años ya no hay siestas y si actividades extraescolares, deberes…

      Me parece que si, que hasta que no se independicen esto va a ser muy entretenido! Jaja

  7. Aiii que me dejas pensando jajajaja, menos mal que hay que vivirlo si no muchas nos echaríamos atrás sin duda. Yo encima quiero que se lleven poquito, y para poco me gustaría tener tres, estoy un poco loca sí, como se nota que solo tengo uno jajajajaja.
    Besoootes y a disfrutar!

  8. Que bonita entrada!! Desde luego debe ser mucho más del doble de cansado pero también mucho más divertido, emocionante y bonito!!! Verás tú que me van a dar las ganas de aumentar la familia antes de tiempo jejeje
    Un besote

  9. Desde luego la relación de hermanos es única! Yo adoro al mío. Me gustaría que mi niño la viviese…pero aún no me veo preparada para el segundo…espero sentir pronto el empujón que sentí para tener a Víctor.Nos animas desde luego.Disfruta!!!

    • Esta claro que para ir a por el segundo lo tienes que tener clarísimo, si con el primero tiene que ser una decisión meditada con el segundo más!
      Pero yo sé que no tardarás, que tu hermano esta metiéndote caña

  10. Tiene que ser una locura pero tiene que ser precioso morir de amor con tus dos príncipes!
    Enhorabuena!!!!!! Y cuando puedas nos cuentas qué tal la vuelta, ánimo!!!!

  11. Me parece una opinión realista, dura de asumir por momentos pero positiva al final. Yo también creo que 2 o 3, por más práctica que traigamos ya del primero, se nota y mucho. El trabajo se acumula de lo lindo y no es fácil hacerse un hueco para uno mismo o para la pareja. Si con la bichilla ya estamos sobrepasados algunos días ¿qué sería de nosotros con más churumbeles? El siguiente paso debemos pensárnoslo muy bien.

    • La práctica se nota muchísimo, yo ahora pensaba muchas veces cómo podía estar tan atada con Leo con lo “fácil” que es, pero claro es fácil, o lo tienes controlado cuando ya tienes uno! Así que el tiempo que ganas por la experiencia lo inviertes en cuidar de los dos

  12. Nosotros no nos planteamos de momentos tener otro hijo, me gustaría mucho pero me da miedo la falta de tiempo. Si ya nos agobiamos con Vikingo, el trabajo, los proyectos, la vida…pienso que con dos iría de cabeza, hemos hablado de esperar a que Vikingo sea más mayor. No nos gustaría que se quedase sin tener al menos un hermano/a. Gracias por relatarnos tu forma de vivir la doble maternidad. Un abrazo.

    • Cada pareja sabe cuándo es el momento, yo siempre digo que si no fuese porque tengo a mis padres ahí para todo no hubiésemos podido plantearnos el segundo tan pronto, pero estoy encantada con la decisión!

  13. Con la peque tengo de sobra, y aunque a veces me gustaría ir a por otro ¡Creo que no llegaría! Sí no me da de sí el día con uno, con dos… pero claro, las cosas buenas también cuentan.

  14. Ay yo me estaba asustando… Menos mal que dan más del doble de satisfacciones 🙂 Es para pensarlo mucho, la verdad. A mí con uno no me da la vida, pero quiero tener más. Aunque no sé si me atrevo… ¡Besos!

    • Date tiempo, estoy convencida que no tardarás mucho en decidirte, pero efectivamente es para tener muy claro que quieres volver a empezar con un bebé de cero

  15. Sabes que escribo poco pero este tema me toca el corazoncito, sabes que tengo tres y los he tenido en 3 años y 8 meses….pero pienso lo mismo! Me merece la pena el agobio, el que no me lleguen las horas, el que sean tres pequeñines y dos papas, el que prácticamente nunca a esté la casa al día, el que a mitad del día esté ya cansadisima… pero no lo cambiaría por nada del mundo, adoro verles jugar juntos, escuchar a escondidas como se dicen que se quieren, la devoción con la que mira el mediano a su hermana mayor y el pequeño a sus dos hermanos, como se protegen, se acarician… ese subidon de felicidad es la píldora contra el agotamiento. Y aprendes a priorizar. Pero a priorizar de verdad, no de boquilla como hacía hasta ahora. Hago más cosas ahora con ellos que cuando tenía solo a la mayor!!!
    Un abrazo

    • Eso es exactamente lo que yo siento, un subidón tremendo cuándo les veo juntos aunque este agotada y no pueda más.

      Me alegro que de vez en cuando vengas a aportar tu granito de arena, que con tres podrías contar mucho!!

  16. Cuéntame más cosas buenas que yo estoy un poco asustada y no me atrevo a lanzarme con el segundo… Veo al bichito muy pequeña y siento que no puedo con uno, ¿cómo voy a poder con dos?
    Además yo no tengo a los abuelos cerca…

    Un beso guapa y disfruta de tus peques!

    • Jaja uy yo no quiero convencerte de nada que luego me reclamas! Jaja

      Yo estoy feliz con los dos, de verdad me dan muchísima satisfacciones juntos (individualmente por supuesto, pero esas ya las conoces) pero también es cierto que yo cuento con mucha ayuda

  17. Niña, me voy poniendo al día poco a poco y me alegro de que todo vaya viento en popa, incluida vuelta al trabajo superada!… me encanta la entrada, pero también me acojonaste al principio! A mi una ya se me hace cuesta arriba!! Pero me puedo imaginar qué bonito tiene que ser verlos a los dos juntos. Se tiene que disfrutar un montón de los dos…

    • Guapa!!! Pero que ilusión que me dediques algo de tu tiempo que ahora mismo es poquísimo!

      Yo también ando súper atrasada con los blogs, este finde me paso a visitarte que acabo de ver que has publicado!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: