Maternidad

Urbanizaciones, niños y piscinas

Si con los niños hay que estar siempre alerta, en la piscina mucho más.

Tanto si no saben nadar y van con manguitos o si se están soltando, hay que tener toda nuestra atención puesta en ellos, bastan unos segundos para que el niño pueda pasar un mal rato así que mejor si estamos cerca.

Isabel (No sin mis patucos) nos cuenta una historia que parece sacada de una serie, os dejo con ella.

Urbanizaciones, niños y piscinas

Os quiero contar una historia que me ha dejado impactada.

La historia que os voy a contar ha sucedido en la urbanización de unos amigos y es absolutamente escalofriante. En esta urbanización tienen creo que un total de cuatro piscinas, dos grandes y dos pequeñitas para los bebes. Tienen socorrista y además todas las piscinas están rodeadas de una valla en la que hay que abrir una puerta para acceder a bañarse. Esta puerta no la puede abrir un niño muy pequeño porque no alcanzan a la parte superior.

La cuestión, y aquí viene lo gordo del tema, es que hace unos días de repente alguien se da cuenta que hay un niño flotando en la piscina (me están dando escalofríos sólo de escribirlo). Cuando lo ven,  alguien se lanza a cogerlo y bueno después de mucho esfuerzo consiguen que el niño respire.

Me imagino que se vivieron momentos de auténtica angustia porque la piscina estaba llena de gente, padres y niños.

Pero aquí no acaba la cosa. Resulta que al rato de reanimar el niño, aparece el padre de la criatura fuera de si, con un extintor en la mano buscando al socorrista, imagino que para golpearle. Menos mal que no lo encontró porque creo que sino lo mata. La gente intentaba tranquilizarle cuando de repente se dan cuenta que lleva en la espalda una pistola. Una pistola, en una urbanización llena de gente, llena de niños. Ya os digo que menos mal que no lo encontró y que otros vecinos consiguieron apaciguar los ánimos.

¿Parece de película verdad?.

Pero yo, a pesar de lo impactante de la historia no dejo de pensar, ¿donde estaban los padres del niño cuando abrió o se coló por la puerta de la piscina?, ¿donde estaban cuando se cayó al agua?, ¿cuanto tiempo pasó el niño en el agua sin que nadie (en una urbanización llena de gente) le viera?. Podemos preguntarnos también donde estaba el socorrista, pero de verdad alguien deja a un pequeño de tres años sin vigilancia pensando que el socorrista puede estar mirando a todos los niños de la urbanización?, y con esto no quiero quitarle su parte de responsabilidad.

Todos los años en esta temporada de piscina, no dejamos de escuchar casos de niños ahogados. Pero aún así sigue sucediendo cada año. No podemos perder de vista a los niños, aunque sepan nadar. El agua es muy muy peligrosa y debemos ser conscientes.

Yo se que a veces es fácil despistarse, o estamos tranquilamente charlando, pero para mi es siempre primordial tener contacto visual con mis hijos. Aunque esté a unos metros, necesito estar viéndolos.

 ¿Tenéis a los peques siempre a la vista en la piscina?
¿Los niños son responsabilidad nuestra o del socorrista?
Tags :
27 Julio, 2017