Voy a ser hermano mayor

¿Cómo preparamos a nuestros peques “mayores” para la llegada del bebé? Esto es muy complicado o no?

Soy  defensora de la idea de que un hermano es el mejor regalo que le puedes dar a un hijo, un hermano es un hermano y no hay mejor compañero de juegos, de confidencias… así que una vez que me animé a tener el primer hijo tenía claro que no me quedaría con uno sólo. Ya os conté aquí eso de uno es uno y dos no es el doble, es mucho más

También soy de las que piensan que dos años de diferencia es una edad muy buena, muy dura para los padres que se juntan con dos bebés pero para ellos es muy buena edad, no van a tener recuerdos sin su hermano.

Pero… ¿cómo afrontamos la llegada del bebé respecto al hermano mayor? Por supuesto, cada niño es un mundo, cada familia es distinta, las circunstancias… todo eso varía, pero yo os cuento mi experiencia. Y mi experiencia es que hay que llevarlo todo con muchísima naturalidad, sin agobios. Voy a ser hermano mayor
Leo se enteró que iba a tener un hermano a la vez que nosotros nos enteramos que seríamos papás de nuevo, y como nosotros nos pusimos muy contentos él también.

Siempre que le hablábamos del bebé lo hacíamos con una sonrisa así que él lo iba asimilando a que era algo bueno y también sonreía.

Evitamos frases tipo “esto ya no es para ti, es para el bebé” aunque aquí mas que los padres es la gente de alrededor la que más mete la pata, pero ya sabéis que yo soy muy seta y si tengo que cortar a alguien le corto, que soy muy pava con mis cosas pero con los niños no paso ni una!

Ya sabéis que él fue el encargado de tomar la última decisión sobre el nombre, le fuimos haciendo participe de los preparativos como preparar la ropa, montar la cuna (se encargaron el papá y él) pero sin agobios, cuándo no quería hablar del bebé, no se hablaba y punto. Él fue viéndome la barriga siempre que quería, lo que obligaba a levantarme la camiseta cada dos por tres, cuándo quería la acariciaba y cuándo no.. pues nadie le insistía.

Cuento Teo Llegamos a comprar un cuento para leer a Leo pero al final no lo utilizamos, pensamos que ya estaba “preparado” y que a lo mejor conseguíamos el efecto contrario. Si lo hubiésemos leído antes, o no le hubiésemos hablado tanto del bebé si nos hubiese resultado útil.

Hasta el último minuto yo jugué con él como siempre, le he cogido, me he tirado en el suelo…aunque luego me doliese todo, pero bueno, era un esfuerzo que merece la pena hacer.

Llevar una vida normal, sin agobiar al niño hizo que el embarazo fuese muy tranquilo para Leo, hay quién dice que los niños ya se ponen nerviosos cuándo empiezan a ver  las  mamás con barriga, o que se empieza a preparar la habitación del bebé… cómo he dicho antes cada niño es distinto, pero llevarlo todo con naturalidad creo que ayuda bastante.

Cómo no quiero alargarme mucho, otro día os cuento cómo llevamos los primeros días con Gonzalo en casa.

¿Qué tal llevaron vuestros peques mayores la llegada del segundo?

 

33 comentarios en “Voy a ser hermano mayor

  1. Hola!!!!
    Los míos se llevan un año así que siempre tuve la sensación de que la mayor no lo notó demasiado, simplemente lo asumió.
    Nosotros desde el principio no se lo dijimos porque era muy bebé, se lo empezamos a decir cuando quedaban unos 3 o 4 meses, pero al adelantarse un mes y algo no sé si sería tiempo suficiente. Date cuenta que cuando empezamos a hablarle del bebé ella tenía 10 meses, creo que si le digo que voy a comprar un mono o a vivir en una nave espacial sería lo mismo.
    El caso es que a día de hoy es increíble porque son uña y carne, yo no pensé nunca que iban a ser tan afines y a hacer tantas cosas juntos porque yo les he dado mucha independencia e individualidad, pero han salido parecidos y ahí van.
    Yo creo que lo ideal, sin son un poco mayores para entender, es que vivan el proceso con los padres.
    La mía estuvo en la sala de ecografías, y le decíamos que era el hermanito y aplaudía pero claro, eran 10 u 11 meses, luego ni se acordaba.
    Un besín y vaya rollo te he soltado.

    • No lo he puesto pero Leo vino con nosotros a la primera revisión, en la que me confirmaron el embarazo pero vamos… él ni idea claro! jaja

      Yo creo que al ser tan pequeños lo asumen sin más, aunque hay niños que lo pasan fatal los pobrecillos

    • Es que no es fácil! piensa que de repente dónde tu eras el centro de atención ahora hay que repartir tiempo… pero bueno, lo importante es que ya lo tiene más que superado y ahora se llevan fenomenal 🙂

    • Al principio agobia la idea de tener dos y a día de hoy con casi 9 meses del pequeño seguimos muy atados, cuándo no es uno es otro, pero es genial de verdad.

  2. Jo yo me niego a que UBMF sea hijo único, pero creo que me voy a tener que ir haciendo a la idea!!!
    Por otro lado, a ver yo no tengo hermanos y siempre desee tener y UPMF que tiene dos más,es como si les sobrara, la relación no ha sido nunca idílica digamos.

    Me encanta la forma como afrontásteis la situación, sin duda fue la acertada.

    Besossssssss

    • Señorita no me gusta oírla hablar así, ya veremos si UBMF se queda como hijo único o no, y si se queda pues tampoco pasa nada! Es que yo tengo tres hermanos y les quiero mucho pero también es cierto que hay muchos hermanos que no tienen buena relación así que es casi mejor no tenerlos…

      Pero bueno, que ya iremos viendo eh?

  3. Pues es una alegría porque yo he escuchado casos en los que el mayor le tiraba cosas al bebé… y claro, imagínate si le da en la cabecita…
    Me alegro mucho, lo mejor, lo que dices: tratarlo con naturalidad, sin forzar, bien hecho!!!

    • Yo también he oído de todo, pero de momento no ha sido nuestro caso, los niños se adoran, es increíble lo bien que han conectado desde el principio.

    • Yo creo que es lo mejor, cuándo le quieran cantar a la barriga genial y cuándo no quieran saber nada pues también bien, pienso que si fuerzas las cosas es cuándo fallas.

  4. Mi bichilla aún vive libre de cargas como hija única, pero es verdad que me pasa como a ti y detesto eso de que por traer otro churumbel a casa ellos se vean obligados a crecer de golpe y lo que es peor, a perder todos sus privilegio. La gente parece que a veces lo hace con una crueldad desmedida. No dejan de ser niños, casi bebés, pese a que los hermanitos sean más pequeños que ellos, y ns necesitan muchísimo en estas etapas con ese gran cambio que se produce en la familia.

    • Era uno de mis principales miedos, que hiciésemos a Leo mayor sin querer, que es mi bebé!!!
      Nos sigue necesitando muchísimo, necesita sus mimos, sus besos, que le cojas… él mismo dice que él es mayor y Gonzalo pequeñito, pero no por ello hemos dejado de prestarle la atención que necesitaba.

  5. Alejandra yo creo que no lo noto mucho porque era muy pequeña y además desde siempre le han encantado los bebés. Se llevan un año y medio pero Alejandra no tiene recuerdos de cuando no estaba Diego así que no saben rara el uno sin el otro.

    • Eso es lo que yo quería, que no tuviesen recuerdos el uno sin el otro, pero Leo tiene muchísima memoria! y se acuerda de cosas que han pasado hace más de un año el tío.

  6. Pues a mi me viene de perlas tu post, porque estamos justamente en ese punto! jejeje
    En nuestro caso hablamos delante de Redondo del bebé e inlcuso se lo comentamos a Redondo pero él no se entera.. no entiende aún el concepto de hermano. Alguna vez que le hemos preguntado si quiere tener un hermanito nos dice que sí, pero creo que es como si le preguntármaos si quiere un colacao, jejeje. Yo lo veo muy inmaduro todavía…

  7. Los míos se llevan 19 meses y la verdad es que Niño lo ha llevado siempre muy bien. Yo creo que él no recuerda su vida sin Niña en casa y siempre hemos agro tado el tema con mucha naturalidad como tú dices. Sí que tuvo una época en que se obsesionó con la teta (al final lo desteté) y también me pedía chupete (cuando nunca ha llevado) nunca se lo negué y ya dejó de pedirlo. Por lo demás no he notado demasiados cambios. Ahora Niña tiene 19 meses y Niño 3 años y ya empiezan a jugar más juntos, a ser cómplices, y es muy bonito. Sí que son unos años duros y es complicado pero creo que merece la pena!

    • Pero yo creo que entra dentro de la normalidad, a nosotros alguna vez también nos dice Leo deja a Gonzalo y juega conmigo, pero lo veo totalmente normal.

      Me alegra saber que ya juegan juntos, supongo que ahora es cuándo estaréis mas tranquilos

  8. Que bien lo has explicado todo, hija, como se te nota la experiencia! Yo creo q lo haré como tu. Con naturalidad y sin presionar.
    Por supuesto q un hermano es el mejor regalo que te hacen tus padres. Yo estoy encantada con los mios y quiero que Alvaro tb disfrute de esas sensaciones.
    Besitos

    • Pienso que es lo mejor, tampoco te creas que leí sobre el tema, hombre algo sí, pero al final opte por usar el sentido común, cuándo él quería hablábamos del bebé y cuándo no pues nada. Igual que ahora si él quiere jugar con Gonzalo perfecto, pero si prefiere estar a lo suyo yo no voy detrás diciéndole que le coja ni nada.

  9. Pues sí, nosotros igual… Se trata de hablarles del asunto pero sin incidir en el tema en exceso. De todas formas, con dos años como se llevan los tuyos y los míos (además creo recordar que Leo nació un día 1 como Alfonso, y Gonzalo un 22 como Rafa, vamos, que se llevan exactamente los mimos,jaja) tampoco son del todo conscientes del cambio. A mí ahora me preocupaba Alfonso, porque con 4 años sí q ha sido muy consciente de todo el proceso, y la verdad es que está feliz!!! Y rafa estas dos semanas genial, en la guarde nos han dicho q está mejor que nunca!!! asi que ya ves, con los niños nunca sabes,jajaj

    • No, se llevan un día más los míos Leo es del 1 y Gonzalo del 23 jaja.

      Me parece a mí que Rafa es un santo el pobre! Pues para que veas, cuándo todo el mundo espera que esté más rebelde, va él y les sorprende portándose mejor que nunca…

  10. pues sí, un libro de Teo de toda la vida. Yo sí que le hablo a la beba del bebé, y si le preguntas ella dice que lo lleva en su tripa. Pero si me ve sin camiseta dice “Tato” o “bebé”.
    De momento en casa no hemos hecho cambios en cuanto a habitaciones, y yo sigo jugando con ella, aunque intento no subirla y bajarla en brazos por las escaleras y el baño se lo da el papi para no estar ahí doblada. Espero que en estos meses que quedan acabe de entenderlo, con los libros, con juguetes… a ver que pasa!! besos!

  11. Qué a tiempo has escrito el post!! Nosotros desde que nos enteramos de que estabamos esperando otro bebe se lo hemos ido transmitiendo con calma, sin agobiarle. Pero creo que a dia de hoy, con el tripon que gasto aun no se entera mucho de lo que es en realidad. Le hablamos de la nena, me da besos en la tripa y la acaricia (cuando le apetece) le preguntamos por ella, por su nombre…y a veces quiere hablar de ello o a veces pasa y “habla” de otra cosa que le interesa mas. Nos pasa también como a Lydia de Padres en pañales, que si le prguntas dónde es´ta la nena de primeras te dice que en su barriga!! Lo del libro he pensado pedir a los reyes alguno relacionado con el tema, algun cuento que le guste y que le prepare para la recta final y la llegada de la Birkiki, a ver que tal lo lleva! Ojalá lo lleve de bien como Leo!!

    • Seguro que si ya verás!
      Otro día os cuento cómo fueron los primeros días con Gonzalo en casa.

      Y si no quiere hablar de la hermanita pues nada, no se habla, y cuándo quiera pues le habláis de ella, que él vaya marcando sus tiempos.

  12. Yo estuve preparando poco a poco a la mayor, le hacía partícipe de las cosas que íbamos preparando, y cuando nació, nos ayudaba. Igualmente le compramos un regalo que se suponía que le daba su hermana pequeña.

    • Si, nosotros también le compramos algo.

      Hay gente que parece que lo quiere oculta al hermano mayor, yo creo que es un error, poquito a poco se asimilan mejor las cosas 🙂

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: