Urbanizaciones, niños y piscinas

Si con los niños hay que estar siempre alerta, en la piscina mucho más.

Tanto si no saben nadar y van con manguitos o si se están soltando, hay que tener toda nuestra atención puesta en ellos, bastan unos segundos para que el niño pueda pasar un mal rato así que mejor si estamos cerca.

Isabel (No sin mis patucos) nos cuenta una historia que parece sacada de una serie, os dejo con ella.

Urbanizaciones, niños y piscinas

Os quiero contar una historia que me ha dejado impactada.

La historia que os voy a contar ha sucedido en la urbanización de unos amigos y es absolutamente escalofriante. En esta urbanización tienen creo que un total de cuatro piscinas, dos grandes y dos pequeñitas para los bebes. Tienen socorrista y además todas las piscinas están rodeadas de una valla en la que hay que abrir una puerta para acceder a bañarse. Esta puerta no la puede abrir un niño muy pequeño porque no alcanzan a la parte superior.

La cuestión, y aquí viene lo gordo del tema, es que hace unos días de repente alguien se da cuenta que hay un niño flotando en la piscina (me están dando escalofríos sólo de escribirlo). Cuando lo ven,  alguien se lanza a cogerlo y bueno después de mucho esfuerzo consiguen que el niño respire.

Me imagino que se vivieron momentos de auténtica angustia porque la piscina estaba llena de gente, padres y niños.

Pero aquí no acaba la cosa. Resulta que al rato de reanimar el niño, aparece el padre de la criatura fuera de si, con un extintor en la mano buscando al socorrista, imagino que para golpearle. Menos mal que no lo encontró porque creo que sino lo mata. La gente intentaba tranquilizarle cuando de repente se dan cuenta que lleva en la espalda una pistola. Una pistola, en una urbanización llena de gente, llena de niños. Ya os digo que menos mal que no lo encontró y que otros vecinos consiguieron apaciguar los ánimos.

¿Parece de película verdad?.

Pero yo, a pesar de lo impactante de la historia no dejo de pensar, ¿donde estaban los padres del niño cuando abrió o se coló por la puerta de la piscina?, ¿donde estaban cuando se cayó al agua?, ¿cuanto tiempo pasó el niño en el agua sin que nadie (en una urbanización llena de gente) le viera?. Podemos preguntarnos también donde estaba el socorrista, pero de verdad alguien deja a un pequeño de tres años sin vigilancia pensando que el socorrista puede estar mirando a todos los niños de la urbanización?, y con esto no quiero quitarle su parte de responsabilidad.

Todos los años en esta temporada de piscina, no dejamos de escuchar casos de niños ahogados. Pero aún así sigue sucediendo cada año. No podemos perder de vista a los niños, aunque sepan nadar. El agua es muy muy peligrosa y debemos ser conscientes.

Yo se que a veces es fácil despistarse, o estamos tranquilamente charlando, pero para mi es siempre primordial tener contacto visual con mis hijos. Aunque esté a unos metros, necesito estar viéndolos.

 ¿Tenéis a los peques siempre a la vista en la piscina?
¿Los niños son responsabilidad nuestra o del socorrista?

6 comentarios en “Urbanizaciones, niños y piscinas

  1. Ufffff escalofriante es poco. Los padres a veces no vigilan y echan luego la culpa a los demás. Aquí en la playa están constantemente anunciando por megafonía que se han perdido niños, y yo, cuando tienen unos 7 u 8 años lo entiendo porque son revoltosos y es un segundo pero con dos años me parece que estaba en las nubes.
    Antes de ayer se ahogó un niño en una granjaescuela donde mis hijos y sobrinos han ido un montón de veces y es todo rarísimo, el niño no sabía nadar ni le gustaba el agua, la piscina estaba cerrada…a ver en que queda pero de momento hay un niño muerto y se me parte el alma.
    El padre que cuentas da terror, por cierto.

    • Es increible ver a niños tán chiquititos sin vigilancia. Yo cada vez que los veo en parques o piscinas solitos me pongo de los nervios.
      Ves, si es que da miedo hasta mandarles a campamentos, y tu me dirás si no tendrán un cuidado tremendo, pero aun así siguen pasando estas cosas. Tu historia de la Granja escuela también es de película, ya nos contarás en que acaba.

  2. Lo que cuentas es terrible, y tienes razón, no podemos sacarle su culpa al socorrista, que al fin y al cabo está precisamente para eso, para vigilar, pero desde luego los padres también tienen sus parte de culpa. Las piscinas en estas fechas están abarrotadas y un socorrista no puede tener mil ojos, los padres debemos tener controlados a nuestros hijos, sobre todo si no saben nadar. Yo personalmente, por mucho socorrista que haya no les saco ojo de encima en la playa ni en la piscina.
    Sin ir más lejos, este martes (que aquí fue festivo) TRex se cayó en el agua en la playa, hacia adelante, y se quedó flotando boca abajo con la cabeza sumergida. Fueron literalmente tres segundos hasta que lo levantamos y lo pusimos de pie, y él tan contento riéndose, pero si no hubiésemos estado con él… no quiero ni pensarlo. Hay que tener muchísimo cuidado, no sacarles la vista de encima, estar a su lado… y aún así rezar para que no pase nada.

    • Exacto, es que hay veces que aunque estemos al lado pueden suceder cosas. Las playas como dices tienen también mucho peligro. Yo el año pasado estando con Diego en un sitio que no nos cubría más del muslo, de repente vino una ola y no se como, vi que era más grande de lo normal, justo me dio tiempo a agarrar a Diego y aunque la ola me tiro a al no le pasó nada, pero si no le hubiese agarrado le habría llevado contra la orilla y se hubiera dado un buen porrazo como mínimo.
      Mira a mi no me gusta ni siquiera que mis hijos vayan a piscinas si no estoy yo con ellos, porque se que al final la gente se despista. Y tienen 8 y 6 años y saben nadar, pero prefiero vigilar.
      Un besote.

  3. Que miedo por dios! Pero hay mucho padre que se fía… Se fía o le es mas fácil luego culpar al socorrista que a el! Porque lo del arma ya me dirás! Que se pegue el un tiro! Si al fin de cuentas es su hijo y su responsabilidad!
    Yo no me canso de decirle a mi marido que mucho cuidado que un bebe se puede ahogar con nada de agua! Y con el niño estoy pendiente siempre! No quiero que le tengan miedo al agua, quiero que le tenga respeto. Creo que cuando tienes hijos terminaron esos momento de ocio en la piscina o en la playa, porque es tu obligación estar encima del niño. Lo mismo que digo que en el caso de colonias o escuelas de verano deben tener mucha gente para los niños así se aseguran de reducir el riesgo.
    Pobre niño… Porque entre que casi se ahoga casi termina preso su padre!

    • Yo creo que nuestros hijos son totalmente nuestra responsabilidad, que está muy bien tener al socorrista por si acaso, pero con niños pequeños hay que tomar las precauciones necesarias.
      Esta familia tiene un problema más grande de lo que piensa porque a parte del susto que se llevaron, que es grandísimo, creo que los vecinos le han denunciado porque evidentemente es un peligro.
      Vamos que sin haberle pasado nada al niño, afortunadamente, las consecuencias van a ser grandes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: