Maternidad

Viajar ¿sin niños?

¿Os acordáis de lo que era viajar sin niños? Yo no lo he vuelto a hacer desde hace 5 años que nació Leo.

Pero hoy la que viene a contarnos su experiencia de viajar sin niños es Isabel, No sin mis patucos, que hace un par de fines de semana se fue con su marido en plan novios, nos cuenta que tal le ha ido y cómo lo han llevado sus peques, aunque Alejandra y Diego ya no son tan pequeños…

Viajar sin niños

En mayor o menor medida creo que a todos nos gusta viajar ¿no?. Cuando no teníamos niños, la cosa era bien fácil, elegir destino y prácticamente no hacía falta mucho más.

Con los niños la cosa cambia bastante. Yo en mi caso pasé de ir a hoteles a ir a apartamentos por la comodidad de poder preparar sus comidas, por tener espacio para que jueguen. Y no sólo eso, es que además al principio llevábamos media casa a cuestas, entre cuna de viaje, carrito, bañera hinchable, calienta biberones, pañales, etc

Resultado de imagen de familia con niños viajando

Total que los viajes se reducen un poco, sobre todo esos viajes a los que antes ibas a caminar y caminar por las ciudades para no perderte nada. Yo no se vuestros peques pero los míos pueden estar corriendo cuatro horas, pero lo de andar les aburre y se cansan enseguida.

Por esto, cuando me llegó un día mi marido y me propuso viajar los dos solos durante un fin de semana me pasó algo rarísimo. ¿Sabéis esa emoción loca por hacer algo? y a la vez pensar, ¿y como me voy yo sin mis peques?.

Quizás, si mi marido no hubiera dado el paso de comprar los billetes para los dos, yo nunca lo habría hecho, pero tengo que reconocer que de vez en cuando el pasar algunos ratos solos es genial, no sólo por el viaje, el conocer una ciudad nueva, es que también el charlar más de veinte minutos sin interrupciones, el reírnos a carcajadas. Tengo que reconocer que han sido unos días geniales, que nos han servido para volver a ser novios, para ver que nada ha cambiado.

Pero no penséis que no nos hemos acordado de los niños porque la realidad es que les hemos echado muchísimo de menos. Cuando paseabamos por las calles o entrabamos a alguna tienda siempre pensando, esto le encantaría a Alejandra o a Diego le gustaría estar aquí.

A pesar de todo, si hago balance, creo que ha sido una experiencia muy positiva. Nosotros hemos disfrutado y mis hijos también han disfrutado con los abuelos. Ya son muy conscientes del tiempo y saben perfectamente que un fin de semana pasa volando. Si me apurais casi me atrevo a afirmar que les hemos echado más de menos nosotros a ellos que ellos a nosotros.

Y vosotras, ¿hacéis escapadas con vuestras parejas? y si las hacéis ¿os pasais el día pensando en vuestros retoños?

 

24 mayo, 2017