Voy a ser hermano mayor: el primer año

Hace meses empecé a contaros cómo ha llevado Leo la llegada de Gonzalo, cómo lo hemos hecho nosotros y cómo nos hemos ido adaptando a la nueva situación, hoy os voy a hablar de cómo ha sido el primer año y un pequeño resumen de todo.

Voy a ser hermano mayor: el primer año

Empecé hablando de la etapa del embarazo, os conté que Leo se enteró a la vez que nosotros, el test tardo menos de un minuto en marcar las líneas y para cuándo llegué a la cocina dónde estaban el papá y él a punto de merendar estaba claro que estaba embarazada así que nos enteramos todos a la vez, aunque él sólo vio que nosotros estábamos muy contentos y mamá lloraba con una gran sonrisa.

Le hablábamos del hermanito, le decía que estaba en la barriga de mamá, y él vino a la primera ecografía en la que nos confirmaron que había latido, recuerdo que cuándo ya vimos que iba todo bien él se sentó en la silla y el ginecólogo le preguntó que qué le parecía ser hermano mayor? Evidentemente Leo no le contestó, primero porque es muy tímido y segundo porque el pobre no sabía ni lo que le estaba diciendo jaja

Nos ayudó a preparar la ropa, la minicuna, me levantaba la camiseta cuándo quería darle un beso al bebé y fue él el encargado de ponerle nombre.

Y sino quería hablar del hermanito… pues no se hablaba. Todo eso os lo cuento el post que escribí sobre el embarazo.

Gonzalo nació y llego el momento que estaba deseando vivir, que se conociesen los dos, bueno, en realidad que Leo conociese a Gonzalo, porque Gonzalo no creo yo que se enterase de nada 🙂

Esa visita al hospital que yo estaba deseando tener y en la que Leo tuvo total libertad para hacer lo que le saliese hacer, en su caso fue entrar en la habitación mirar al bebé y pasar un poco de él la verdad… jaja pero se encontró muy a gusto en el hospital y fue mostrando interés poco a poco.

Cuándo salimos del hospital yo temía y deseaba a partes iguales la llegada a casa y empezar a vivir como la nueva familia que ya éramos. Las primeras horas juntos fueron muy bien, se complicó al día siguiente cuándo Leo se puso malito y cómo ya os conté pasó un par de días en casa de mi madre para que no contagiase a Gonzalo que sólo tenía 3 días y encima era un “poquito prematuro”.

La vuelta a casa por parte de Leo, no pudo ser mejor, los dos me regalaron uno de los mejores momentos de mi vida.

primeros días en casa con el bebé
La primera vez que Leo ejerció de hermano mayor

¿Y después?

Quiénes estáis embarazadas del segundo, ó ya lo habéis tenido estaréis hartas de oir ¿y que tal lo lleva el mayor?

Mi respuesta siempre ha sido la misma “MUY BIEN”  (que es la verdad) y la contestación de la persona que pregunta, afortunadamente no de todas pero si de muchas es:

– Si la pregunta es en el embarazo: “bueno, ya veremos cuándo nazca”

– Si la pregunta es en el hospital: “bueno, ya veremos cuándo vea que se va a casa con vosotros”

– Si la pregunta es durante los primeros días: ” bueno, porque ahora es la novedad, ya veremos en unas semanas”

– Si la pregunta es pasadas unas semanas: ” bueno, ahora cómo el bebé no hace nada, ya veremos cuándo tenga unos meses y empiece a hacer cosas para llamar la atención”

Y así yo creo que podría seguir hasta el infinito! Que pesada es la gente, qué pasa que les gusta que los niños lo pasen mal?

Si me leéis habitualmente sabéis que cuándo quiero soy bastante borde y que si se trata de los niños no paso ni una, así que por un lado paso de los comentarios y por otro se llevan otra contestación por mi parte 😉

¿Y, cuál es la realidad?

Que Leo lo ha llevado perfectamente en todas las etapas. Siempre ha estado súper pendiente si Gonzalo lloraba, si se movía, si se despertaba él era el primero que iba a ver, en algunas ocasiones me ayudaba con los pañales, con el bibe… con lo que hiciese falta.

Nunca le hemos obligado a que estuviese pendiente de Gonzalo, le hemos pedido ayuda para hacerle sentir importante, que él formaba una parte fundamental de la familia y tenía que ayudar, que su hermano también le necesitaba a él, igual que necesitaba a mamá y a papá.

Si él no quería hacerlo, no lo hacía y punto, nadie le recriminaba nada, ni le reñía. Siempre hemos respetado lo que él quisiese hacer.

Por supuesto, ha tenido momentos de “deja a Gonzalo en la cuna y juega conmigo” o “cógeme a mí” yo creo que lo extraño hubiese sido que no los hubiese. Si podíamos dejábamos a Gonzalo y le atendíamos a él, y sino se podía porque por ejemplo Gonzalo estaba comiendo se lo intentábamos explicar para que lo entendiese y en cuánto podíamos le dedicábamos toda nuestra atención.

A medida que Gonzalo ha ido creciendo, ha ido haciendo gracias que nos llamaban la atención y lo que hemos hecho ha sido hacerle participe a Leo también.

Si por ejemplo Gonzalo se sonreía le decíamos “mira Leo, ¿has visto cómo sonríe Gonzalo?, se lo decimos a papá?” y él iba feliz a contar lo que acababa de pasar y así con todo.

Gonzalo también nos lo ha puesto muy fácil, ADORA a Leo, cuándo era más pequeño con sólo mirarle se sonreía entonces era automático “Leo, ¿has visto cómo sonríe cuándo te ve?” claro, la cara de orgullo de Leo era tremenda.

Según han ido pasando los meses ya han empezado “sus peleas” Gonzalo no juega con cosas de su edad, él quiere y va dónde este Leo y claro, Leo unas veces quiere jugar solo, otras no quiere dejarle los juguetes… esas cosas que yo entiendo que son normales y que de momento hemos estado mediando entre ellos aunque ahora vamos dejándoles poco a poco que lo solucionen entre ellos, aunque Leo es demasiado bueno (ya os lo he dicho mil veces) y siempre o casi siempre sale perdiendo. Por eso también les estoy empezando a dejar solos, para ver si así Leo empieza a espabilar un poquito…

Cómo dice Leo continuamente “somos una familia” y nos enumera en este orden, Leo, mamá, papá, Gonzalo y Leo (será que somos 5 jaja).

No me gusta hacer actividades separados pero reconozco que alguna vez nos hemos llevado a Leo y hemos dejado a Gonzalo con mis padres para dedicarle toda nuestra atención y aunque los primeros minutos no hace más que preguntar dónde esta Gonzalo sé que luego agradece que estemos sólo para él.

Una vez pasado el primer año puedo afirmar que no hemos sufrido los temidos celos por parte de Leo, que los puede tener a partir de ahora? pues puede ser, igual que hay un montón de adultos que sienten celos de los hermanos, de compañeros de trabajo, de amigos… pero de momento lo ha llevado muy bien.

¿Vuestros peques mayores sintieron celos con la llegada del bebé? ¿Recordáis si vosotros mismos tuvisteis celos de vuestros hermanos pequeños?

50 comentarios en “Voy a ser hermano mayor: el primer año

  1. Gracias por el post. Me da una tranquilidad enorme leerte porque ya sabes que es uno de mis miedos, el que Alvaro no acepte al hermanito.
    A mi ya me está pasando eso del “como lo lleva? Verás cuando nazca” que pesada es la gente, de verdad… Yo siempre le digo que eso ya lo veremos pero que por ahora es súper cariñoso con el 😉
    Muakkk

    • Gracias a ti por leerlo! Me alegro que te sirva para tranquilizarte.

      Seguro que Alvaro acepta muy bien a su hermanit@, aunque la gente ya verás cómo te va a ir enunciando cada una de esas frases… Que cansinos!

  2. Hola!!!! Qué pesada es la gente!!! A mí también me decían lo mismo de los celos, pero en mi caso, como en el tuyo, se equivocaron.
    Solo se llevan un año pero al ser chico y chica yo pensaba que harían vidas separadas, pero no, además de no tener celos compaten grupo de amigos, gustos, les encanta estar juntos y se llevan genial, así que la gente habla por hablar.
    Supongo que cada caso es un mundo pero en el mío la verdad nunca hubo celos. A la nena la hicimos partícipe en el embarazo pero a última hora porque claro, cuando lo supimos tenía seis meses y no tenía lógica, empezamos a contárselo con 11 meses y a partir de ahí poco a poco aunque no creo que lo asimilara mucho, la verdad. Un besín y es un post precioso, me encanta y son dos muñecos.

    • Normal que con 6 meses no la explicaseis nada, es imposible que lo entienda!

      Me alegro de que se lleven tan bien, al principio y sobre todo ahora que ya tienen su grupo de amigos y que coincida debe darte muchísima tranquilidad

  3. Ay que pesada es la gente! Parece que están deseando que las cosas vayan mal para reafirmar sus negativos pensamientos. Pues claro que lo va a llevar bien, como todos hemos hecho. Días de peleas y días de amor incondicional, lo normal. Besicos para los cuatro (o cinco).

    • Según se mire somos cuatro ó cinco jaja

      Claro que si, los hermanos se tienen que pelear y querer, para eso son hermanos. Hay niños que lo pasan fatal con la llegada del hermano pero no todos tienen por que ser así, yo no entiendo la manía.

  4. La llegada de la peque nos alegró mucho a todos menos a mi hija mayor que no la podía ni ver!!! Menos mal que con el tiempo y muuuuucha paciencia se le pasó y ahora no pueden pasar la una sin la otra!!!

  5. Pues no te puedo contestar a ninguna de las preguntas, este post no es para mí!!! jejejej ni he tenido hermanos, ni UNMF tiene hermanos…así que solo te diré que lo habéis hecho genial y Leo es un estupendo hermano mayor.

  6. Yo en mi caso tengo una hermana 11 mayor que yo y dos hermanos más pequeños con los que me llevo 5 y 12 años, y la verdad no recuerdo jamas haber sentido celos de ellos. Yo siempre he dicho que para mi mis hermanos son lo mejor de la vida, no los cambio por nada del mundo. Con la mayor he crecido como si fueramos gemelas casi y a los pequeños los he cuidado y he jugado con ellos muchísimo.
    En el caso de mis hijos, puede que en momento puntuales puedan haber sentido celos, pero no sólo Alejandra de Diego, también a veces Diego de Alejandra si los dos necesitan un achuchon a la vez , pero creo que siempre ha sido algo dentro de la normalidad. Ellos se adoran y no se imaginan vivir sin el otro y siempre me dicen que cuando sean mayores se van a casar porque claro tienen que seguir viviendo juntos, jajajajaj son un amor.

  7. Super identificada con las preguntas de los celos. Yo tb contesto que muy bien. Claro que tiene momentos de que quiere a su mami y nos dice “papa bebé, mama nena ” para que le de el bebé al papi. Y tiene llantos y berrinches, pero los tendría igual sin bebé, está en la edad. Y a veces parece q tienen ganas de que surja el.problema, de que ocurra. Y yo que soy de ver todo positivo, pues no veo que haya celos, la beba encantada y punto. Leo es un amor de los.pies a la cabeza!!! Me encanta esta sección, ya lo sabes, Mua!!!!!!

    • A que si? A que la gente es súper pesada? Que manía, pues los hermanos se adoran y punto, y todos tenemos ratos mejores y peores pero nada más.
      Me alegro de que tus peques lo lleven así de bien

  8. Por un fin un rayo de esperanza, la de gente que me advierte lo mal que lo llevara la hermana mayor… la verdad ayuda mucho oir experiencias positivas, q a veces parece q las olvidamos.
    Me alegro que los dos peques lo hayan llevado muy bien.
    Un besito familia!

  9. En mi caso, yo era tan pequeña cuando nació mi hermana que solo conozco la vida con ella al lado así que, creo que celos no, no sabía lo que era estar sin ella..jejejeje..(nos llevamos 13 meses). Los míos… yo creo que celos no, simplemente llamadas de atención recordándonos que están ahí ellos también… tanto del mayor como de la pequeña.. y lo que peor llevo es que cuando hacen algo propio de su edad lo achaquen a los celos… qué ganas de que los tengan!!!

  10. Con mi bichilla, como sigue siendo heredera única, aún no hemos vivido esos temidos celos. Si recuerdo mi infancia, pese a que yo soy la mayor, tampoco visualizo esos conflictos con mi hermano. Él era el pequeño, aunque sólo nos llevamos 20 meses, y el mimado de la familia. Y a día de hoy lo sigue siendo, pero nunca me he sentido en desventaja respecto a él porque soy poco demandante y no me he visto desatendida.

  11. Leyendo estos post que escribes de los dos peques últimamente me entran ganas de encargar el hermanit@ jejeje (no tardaremos mucho eso sí). Es genial que Leo quiera tanto a su hermano, y que el peque también le corresponda y le siga. Yo sí tuve celos de mi hermano, me llevo 9 años y medio con el, yo soy la mayor claro, y eso que no hacía más que pedir un hermano!! Eso sí, los celos me duraron poco, yo creo que unas semanas, yo no me acuerdo pero hay vídeos de la vida familiar (eran los 90 y ya había cámaras de vídeo) y, a día de hoy, aunque nos llevemos tanto tiempo nos queremos mucho y tenemos muchas aficiones en común (yo diría que casi todas..). Besitos guapa!

    • Pues eso, te duraron unas semanitas y luego ya felices los dos de teneros el uno al otro.
      Cuándo me decís que no tardareis en buscar el hermanito me alegra un montón porque yo estoy feliz con tener los dos. Creo que es lo mejor que he podido hacer y por eso lo recomiendo jaja Pero también advierto que los primeros meses son durillos eh?

  12. Qué gusto da leerte! La verdad es que la gente a veces es… en vez de animar… halaaaa Madre mía que metidito tenemos eso de que la vida es un valle de lágrimas… Me encanta la relación de tus peques, me encanta la manera de hacer partícipe a Leo en todo!! Estos posts los guardo porque tienen ideas estupendas para preparar la bimaternidad!!! Un abrazo

    • Pues cuándo te decidas te los vuelves a leer.
      Leo fue participe desde el primer momento, aunque yo creo que lo hacemos con todo, les hablamos tanto, les explicamos dónde vamos a ir, que vamos a hacer que es nuestro día a día, aunque yo creo que les aburro un poco jaja

  13. Que identificada me he sentido con tu post, y es que mira que la gente es cansina!!! Nosotros hasta el momento también podemos decir que lo lleva bien, y cuando lo lleva mal no es por culpa de su hermana sino de la gente como su abuela materna, que ha pasado de consentirle y reírle todo a reñirle por coger las cosas de ” la niña “, por gritar no vaya a despertar a la niña…ya sabes, delicadeza extrema! Di que al rato se le pasa la pataleta, eso si, últimamente nunca quiere ir a ver a su abuela, por que será?

  14. Me parece genial que Leo y Gonzalo se lleven tan bien y creo que es debido fundamentalmente a la manera en que habéis hecho la introducción y como no habéis obligado a Leo a hacer ninguna cosa, al revés, que él participe cuando quiere me parece lo más acertado. Nosotros estamos en la búsqueda del hermanit@ y me leo todos tus posts para ir teniendo más guía sobre qué hacer cuando llegue el momento. Saludos!

    • Ya habéis empezado? Espero leer pronto esa buenísima noticia!
      Es un poco todo, no forzarle, implicarle… Pero también hay que decir que Leo es un buenazo y se sabe adaptar muy bien, es resultado de muchas cosas

  15. yo por ahora sólo tengo uno y soy la pequeña de 4 hermanos pero lo que si que me han contado es mi hermano me metía debajo de la cuna para que no me vieran porque me tenía muchos celos! que tío!

  16. Ay como agobia la gente, y no es par nada como lo pintan, los míos se llevan genial, se quieren un montón, que se pelean a veces, pues sí como todos los hermanos, pero todos los días cuando se despiertan, lo primero que hacen es preguntar por el otro, y la peque incluso se lanza a despertar al hermano y se comen a besos…maravilloso

  17. Pues una vez más se demuestra que con sentido común y responsabilidad, la llegada de un hermanito no tiene porque afectar al niño que ya está con nosotros. Hacerle partícipe de tareas es fantástico para que vea que se cuenta con él.

  18. Qué majo Leo sosteniendo a Gonzalo <3 Es que aveces hacemos un problema en donde no lo hay y no tiene por qué aparecer ningún tipo de celos. Un besazo guapa!

  19. El otro día me contaba una mamá de una niña que va con Rafa a la guardería que, cuando nació la segunda, la mayor lo pasó fatal…y que además le hacía perrerías al bebé!!!! Yo no lo he vivido jamás! Ni Alfonso lo pasó mal cdo nació Rafa ni ninguno lo está pasando mal ahora con Gabriel…y eso q yo estoy viviendo por primera vez el que un hermano (Alfonso) sea plenamente consciente de todo (porque cdo nació Rafa era pequeño y yo creo q hay cosas que no perciben) En fin, q es una alegría verlos asÍ! Madre mía, y han pasado dos años ya de este post que escribí sobre los celos!!! http://nosoyunadramamama.com/2013/03/14/quien-dijo-celos/

  20. ¿Por qué la gente se mete dónde no la llaman? ¡Que pesados! Me alegro que todo haya ido de maravilla, pienso que tiene mucho que ver en la actitud de los padres, los celos son normal, pero dependiendo de como actúes como madres se acentúan más o menos, pienso…Besos

    • Porque la gente es muy pesada! Pero esas preguntas y respuestas son súper típicas.
      Yo creo que son muchas cosas, la edad del niño, la actitud de los padres, la manera de ser de los niños… Son muchas circunstancias pero hay que intentar hacerlo lo mejor posible

  21. Hola, tengo un niño de 19 meses y una niña de 2 meses y siempre me dicen lo mismo sobre los celos. Claro que el mayor tiene un poco de “mamitis” porque tengo mucho rato la niña en el pecho pero se llevan muy bien y se queren muchisimo y yo no veo celos por ningún lado!

    • Por más que la gente se empeñe yo creo que la mayoría de los niños no tienen celos con la llegada de los bebés, es normal que reclamen un poco más de atención, o cosas así pero que eso también nos pasa a los adultos.

      Me alegro mucho de que tus peques se lleven tan bien. ¿Tú que tal llevas lo de tener a los dos tan pequeñitos?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: